Anuncio
Share
En Español

Columna: Le han dicho que nunca haga clic en enlaces sospechosos. La CFPB quiere que ignore ese consejo

Debt collection laws
Una propuesta de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor permitiría a los cobradores de deudas revelar los derechos de las personas a través de enlaces de texto o correo electrónico; a los consumidores cautelosos se les ha enseñado a nunca hacer clic.
(Getty Images)

No hacer clic en el enlace significaría que las personas nunca sabrán que tienen derecho a exigir pruebas de una obligación

Es posible que ya haya escuchado que la Oficina de Protección Financiera del Consumidor quiere permitir que los cobradores de deudas se comuniquen con usted tanto como lo deseen por mensaje de texto o correo electrónico.

Lo que quizás no sepa es que la propuesta del buró también incluye una disposición que cambiaría la forma en que los cobradores de deudas le informan sobre sus derechos, lo que les permite enviar un enlace a una página web en lugar de enviarle un resumen completo de las garantías.

Un tribunal federal de apelaciones dictaminó recientemente que esto no es lo suficientemente bueno: que enviar enlaces por mensaje de texto o correo electrónico no cumpliría con los requisitos de divulgación de la Ley de prácticas justas de cobro de deudas, que prohíbe a los cobradores acosar o engañar a los consumidores.

Dichos enlaces proporcionan “una vía digital para acceder a la información requerida”, concluyó el Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito. Esto no puede verse como una verdadera revelación de derechos “cuando simplemente proporciona un medio para acceder a ellos”.

Anuncio

Le pregunté a la CFPB qué planea hacer. ¿Cambiará su regla propuesta? ¿Llevará el asunto a la Corte Suprema de Estados Unidos?

Nadie me respondió.

El cambio de la regla destaca cómo la CFPB bajo la Administración Trump se ha vuelto mucho más amigable con las empresas, incluso con industrias tradicionalmente desagradables, como los cobradores de deudas y los prestamistas sobre salarios, y menos ansioso por garantizar un trato justo a los consumidores.

Anuncio

¿Por qué la divulgación por enlace es una mala idea? Porque la Comisión Federal de Comercio y otras agencias gubernamentales han pasado años educando a los consumidores sobre los peligros de hacer clic en enlaces de fuentes desconocidas.

Dichos enlaces pueden provocar ataques de phishing o malware que se descargan en su computadora o dispositivo portátil. En el peor de los casos, un pirata informático podría cifrar todos sus datos y usted se vería obligado a pagar un rescate para recuperarlos.

Los cobradores de deudas, por lo tanto, podrían obtener una ventaja ya que muchos consumidores no harían clic en el enlace y, por lo tanto, permanecerían en la oscuridad sobre sus derechos.

“Harían una revelación, pero básicamente la enviarían a vapor”, dijo Andrea Bopp Stark, abogada del Centro Nacional de Derecho del Consumidor. “Sería una revelación fantasma”.

La CFPB ha estado haciendo todo lo posible para minimizar el impacto de su enfoque más flexible para el cobro de deudas.

Como informé en junio, describe la medida simplemente como “la primera reglamentación propuesta para implementar los requisitos y prohibiciones aplicables a los cobradores de deudas en virtud de la Ley de prácticas justas de cobro de deudas desde que se aprobó en 1977".

Esa es una forma espectacularmente insípida de decir que los cobradores de deudas podrían inundar a los consumidores con un número ilimitado de mensajes de texto y correos electrónicos, siempre que los destinatarios no se excluyan de las comunicaciones electrónicas.

Y es posible que las personas no entiendan que tienen derecho a optar por no participar si no hacen clic en el enlace a sus garantías legales, lo que probablemente no harán porque la FTC, entre otros, les ha dicho que no lo hagan.

Anuncio

Eso significaría que nunca aprenderían que los cobradores de deudas no pueden llamarlo al trabajo si les dice que no lo hagan, o que no pueden llamar antes de las 8 a.m. o después de las 9 p.m.

No hacer clic en el enlace significaría que las personas nunca sabrán que tienen derecho a exigir pruebas de una obligación, y que tienen derecho a decirle al cobrador que deje de contactarlos.

Le pregunté al CFPB si su cambio de reglas pone a los consumidores en desventaja al reducir la probabilidad de que sean informados de sus derechos. De nuevo, nadie me respondió.

Stark, del Centro Nacional de Derecho del Consumidor, dijo que no hay duda de que la norma propuesta socavaría el requisito de divulgación aprobado por el Congreso hace más de cuatro décadas.

“Si las personas no hacen clic en el hipervínculo, y ya se les ha dicho que no lo hagan porque podría ser una estafa, no conocerán sus derechos”, dijo.

Peor aún, algunos consumidores pueden simplemente ignorar los mensajes de texto o correos electrónicos de los cobradores de deudas, creyendo, no sin razón, que son falsos.

Stark dijo que esto podría resultar en que los cobradores presenten demandas, reciban sentencias sumarias en los tribunales porque los consumidores no se defendieron y luego embargaron los salarios.

“Es asombroso”, dijo.

Anuncio

El CFPB es consciente del daño potencial a los consumidores. Si examina las más de 500 páginas de la regla propuesta, se encuentra con lo siguiente:

“Las agencias federales han aconsejado a los consumidores que no hagan clic en los hipervínculos proporcionados por remitentes desconocidos. ...Es probable que los consumidores sigan hábitos de navegación seguros y no hagan clic en un hipervínculo en una comunicación inicial de un cobrador de deudas desconocido”.

La oficina también reconoce que “recibir divulgaciones electrónicamente en lugar de por correo puede afectar la probabilidad de que los prestatarios noten y lean las divulgaciones”.

Sin embargo, a pesar de todo eso, “la oficina no cree que la comprensión del consumidor de un aviso electrónico sea diferente de un aviso en papel”.

A pesar de todas las apariencias de lo contrario.

¿Hay alguna ventaja en estos cambios? Claro, si eres un cobrador de deudas.

Además de la ventaja de tratar con consumidores menos informados, la CFPB dice que los recaudadores ahorrarán mucho de su propio dinero al tratar de librarse de usted y de mí.

La regla propuesta estima que los cobradores de deudas ahora gastan entre 50 y 80 centavos por cada una de sus aproximadamente 140 millones de comunicaciones enviadas por correo anualmente, “mientras que el costo marginal de enviar la misma comunicación por correo electrónico sería aproximadamente cero”.

No es sorprendente que la Asociación de los profesionales de crédito y cobranzas, también conocido como ACA International, piense que los cambios propuestos son bastante buenos.

El grupo de la industria dijo que “aplaude a la oficina por tratar de incorporar tecnología moderna de uso común y pautas más claras para su uso”.

Las partes interesadas, incluidos los consumidores, tienen hasta el 18 de septiembre para dar a conocer sus recomendaciones a la CFPB.

También puede hacerlo en línea en Regulations.gov o enviando un correo electrónico a 2019-NPRM-DebtCollection@cfpb.gov (asegúrese de incluir “Docket No. CFPB-2019-0022" en la línea de asunto).

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio