Anuncio
Share
California

Localizan en una auditoría casi 3.000 negocios ilegales de marihuana en California

Merchandise for sale at an illegal marijuana dispensary shut down in Wilmington earlier this year.
Mercancía a la venta en un dispensario ilegal de marihuana cerrado en Wilmington a principios de este año.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Las cifras son el último signo de la difícil implementación del mercado legal de...

El mercado negro de cannabis de California es por lo menos tres veces mayor que su industria regulada, según una auditoría hecha pública el miércoles, el último indicio de la continua lucha del estado para controlar una economía de marihuana que ha operado durante mucho tiempo en el limbo legal.

La auditoría, realizada por la United Cannabis Business Assn. encontró aproximadamente 2.835 dispensarios y servicios de entrega sin licencia que operan en California. En comparación, sólo 873 vendedores de marihuana en el estado tienen licencia, según la Oficina de Control de Cannabis.

Uno de los mayores problemas que enfrentarán las empresas, los reguladores y las autoridades vinculadas al cannabis en California una vez que las ventas de marihuana recreativa sean legales, el 1 de enero próximo, es qué hacer con todo el efectivo que, se espera, cambie de dueño.

Las cifras son el último signo de la difícil implementación del mercado legal de California, que prometía mejores regulaciones y control a partir de 2018. Los negocios legítimos de marihuana han criticado repetidamente a los líderes del estado y a las fuerzas de seguridad por no poner freno a los dispensarios y servicios de reparto sin licencia, que lo venden a un precio mucho más bajo, eludiendo los impuestos estatales y municipales sobre el cannabis.

Este año, una auditoría financiera respaldada por la industria proyectó que en 2019 se gastarán aproximadamente 8.700 millones de dólares en productos de cannabis no regulados en California, en comparación con sólo 3.100 millones de dólares gastados en marihuana vendido por empresas legales.

Anuncio

Unos meses después de que California legalizó el uso recreativo de la marihuana, Desert Hot Springs Inn en el Valle de Coachella comenzó a publicitarse como un sitio amigable al uso de cannabis, un lugar donde los huéspedes pueden fumar junto a la piscina o inhalar un vaporizador en las habitaciones.

Las autoridades también han advertido que los productos de cannabis vendidos en el mercado ilegal pueden plantear riesgos para la salud porque la mercancía comestible, los cigarros vaporizadores y las flores en los estantes de las tiendas ilícitas no han sido sometidos a pruebas estatales.

Desde junio, el Departamento de Salud Pública de California ha relacionado más de 60 casos de enfermedad pulmonar aguda con pacientes que recientemente habían usado vaporizadores, y advirtió que muchas de esas personas habían comprado recientemente productos en tiendas sin licencia.

La UCBA, una asociación comercial que representa a propietarios de dispensarios, cultivadores y otros negocios de marihuana con licencia en el estado, llevó a cabo su auditoría revisando el popular y controvertido sitio web Weedmaps, que funciona como un servicio similar a Yelp para los dispensarios y productos de cannabis.

Anuncio

El mercado legal de cannabis de California está en camino de alcanzar un récord de 3.100 millones de dólares en ventas, pero el mercado negro es más del doble de grande.

Lawrence Mansour, director de tecnología de APOP Media, un miembro de la UCBA que se dedica a la publicidad del cannabis, dijo que calculó la estimación de operadores ilegales mediante la compilación de una base de datos de Weedmaps. Mansour aseguró que encontró 3.757 listados, un número mucho más alto que la lista total de vendedores de marihuana aprobados registrados en el estado.

Cualquier intento de cuantificar el número de vendedores de cannabis sin licencia en el estado sería una estimación aproximada. La Oficina de Control de Cannabis no rastrea tales datos, y hay negocios ilegales de marihuana en California que no se anuncian en Weedmaps.

La UCBA presentó los hallazgos de la auditoría en una carta al gobernador Gavin Newsom y a la agencia de cannabis el miércoles y pidió que se tomen medidas enérgicas contra esos establecimientos, que muchos en la industria de la marihuana han criticado por ampliar el alcance de los vendedores ilegales.

“Cada día que Weedmaps continúa anunciando a los minoristas sin licencia, pone en riesgo a los consumidores y suprime el crecimiento y la existencia misma del mercado legal”, dice la carta. “Los operadores sin licencia en Weedmaps no pagan impuestos o el costo de cumplir con las regulaciones locales y estatales, no siguen las protecciones requeridas para los empleados o consumidores y no permiten que los sindicatos organicen a los trabajadores, lo que a su vez les posibilita el cobrar una fracción del costo”.

A Los Angeles Department of Water and Power worker shuts off electricity to an illegal marijuana dispensary
Un trabajador del Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles desconecta la electricidad de un dispensario ilegal de marihuana este año.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

La asociación comercial también pidió al estado que imponga retroactivamente millones de dólares en multas a Weedmaps bajo el proyecto de ley de la Asamblea 97, legislación que fue aprobada en julio y que permite sanciones de 30.000 dólares por cada día que un minorista de cannabis opere sin licencia. Algunos han interpretado que la ley significa que Weedmaps también debe estar sujeto a esas multas por permitir que los dispensarios irregulares hagan publicidad sin tener licencia.

Alex Traverso, portavoz de la Oficina de Control de Cannabis, dijo que la agencia ha sido diligente en tratar de combatir el creciente mercado ilegal del estado.

Anuncio

“A la oficina le encantaría poder licenciar más locales de venta al por menor de cannabis en California”, dijo. “Desafortunadamente, hay una serie de factores que nos impiden hacerlo. No todo está bajo nuestro control. En lo que respecta a las actividades ilegales, la oficina continuará sus esfuerzos de aplicación de la ley y seguirá velando por la salud y el bienestar del público”.

La agencia dijo este año que había cumplido 19 órdenes de registro en dispensarios ilegales y se incautó un aproximado de 16.5 millones de dólares en productos de cannabis no regulados en los primeros seis meses del año. Ambas cifras fueron superiores a la totalidad de las medidas de aplicación adoptadas por el organismo en 2018.

La oficina de cannabis también envió una carta de cese y desistimiento a Weedmaps el año pasado, exigiendo que el sitio web dejara de trabajar con operadores sin licencia. Pero Weedmaps ha argumentado en el pasado que está protegido de tales órdenes bajo la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, que ha escudado a plataformas como Facebook y YouTube de la responsabilidad por el contenido que sus usuarios publican.

Sin embargo, a finales del mes pasado, Weedmaps dijo que dejaría de permitir que las empresas sin licencia se anunciaran en su plataforma, un anuncio que recibió una mezcla de elogios y escepticismo por parte de quienes consideran que el sitio web es la ruina de la legítima industria del cannabis de California.

En una declaración emitida el miércoles, la compañía dijo que además de exigir a los nuevos anunciantes que proporcionen un número de licencia estatal, los clientes también tendrán que proporcionar una identificación estatal. A pesar del esfuerzo, el director ejecutivo de Weedmaps, Chris Beals, dijo que el mercado negro de California no se reducirá realmente hasta que más municipios permitan la venta legal de cannabis.

Menos del 20% de las ciudades de California -89 de 482- permiten a las tiendas minoristas vender cannabis para uso recreativo. Aunque muchas ciudades grandes, como Los Ángeles, San Diego y San Francisco, permiten la venta de marihuana comercial, incluso esas ciudades han luchado para frenar el mercado negro.

Una auditoría del Times de Weedmaps de este año encontró por lo menos 220 dispensarios sin licencia en Los Ángeles. En comparación, la ciudad ha emitido sólo 187 licencias temporales para comercios legales.

En el Capitolio estatal, los legisladores también se vieron desanimados por los hallazgos de la auditoría.

Anuncio

“California no está facilitando que las empresas se unan al mercado regulado”, dijo el asambleísta Tom Lackey (R-Palmdale). “Ahora mismo hay más incentivos para ser un dispensario ilegal que un dispensario con licencia”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio