Anuncio
Share
California

La tecnología ayuda a la detención de violador de niña de seis años de edad

sospechoso
Francisco Javier López, residente de Montebello, es arrestado tras DNA que arroja asalto sexual a menor.
(SAPD)

Por primera vez en el Condado de Orange, y la segunda vez en el estado, la tecnología mejorada de ADN ha llevado a la detención de un sospechoso en un caso sin resolver.

Las autoridades pudieron vincular al acusado de violar a una niña de 6 años en el 2012, un caso que se había “enfriado” hasta que la tecnología avanzó.

Los científicos en el laboratorio de delitos del estado ahora pueden buscar conexiones de ADN con mujeres acusadas: hasta el año pasado, los marcadores familiares de ADN eran limitado a hombres acusados, lo que los llevó a principios de este año a un pariente cercano de 45 años de edad, Francisco Javier López.

La policía de Santa Ana comenzó la vigilancia de López, quien ahora estaba viviendo en Montebello. Los detectives lograron recuperar “evidencia descartada’’ que proporcionó a los investigadores con el ADN de López, de acuerdo al jefe de policía de Santa Ana, David Valentín.

Anuncio

Los Científicos del Laboratorio de Delitos del Condado de Orange desarrollaron una coincidencia del ADN de López con la evidencia recogida en el momento que la menor fue violada.

López, que está detenido sin derecho a fianza, está acusado de cinco cargos de actos lascivos con una menor, tres cargos de penetración sexual de una niña y una cuenta de cargos secuestro antes de cometer delito sexual.

También se enfrenta a acusaciones de mejora de sentencia por causar daños corporales sin posibilidad de libertad condicional si es declarado culpable de los cargos.

Anuncio

La niña fue secuestrada el 15 de julio de 2012 a plena luz del día mientras jugaba con un niño de cuatro años frente a un complejo de apartamentos en el 1400 cuadra de South Townsend Street entre las 6 p.m. y 6:30 p.m. en un domingo noche, dijo Valentín.

El sospechoso estacionó su auto, se acercó a la niña y le dijo: “Tengo algo para que le des a tu madre '', luego la agarró y se la llevó, dijo la policía.

El secuestrador condujo a un estacionamiento en el área, donde sexualmente agredió a la pequeña. Aproximadamente 90 minutos a dos horas después, la dejó abandonada en un barrio donde varias personas buscaban a la niña.

López vivía en el mismo complejo de apartamentos que la víctima, pero no parecía tener algún contacto con la niña o su familia antes del secuestro, de acuerdo a las autoridades.

La base de datos local de ADN del condado fue crítica para resolver el caso, ya que cuando la policía presentó pruebas de ADN de la escena del sistema estatal tres veces a lo largo de los años, no obtuvieron ningún resultado.

Sin embargo, una pariente de López fue declarada culpable de un delito no especificado en 2014 y su ADN fue ingresado en la base de datos del estado, dijo Spitzer.

El problema era que los científicos del estado hasta hace poco carecían de la tecnología que incluye búsquedas utilizables de mujeres acusadas.

Anuncio

Cuando se notificó a la policía acerca de una relación familiar cercana, dieron vuelta su atención a López.

Si el Condado de Orange no tuviera su propia base de datos de ADN, el crimen probablemente no habría sido resuelto, dijeron las autoridades.


Anuncio