Anuncio
Share
California

Más de 400 estudiantes de Medicina de UCLA obtienen educación gratuita gracias a una gran donación

Gene Block, David Geffen
El canciller de UCLA, Gene Block, a la izquierda, entrega un premio a David Geffen en 2014. Geffen ha donado más de $400 millones a la universidad, principalmente para la escuela de medicina.
(Imeh Akpanudosen / Getty Images)

Una donación de 46 millones de dólares del multimillonario del entretenimiento David Geffen significa que 414 estudiantes de medicina están recibiendo becas completas

La escuela de medicina había endeudado a Allen Rodríguez incluso antes de ser aceptado.

Las pruebas, las solicitudes y las entrevistas le costaron a Rodríguez miles de dólares que todavía está pagando en sus tarjetas de crédito. Por lo tanto, fue un alivio, y un factor decisivo, cuando su aceptación a la facultad de medicina de UCLA en 2014 llegó con más buenas noticias: una beca completa, financiada por un donativo de $100 millones de dólares del multimillonario David Geffen.

La Facultad de Medicina David Geffen de UCLA anunció que el cofundador de DreamWorks, quien le dio a la escuela $100 millones en 2012, ha donado $46 millones adicionales para continuar financiando becas basadas en méritos para que los estudiantes de medicina no tengan que asumir cargas pesadas por sus deudas. Sus donaciones a UCLA totalizaron casi medio billón de dólares en las últimas dos décadas, en gran parte a la escuela de medicina.

Rectores de Berkeley y Santa Cruz dicen que el SAT y el ACT no deberían ser requeridos para la admisión al primer sistema de universidades públicas de California.

Las becas cubren la matrícula y los gastos, y los estudiantes reciben información sobre el premio cuando son aceptados en la escuela de medicina. La escuela espera que los $146 millones financiarán 414 becas, del 20% al 30% de cada generación durante una década, que terminará con la clase de 2026.

Anuncio

Para Rodríguez, la beca significaba poder concentrar su tiempo en la escuela de medicina para encontrar “lo que me hará feliz, no necesariamente lo que me hará ganar dinero”, aunque se da cuenta de que ganará más de lo que sus padres obtuvieron independientemente de la especialidad que haya elegido.

El médico de 32 años, que se graduó el año pasado, está en su segundo año de residencia en Scripps Mercy San Diego, en un programa de medicina familiar que ofrece capacitación para médicos en inglés y español.

El año pasado, el 75% de los graduados de las facultades de medicina de EE.UU habían acumulado una deuda que promediaba casi $200,000, según una encuesta de American Medical Colleges a graduados de 150 escuelas de medicina. Para los residentes de California, la matrícula y las tarifas sólo en el programa de cuatro años de UCLA cuestan más de $42,000 al año.

Rodríguez, sin la carga financiera de su educación, dijo, ayudó a recaudar fondos para financiar becas para estudiantes indocumentados de medicina en UCLA y abogó por cambios en las políticas estatales que harían que los alumnos de medicina indocumentados fueran elegibles para la condonación de préstamos.

Anuncio

Sin embargo, todavía tiene algunas deudas: alrededor de $20.000 de sus años de pregrado en UC Berkeley, más unos $10.000 de adeudo en tarjetas de crédito y préstamos acumulados principalmente por la solicitud a la escuela de medicina y los programas de residencia.

“Se necesita tanto dinero y tiempo para aplicar que muchas personas se quedan fuera”, dijo Rodríguez. Los estudiantes de medicina tienden a contar con padres de ingresos más altos, por ende con más probabilidades de tener títulos universitarios, según las encuestas de Assn. of American Medical Colleges.

Los padres de Rodríguez no asistieron a la universidad. Ahora jubilada, su madre era propietaria de una empresa de letreros y su padre pasó de un trabajo de almacén a la gerencia media en Raytheon Co. Tenían algunos ahorros para ayudar a financiar la universidad, pero Rodríguez y sus tres hermanos estaban en gran parte solos. Él cree que diversas experiencias de vida, como su ayuda, crean una fuerza laboral que puede comprender y tratar mejor las necesidades de los pacientes.

“El programa Geffen Scholars cambia la vida de nuestros estudiantes y sus futuros pacientes”, dijo en un comunicado de prensa la Dra. Kelsey Martin, decana de la Facultad de Medicina de Geffen. “La generosidad del Sr. Geffen tiene notables efectos”.

Aunque muchos beneficiarios como Rodríguez necesitan la ayuda financiera, el regalo de Geffen podría ser más beneficioso socialmente si las becas se basaran en la necesidad y no en el mérito o si alentaron a los beneficiarios a tratar a las comunidades desatendidas por un período de tiempo, dijo Phil Buchanan, presidente de la organización sin fines de lucro. Center for Effective Philanthropy y autor del libro “Giving Done Right: Effective Philanthropy and Making Every Dollar Count”, que ofrece consejos sobre donaciones.

“Las presiones competitivas entre las instituciones de educación superior los han llevado a enfatizar la ayuda al mérito, porque están tratando de ganar una competencia entre ellos en lugar de pensar en lo que es mejor” para la sociedad desde un punto de vista de equidad y oportunidades, dijo Buchanan.

Geffen declinó hacer comentarios sobre la donación a través de un portavoz de la universidad. La escuela de medicina lleva su nombre después de una donación de $200 millones en 2002, y además de esta beca donó $100 millones en 2015 para comenzar una escuela privada destinada en parte a servir a los hijos de los miembros de la facultad de UCLA.

UCLA no es la única escuela que busca grandes donaciones para sus alumnos de medicina. El año pasado, la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York anunció que recaudaría $600 millones de dólares de donantes privados para cubrir la matrícula de todos los estudiantes.

Anuncio

La mayoría de los alumnos de medicina que son aceptados tienen de una a tres escuelas para elegir, dijo Geoffrey Young, director sénior de asuntos y programas estudiantiles para AAMC. Como ex miembro del comité de admisiones en tres escuelas, incluida la Facultad de Medicina de Georgia, dijo: “Si pudiéramos utilizar el dinero de las becas para atraer estudiantes a venir a esa escuela, lo haría. Eso es un mercado libre”.

Geffen tenía claro que quería utilizar becas basadas en el mérito para atraer a los mejores médicos potenciales a la escuela, dijo el Dr. John Mazziotta, vicerrector de Ciencias de la Salud de UCLA.

Otros alumnos tienen acceso a becas basadas en la necesidad, y Mazziotta señaló que su objetivo final es comenzar una donación que financie la escuela de medicina de UCLA para todos los estudiantes “por siempre”, un esfuerzo que costaría más de $1 mil millones, aseguró.

Rodríguez dijo que habría seguido la escuela de medicina aún sin la beca, pero probablemente no en UCLA. Podría haber encontrado un programa en una ciudad con un costo de vida más bajo, o elegido un programa de doctorado en medicina, que toma el doble de tiempo en completarse pero ofrece más fondos para los estudiantes.

Y aunque la medicina familiar se encuentra entre las especialidades menos lucrativas, Rodríguez siente que ha tomado la decisión correcta.

“Sólo quiero ir a donde la necesidad es alta y que mi trabajo haga la diferencia”, dijo, “al lugar donde si no estuviera allí, no sería tan bueno”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio