Anuncio
Share
California

Instan a conductores a tocar el claxon en apoyo al programa Daca y beneficiarios en la cuerda floja

dreamers
Es probable que el tribunal dicte un fallo antes de junio de 2020.
(AP)

Activistas pro-inmigrantes alienta a los conductores de todo California a tocar la bocina de su auto para mostrar su apoyo al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca), que se discutirá el martes 12 de noviembre en la corte.

Los manifestantes empezaron a exhibir pancartas a mediados de septiembre en docenas de autopistas, carreteras y planteles universitarios de California, donde se lee: “Levántate para Daca. El hogar está aquí".

Para miles de jóvenes, hombres y mujeres indocumentados, la orden de un juez en enero equivale a un aplazamiento, una oportunidad de renovar sus protección legal después de la decisión del presidente Trump, en 2017, de terminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Este esfuerzo es parte de la campaña “Rise up for DACA”, para defender el programa mientras enfrenta su mayor desafío en la Corte Suprema.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (Chirla), Consejo de Federaciones Mexicanas (Cofem), Center for Community Change, Dream Resource Center, Korean Resource Center, Loyola Law School e Inland Empire Immigrant Youth Collective, entre otras organizaciones, promueven el movimiento mientras alientan a los participantes a renovar sus permisos antes del 12 de noviembre, cuando la Corte Suprema escuchará argumentos en casos consolidados desafiando la decisión de Trump.

Anuncio

Es probable que el tribunal dicte un fallo antes de junio de 2020.

Los agentes federales hacen pública una carta donde culpan a los activistas pro-inmigrantes de difundir noticias falsas en la comunidad y alentar el mal comportamiento entre las personas indocumentadas detenidas.

Se espera que la Corte Suprema escuche argumentos sobre el intento de la administración Trump de poner fin al programa, que desencadenó una serie de demandas y deja a unos 800.000 jóvenes al borde de la deportación.

“Durante los últimos siete años, Daca ha sido un programa increíblemente exitoso, brindando protección temporal contra la deportación y tranquilidad a casi 800.000 jóvenes que han vivido en Estados Unidos durante la mayor parte de sus vidas”, dice Karen Tumlin, gerente de la campaña y fundadora del Centro de Acción de Justicia.

Anuncio

“Estos ‘dreamers’ son parte de la estructura de nuestro país, pero su futuro una vez más pende de un hilo cuando Daca se dirige a la Corte Suprema”, sostiene.

Al juicio de la activista, “terminar con Daca fue inmoral e ilegal, como lo han encontrado múltiples tribunales en todo el país. Continuaremos luchando por los beneficiarios de Daca y sus familias cuyo hogar está aquí, en Estados Unidos”.

Angálica Salas, directora ejecutiva de Chirla, señala que ha habido momentos clave en la historia de la nación cuando los corazones y mentes se unen para formar una unión fuerte.

“Uno de esos momentos fue el comienzo de Daca, que dio la bienvenida a tantos estadounidenses en espera en esta sociedad. Pero, algunos momentos clave pueden significar peligro, especialmente si reinan el miedo y el odio. Este es uno de esos momentos, y nos es imperativo defender el progreso que hemos logrado. Es por eso que juntos, como movimiento y sociedad, nos estamos levantando por Daca”, dice la activista.

Cristina Jiménez, directora ejecutiva y co-fundadora de United We Dream, agrega: “Seremos ruidosos y no nos arrepentiremos de nuestras esperanzas, sueños y lucha por la justicia, mientras la misión personal de Trump de detener y deportar a tantas personas como sea posible no nos asustará”.

La activista enfatiza que los jóvenes inmigrantes no son moneda de cambio y la Corte Suprema tampoco debe ser una herramienta para su agenda de deportación masiva.


Anuncio