Anuncio
Share

El incendio Tenaja cerca de Murrieta se ha extendido a más de 1.400 acres; las cuadrillas se preparan para una ola de intenso calor

Un rápido incendio de maleza que estalló en las colinas cerca de Murrieta y forzó a miles de residentes a evacuar creció a 1.400 acres de la noche a la mañana, dijeron los funcionarios de bomberos del estado en la madrugada del jueves.

Más de 500 bomberos han sido asignados al incendio de Tenaja en el condado de Riverside, que inició alrededor de las 4 p.m. del miércoles cerca de las carreteras de Tenaja y Clinton Keith en un día marcado por las tormentas eléctricas en la región.

El incendio se extendió hasta el barrio Barranca del Cobre en Murrieta de la noche a la mañana, pero las cuadrillas pudieron detener las llamas antes de que las casas sufrieran daños, dijo el capitán Fernando Herrera, vocero del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

Anuncio

No se ha dañado ninguna estructura ni se ha informado de que haya habido heridos. La causa del incendio no ha sido determinada.

Las condiciones de humedad y el agua lanzada desde los helicópteros permitieron a los bomberos ganarle la batalla al incendio. Mientras los helicópteros combatían el fuego desde el cielo, las cuadrillas realizaban zanjas antes del incendio en un esfuerzo por ralentizar su movimiento.

En el lago Big Bear, las autoridades se preocupan por la posibilidad de un incendio forestal que recorra la ciudad balnearia y atrape a decenas de miles de personas.

“Eso nos dio una gran ventaja”, dijo Herrera sobre los esfuerzos del helicóptero. “Tuvimos éxito al menos en apagar las llamas más grandes. El fuego se ha empezado a controlar”.

Anuncio

Los bomberos calculaban la contención del incendio en un 7% para la madrugada del jueves.

Sin embargo, se espera que los bomberos se enfrenten hoy a vientos erráticos de hasta 20 mph y temperaturas por encima de los 90 grados. El calor podría secar aún más la maleza y los arbustos de la región, dijo Jimmy Taeger, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en San Diego.

Existe la posibilidad de que se vuelvan a producir lluvias y tormentas por la tarde, pero la probabilidad de que las tormentas afecten el área del incendio es baja, señaló Taeger.

“Mientras ese patrón meteorológico permanezca, significa que hay potencial para que el fuego explote de nuevo y gane velocidad”, dijo Herrera.

Anuncio

Gracias al invierno húmedo del sur de California, las montañas de Santa Mónica están vivas con una brillante phacelia púrpura y brillantes flores de lupino azul.

Cuatro helicópteros y al menos cuatro aviones cisterna han sido asignados para lanzar agua y retardantes de fuego en la zona. El terreno accidentado sigue siendo un desafío para las cuadrillas de bomberos, lo que significa que las autoridades dependerán en gran medida de los recursos aéreos, dijo Herrera.

Tenaja fire
Bomberos luchando contra el incendio de Tenaja para proteger casas al final de Single Oak Way en Murrieta
(Genaro Molina/Los Angeles Times)

En sólo unas horas el miércoles, el fuego había arrasado casi 1.000 acres en la zona no incorporada del condado de Riverside y comenzó su avance hacia el noreste, rumbo a Murrieta.

Anuncio

La velocidad del incendio y su proximidad a los hogares llevó a las autoridades a ordenar la evacuación de las casas a lo largo de La Cresta y Barranca del Cobre, así como del Centro de Visitantes de la Meseta de Santa Rosa en Clinton Keith Road. Las evacuaciones siguen en marcha para más de 400 hogares en la zona.

Los residentes de la comunidad de Bear Creek en Murrieta están siendo evacuados voluntariamente. Los campus del Distrito Escolar Unificado de Murrieta Valley permanecieron cerrados el jueves debido al incendio.

Tenaja fire
Un helicóptero arroja agua en el incendio de Tenaja, el jueves por la mañana en las colinas de Murrieta
(Irfan Khan/Los Angeles Times)

Por la noche, el fuego proyectaba un resplandor anaranjado en las laderas de las colinas por encima de las casas.

Anuncio

Beth Maranville, de 59 años, de Murrieta, estaba de pie cerca de una cresta en Oakhurst Estates viendo cómo el fuego se acercaba a las casas. Maranville había observado el incendio cuando estaba más lejos cerca de La Cresta y se sorprendió de lo rápido que había avanzado a través de la maleza.

Alrededor de las 8 p.m., los agentes del orden público pasaron por el área y pidieron a Maranville y a otras personas que evacuaran voluntariamente, dijo.

“Las cosas no se ve bien, pero hemos rezado y vamos a confiar en Dios”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio