Anuncio
Share
California

Hay demanda de trabajadores vocacionales, pero muchos jóvenes prefieren salarios mínimos

trabajos
Más de la mitad admitió que no conocen las escuelas de comercio en su comunidad.
(AP)

En Estados Unidos existe tal estigma en torno a las carreras vocacionales que los jóvenes prefieren trabajar en una cafetería que en un comercio bien remunerado. Ese es el hallazgo alarmante de una nueva encuesta que revela una falta de conocimiento y estereotipos negativos en torno a las escuelas vocacionales.

Ángel Dueñas, de 21 años de edad, prefiere trabajar en un restaurante de comida rápida que buscar una carrera corta que le pueda dar más dinero.

“Primeramente estoy pensando que un trabajo de restaurante, por ejemplo, es pasajero. En realidad quiero ir a la universidad, pero los gastos son muchos y tengo que ahorrar”, dice Dueñas.

“Además, muchos amigos que hicieron carreras cortas terminaron gastando el dinero en la escuela vocacional y trabajando en algo más”, agrega enfatizando que esos trabajos son vistos como “anticuados”.

Anuncio

Incluso frente a las crecientes tasas de matrícula que pueden agobiar a los estudiantes con años de deuda, muchas personas creen que graduarse de una universidad de cuatro años es su única forma de tener un futuro exitoso.

La percepción general de la escuela de comercio ignora los beneficios, como una menor deuda estudiantil y una entrada más rápida en la fuerza laboral que la ruta universitaria de cuatro años, de acuerdo con el informe de Metal Supermarkets, un negocio internacional proveedor de metales.

“A pesar de las crecientes deudas de préstamos estudiantiles y la progresiva demanda mundial de puestos de trabajo calificados con gran seguridad laboral, la mayoría de los jóvenes todavía creen que asistir a la universidad tradicional es la única ruta hacia un futuro exitoso”, dice Stephen Schober, presidente y director ejecutivo de Metal Supermarkets.

A sus 29 años de edad, Iliana Martínez probó por primera vez el téjate, una bebida ancestral proveniente de Oaxaca, México, que está hecha a base de maíz y cacao.

“Lo que no parecen saber es que asistir a una escuela de oficios es una excelente opción para los estudiantes que desean aprender un oficio, ingresar a la fuerza laboral antes que otros y tener menos deudas estudiantiles. También es un camino hacia una gran carrera y una profesión potencialmente bien remunerada”, agrega Schober.

Anuncio

La encuesta realizada a más de 500 hombres y mujeres, de entre 18 y 24 años, mostró que muchos jóvenes no consideran seriamente la posibilidad de inscribirse en una escuela de oficios como un camino para conseguir un trabajo estable y bien remunerado.

Asimismo, revela que no parecen ser conscientes de la gran demanda de puestos comerciales calificados, que pueden pagar bastante bien.

• Más de la mitad (56%) dice que no está, o nunca estuvo interesado, en ir a la escuela de comercio. ¿Por qué no hay interés? - Dos de cada tres (66%) dijeron que no sabían lo suficiente sobre las escuelas de profesiones.

• Más de la mitad (62%) dijo que no aprendió sobre las opciones de escuelas de comercio en la secundaria, y más de dos tercios (68%) señaló que las escuelas de comercio nunca fueron discutidas por su consejero vocacional.

• Más de la mitad (58%) admitió que no conocen las escuelas de comercio en su comunidad.

A poco tiempo de su lanzamiento, la campaña “Igualdad no puede esperar”, de la filántropa Melinda Gates, ha acaparado la atención de miles de seguidores en las redes sociales, especialmente en el Día de la Igualdad de las Mujeres.

• ¿Qué elegirían si se trata de hacer macchiatos o metal? Sorprendentemente, la mitad dijo que preferiría trabajar en una cafetería como barista que como soldador, a pesar de que los trabajos de soldador mejor remunerados pueden pagar más de $100.000 al año.

Escuela de comercio, estigma y estereotipos

• Casi 3 de cada 4 encuestados (73%) dijeron que la universidad tradicional te ofrece un futuro mejor que la escuela de comercio.

Anuncio

• Una cuarta parte de los encuestados (25%) sintió que los estudiantes que asistieron a escuelas de comercio no eran tan inteligentes como los que fueron a la universidad tradicional, y creen que las personas que estudiaron en esas escuelas no estaban tan motivadas como los graduados universitarios de cuatro años.

• Más de la mitad de los encuestados (55%) cree que las personas con trabajos de oficina ganan más respeto que aquellos que trabajan con sus manos.

“Necesitamos crear conciencia sobre las increíbles oportunidades que existen en los oficios. Necesitamos llenar la creciente escasez de trabajadores calificados en Estados Unidos y hacerles saber a los estudiantes que no tienen que ahogarse en la deuda de préstamos estudiantiles al asistir a una universidad tradicional. Esperamos ver a más estudiantes considerando escuelas de comercio y las carreras gratificantes que ofrecen”, dice Schober.

La falta de conocimiento sobre las escuelas y carreras profesionales va en contra del clima laboral actual, según el experto.

El Departamento de Educación de Estados Unidos está de acuerdo en que las personas con educación comercial y técnica tienen en realidad un poco más de probabilidades de ser empleados.


Anuncio