Anuncio
Share

Para ICE, la normalidad es que nada es ‘normal’ en la era de Trump

Immigration and Customs Enforcement officials arrest a Mexican immigrant
En una redada de madrugada, los funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas arrestan a un inmigrante mexicano, sospechoso de estar en el país sin estatus legal. Funcionarios de inmigración afirmaron que el sospechoso había ingresado sin autorización al país varias veces después de ser deportado. (Irfan Khan / Los Angeles Times)
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) habían hecho su tarea antes de atrapar a su primer objetivo: se aprendieron bien las rutinas del hombre mexicano, de 65 años.

Aunque no estaban seguros de dónde vivía, sabían que casi todos los días, después de las 4 a.m., aparecía en la oscuridad, antes del amanecer, para revisar dos camiones que estacionaba en el centro de Los Ángeles.

Entonces, los agentes de ICE se sentaron en sus vehículos sin identificación, y esperaron. Alrededor de las 4:40 a.m., un hombre con una gorra de béisbol y jeans emergió de una calle cercana. “Está a punto de cruzar”, dijo uno, por radio. Momentos después, se movilizaron en cuatro vehículos con luces intermitentes y sorprendieron al hombre. Le palmearon la espalda, lo esposaron y, rápidamente y sin alardes, se lo llevaron.

Los oficiales de inmigración en los Estados Unidos operan bajo una regla de oro: mantenerse alejados de los ciudadanos estadounidenses.

Anuncio
Immigration and Customs Enforcement officials arrest a Mexican immigrant
Los funcionarios de ICE arrestan a un inmigrante mexicano, sospechoso de estar en el país sin estatus legal. El sujeto tiene múltiples condenas por conducir alcoholizado, y también fue condenado por asalto agravado con un arma mortal en 2003. (Irfan Khan / Los Angeles Times)
(Irfan Khan/Los Angeles Times)

El hombre fue detenido en agosto bajo sospecha de conducir alcoholizado. ICE había emitido una orden de arresto para que pudiera ser retenido y entregado, pero el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) la ignoró, afirmó David Marin, director de operaciones de ejecución y deportación de ICE en Los Ángeles. El individuo había sido repatriado al menos tres veces antes, según la agencia, incluso, también fue arrestado en el pasado, hace más de una década por una agresión, lo cual resultó en prisión.

Los estadounidenses tienen opiniones muy divergentes acerca de ICE. Algunos apoyan la represión controvertida de la agencia contra la inmigración ilegal. Otros, enojados por las tácticas -que consideran excesivas e incluso inconstitucionales- quieren la eliminación de la agencia.

Anuncio

Las operaciones de ICE a gran escala, como la reciente en una planta procesadora de carne en Mississippi, donde 680 trabajadores fueron detenidos, se han convertido en una especie de teatro callejero o de telerealidad, que dramatiza el alto riesgo involucrado. Pero arrestos como el del ciudadano mexicano, el mes pasado, son el pan de cada día en las acciones de control de ICE, consideró Marin. “Esto no es nada especial”, aseguró. “Nuestro personal hace esto a diario. Ese es su trabajo”.

Las cifras confirman que las deportaciones y repatriaciones resultantes de operaciones como estas han descendido durante la presidencia de Trump en comparación con la era de Obama, a pesar de la retórica y las políticas de no tomar prisioneros de la administración actual.

David Marin, director de operaciones de control y deportación, discute los planes de incursión con su equipo antes de salir a detener a fugitivos que tienen órdenes finales de deportación. (Irfan Khan / Los Angeles Times)
(Irfan Khan/Los Angeles Times)

La administración Trump va camino de repatriar aproximadamente un 8% más de extranjeros en el año fiscal 2019 que el presidente Obama durante su último año en el cargo, según datos de ICE.

Anuncio

Pero durante el apogeo de las deportaciones con Obama, en 2012, los funcionarios de inmigración retiraron a 409.849 extranjeros. En comparación, el máximo de remociones de Trump ocurrió este año, con 257.000 al 21 de septiembre, unos días antes del cierre de este año fiscal.

Latino quemado con ácido mientras le dicen que vuelva a su país

Parte de la disminución en las deportaciones puede atribuirse a una menor cooperación de las fuerzas del orden locales, consideró Louis DeSipio, profesor de ciencias políticas en la Universidad de California en Irvine.

Muchas agencias policiales locales, particularmente en estados progresistas como California, ya no colaboran con ICE de la misma manera que lo hicieron durante el gobierno de Obama, afirmó. Eso ha dificultado que las autoridades federales detengan a algunos inmigrantes.

Anuncio

Los funcionarios de ICE son tan difamados ahora que Homeland Security Investigations, una rama dentro de la agencia que se enfoca en combatir la actividad criminal transfronteriza -postulada como el brazo de investigación del Departamento de Seguridad Nacional- ha intentado disociarse de la entidad.

ICE decidido a demonizar santuarios para inmigrantes como amenaza a la seguridad

Todos los días, aproximadamente 100 equipos de operaciones de fugitivos de ICE se despliegan en todo el país. En el sur de California, 12 grupos salen a la calle todos los días en siete condados, desde Los Ángeles hasta San Luis Obispo. El área abarca 19.000 millas cuadradas y aloja a 19.6 millones de habitantes. “Hablamos de 75 hombres para cubrir toda esa zona”, consideró Marin. “Dispongo de un número limitado de oficiales”.

El primer equipo de operaciones fugitivas se lanzó en Los Ángeles en 1996, y la actividad se expandió desde allí, informó Marin, quien comenzó a trabajar en 1995 con lo que entonces se llamaba el Servicio de Inmigración y Naturalización. “Como alguien que ha hecho esto durante 24 años y que ha pasado por numerosas administraciones, sigo haciendo mi trabajo”, remarcó. “Las políticas y prioridades siempre cambiaron, pero las leyes nunca cambian”.

Anuncio
Immigration and Customs Enforcement officials raid a van
En una redada a altas horas de la noche, funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas allanaron una camioneta y arrestaron a un individuo sospechoso de estar en el país sin estatus legal. (Irfan Khan / Los Angeles Times)
(Irfan Khan/Los Angeles Times)

Las operaciones fugitivas de ICE apuntan a inmigrantes específicos, sospechosos de vivir en el país sin estatus legal. Cada objetivo es vigilado varios días antes de que los agentes lo detengan.

A pesar del discurso que emana de la Casa Blanca y la reacción que inevitablemente sigue a este, Marin insiste en que las redadas específicas de ICE no difieren en tamaño o alcance de las operaciones que se realizaban en años anteriores, con otros gobiernos, tanto republicanos como demócratas. “La inmigración siempre ha sido política, ¿verdad? He visto el péndulo balancearse hacia ambos lados, pero en los últimos años... parece que se ha vuelto mucho más controvertida”, reflexionó Marin.

Durante los últimos años, ICE ha despertado una condena generalizada por su papel en las duras políticas de inmigración de la administración Trump. La indignación es tal, que se trata actualmente de la agencia federal menos popular en Estados Unidos, según una encuesta del Centro de Investigación Pew publicada el mes pasado. Se estima que el 54% de las personas considera a ICE desfavorablemente, y el 42% estima sus tareas de forma positiva.

Anuncio

Aunque Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos es la agencia responsable de implementar la política fronteriza de Trump, el público no distingue necesariamente entre ambas entidades.

Los manifestantes han protestado en todo Estados Unidos, exigiendo que se elimine ICE, pedidos reiterados también por varios políticos de izquierda. En todo el país se han visto pancartas con la frase “ABOLIR ICE” sobre pasos elevados de autopistas y otros sitios conocidos.

En julio, un hombre de 69 años armado con un rifle atacó el Centro de Detención Tacoma Northwest, en Washington, arrojando material incendiario a la cárcel de inmigración.

El año pasado, entró en vigor la ley ‘santuario’ de California, el Proyecto de Ley 54 del Senado, que protege a los inmigrantes en el país sin estatus legal.

Anuncio

LAPD dejó de participar en operaciones conjuntas con ICE que implican directamente el control de la inmigración civil. El departamento ya no transfiere a la custodia de ICE a personas con ciertas condenas penales menores.

La policía de Los Ángeles generalmente también ignora las solicitudes de ICE de notificar a la agencia cuando un inmigrante es liberado. Muchos de estos individuos terminan en la lista de objetivos de los equipos de operativos contra fugitivos.

La mayoría de los objetivos son arrestados bajo sospecha o condenados por conducir alcoholizados (DUI, por sus siglas en inglés). Pero muchos otros son blanco de delitos relativamente menores y no violentos, como múltiples reingresos ilegales a EE.UU. Entrar al país sin permiso es un delito menor, pero puede convertirse en un delito federal después de una deportación.

Ese era el caso del segundo objetivo de los agentes, un hombre mexicano desamparado, en el sur de Los Ángeles. El sujeto, de 43 años, vivía en una camioneta aparcada en el estacionamiento de un mercado Food 4 Less y había sido deportado de Estados Unidos tres veces. Tuvo múltiples condenas por DUI, la más reciente de ellas en febrero pasado. LAPD ignoró al menos una orden de arresto de ICE para el hombre, expuso Marin. La cárcel del condado de Los Ángeles también desestimó un mandato.

Anuncio

Alrededor de las 5:30 a.m., los agentes golpearon la ventana de la camioneta. “Abre la puerta. Policía”, gritó uno.

Adormilado, el hombre entreabrió los ojos y bajó la ventanilla.

"¿Cómo te llamas?”, le preguntó otro funcionario, en español. "¿Cuál es tu nombre completo?”

Un poco tambaleante, con su rostro empapado de sudor, el hombre salió de la camioneta. El personal de ICE lo revisó, esposó y lo trasladaron. El operativo demoró menos de 10 minutos.

Anuncio

Marin explicó que la mayoría de los arrestos ocurren pacíficamente, pero un número creciente involucra objetivos que se defienden o intentan escapar. En algunos casos, dijo, los vecinos de los arrestados, enfurecidos, se enfrentan a los funcionarios de ICE. “En los últimos años algunas personas se han resistido activamente, algo que nunca antes había ocurrido”, comentó. “La gente está un poco más desafiante”.

Cuando Marin comenzó a trabajar, como un joven agente de inmigración, él y sus compañeros solían subirse a una camioneta, detenerse en un punto de encuentro de jornaleros y detener a 50 personas, si sospechaban que estaban en el país sin autorización, comentó. “Los procesábamos y los dejábamos ir, y yo volvía a arrestar al mismo tipo dos o tres semanas más tarde. No era un uso efectivo de nuestros recursos. Ya no lo hacemos, no sólo porque no tenemos los recursos, sino porque, aún más importante, no es efectivo”, remarcó. “Estas son operaciones de aplicación selectiva”.

De pie en el estacionamiento de Food 4 Less, rodeado de agentes con chalecos identificados como de ICE y POLICÍA, Marin aseguró que no se sorprendería si alguien entrara a las redes sociales e hiciera correr la noticia: “ICE está allanando un Food 4 Less”.

Se ha vuelto cada vez más difícil distinguir entre realidad y ficción, particularmente en las comunidades de inmigrantes de la región, donde la información falsa sobre “redadas” se propaga rápidamente, causando temor innecesario.

Anuncio

Aunque Marin y otros funcionarios de la agencia expresaron que buscan a inmigrantes con antecedentes criminales o con expulsiones reiteradas del país, Trump a menudo ha condenado y agrupado en sus dichos a todos los inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo. El primer mandatario también ha informado de las operaciones de ICE, y la postura firme de sus tuits sobre inmigración podría haber dificultado el accionar de la agencia, consideran los expertos.

A una cuadra del supermercado, los agentes esperaron durante más de media hora a su tercer objetivo: Osman Danilo Calderón, un salvadoreño de 34 años.

El padre de tres niños había cruzado clandestinamente a Estados Unidos en dos oportunidades. Su segunda deportación ocurrió en 2009, luego de una condena por conducir alcoholizado. El sujeto había evitado los problemas con la ley durante casi una década, pero luego, en marzo y junio de 2018, fue arrestado bajo sospecha de DUI, según registros de ICE.

La policía de Los Ángeles y los funcionarios carcelarios del condado de L.A. ignoraron las órdenes de detención emitidas por ICE para Calderón, remarcó Marin.

Anuncio

El inmigrante, que pinta casas para ganarse la vida, manifestó que estaba en los últimos meses de un programa de sobriedad cuando los funcionarios de ICE lo atraparon. Calderón frunció los labios, se frotó el cuello y trató de contener las lágrimas cuando habló con su suegra por teléfono. “Oh, por el amor de Dios. ¿Qué vamos a hacer?”, le preguntó la mujer.

“Por favor, no se lo digas a los niños”, respondió él. “Por favor, llama a un abogado”.

Después del llamado, trató de ordenar sus pensamientos.

Salvadoran national detained by Immigration and Customs Enforcement officials
Osman Danilo Calderón, un ciudadano salvadoreño de 34 años, es detenido por funcionarios de Inmigración y Control de Aduanas después de salir de su casa para trabajar, antes del amanecer. (Irfan Khan / Los Angeles Times)
(Irfan Khan/Los Angeles Times)

Anuncio

“Estoy molesto conmigo”, dijo. “Esto es mi culpa”.

Osman Danilo Calderón, un salvadoreño de 34 años de edad, es detenido por agentes de ICE. (Irfan Khan/Los Angeles Times)
(Irfan Khan/Los Angeles Times)

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio