Anuncio
Share
California

Investigan a un oficial de LAPD que presuntamente acarició los senos de una mujer muerta

An LAPD officer was placed on leave after his body-worn video camera allegedly showed he fondled the breasts on a female corpse.
Un oficial de LAPD fue suspendido después de que su cámara de video corporal mostrara que, al parecer, tocó los senos de un cadáver femenino. (Bob Chamberlin / Los Angeles Times)
(Bob Chamberlin / Los Angeles Times)

Una cámara corporal de la policía de Los Ángeles grabó a un oficial acariciando los pechos de una mujer muerta

Un veterano oficial de policía de Los Ángeles está bajo investigación después de que su cámara corporal lo capturó, al parecer, acariciando los senos de una mujer muerta.

El oficial, asignado a la División Central del centro de la ciudad, fue suspendido una vez que los supervisores revisaron las imágenes durante una inspección aleatoria, afirmaron funcionarios de LAPD.

El incidente ocurrió cuando el oficial y su compañero respondieron a una llamada sobre una posible mujer muerta en una unidad residencial, indicaron las fuentes.

Una vez que los dos agentes determinaron el deceso, uno de ellos regresó a la patrulla para recuperar algo. Durante ese tiempo, el acusado apagó su cámara usada en el cuerpo y supuestamente acarició los senos de la mujer, informaron funcionarios de LAPD.

Anuncio

Aunque el oficial desactivó la cámara, una memoria de almacenamiento de dos minutos en el dispositivo capturó el incidente. El departamento también está investigando el historial laboral del oficial.

“Inmediatamente iniciamos una investigación administrativa cuando nos enteramos del hecho”, afirmó el portavoz jefe de la entidad, Josh Rubenstein, “y asignamos una suspensión al oficial”. El funcionario declinó hacer más comentarios.

El subdirector Robert Arcos calificó la grabación de “muy inquietante”.

La Liga de Protección de la Policía de Los Ángeles, el sindicato que representa a los oficiales de base, calificó las acusaciones de preocupantes.

Anuncio

“Si esta acusación es cierta, entonces el comportamiento exhibido por este agente no sólo es incorrecto, sino extremadamente turbadora, y no se alinea con los valores que nosotros, como oficiales de policía, apreciamos, entre ellos el respeto y la reverencia por un fallecido”, dijo el consejo de administración en un comunicado. “Este comportamiento no tiene lugar en la aplicación de la ley”.

Actualmente, cuando un oficial de LAPD enciende su cámara, automáticamente comienza a guardar video y audio desde dos minutos antes de la activación. No está claro por cuánto tiempo el oficial tocó a la fallecida, o qué lo instó a luego activar la cámara.

Los supervisores descubrieron el acto durante una inspección aleatoria de grabaciones.

El mes pasado, The Times informó que la policía de Los Ángeles comenzaría a revisar grabaciones aleatorias para asegurarse de que los oficiales sigan las pautas al tratar con el público.

El jefe Michel Moore llegó a un acuerdo con el sindicato, el mes pasado, para inspeccionar grabaciones de cámaras que no involucran arrestos o situaciones del uso de la fuerza.

Las inspecciones permitirán a los supervisores determinar si algunos oficiales necesitan capacitación o asesoramiento adicional para evitar casos de parcialidad, afirmó Moore a la Junta de Comisionados de Policía. Los supervisores llevan adelante la verificación para asegurarse de que los agentes no sean rudos y que expliquen sus acciones al detener a las personas, indicó.

Incluso antes del acuerdo, los líderes de la policía podían revisar grabaciones y disciplinar a los oficiales por mala conducta descubierta en video. Es común que los jefes revisen las grabaciones de los arrestos, cuando se usa la fuerza o en los casos en que el público presenta quejas contra los oficiales.

El Departamento de Policía de Los Ángeles comenzó a probar cámaras de uso corporal en el campo en 2014, y finalmente desplegó más de 7,000 de ellas. El departamento recolecta alrededor de 14.000 grabaciones por día y ha acumulado imágenes por un total de más de 2.1 millones de horas.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio