Anuncio
Share
California

Urgen vía de legalización para trabajadores agrícolas a través de proyecto de ley

agricolas

Ya en diciembre, la Cámara de Representantes aprobó la medida, pero muchos temen que se quede estancada tras los ataques de la administración.
(AP)

Activistas comunitarios, políticos e inclusive el clero urgen al Senado la aprobación de una medida que otorga la vía de la legalización para los trabajadores agrícolas.

Entre el apoyo más reciente se encuentra el de la Comisión de Migración y la Comisión de Justicia Doméstica y Desarrollo Humano de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), quienes instan a la aprobación de la a H.R.5038, la Ley de Modernización de la Fuerza de Trabajo Agrícola.

Esta legislación bipartidista, presentada el 30 de octubre de 2019 por el Representante Zoe Lofgren (D-CA) y varios patrocinadores republicanos y demócratas, crearía un programa de estatus legal ganado para los trabajadores agrícolas y mejoraría el sistema H-2A existente.

Ya en diciembre, la Cámara de Representantes aprobó la medida, pero muchos temen que se quede estancada en el Senado tras los ataques de la administración.

Anuncio

“Reconocer la dignidad del trabajo de los trabajadores agrícolas y sus familias es una preocupación central de la Iglesia Católica. En su encíclica de 1981, Laborem Exercems, el Papa Juan Pablo II habló de la importancia de los trabajadores agrícolas y la necesidad de proteger a los que trabajan en los campos”, sostien la carta de USCCB.

HR 5038 propone una forma significativa para que los trabajadores agrícolas migrantes obtengan un estatus legal a través del empleo agrícola continuo y las contribuciones a la economía agrícola del país.

También mejora las protecciones laborales al tiempo que produce la flexibilidad laboral que se necesita para ayudar a las industrias agrícolas.

HR 5038 crea programas de trabajadores más accesibles y predecibles al tiempo que garantiza más protecciones para los trabajadores, como mejorar la disponibilidad de viviendas para trabajadores agrícolas y proporcionar mejores protecciones de salud.

Anuncio

“Como está escrito actualmente, H.R.5038 es un paso en la dirección correcta y refleja un genuino compromiso bipartidista. Los alentamos a considerar copatrocinar esta versión actual del proyecto de ley y avanzar para ayudar a garantizar una fuerza laboral más estable para nuestra economía agrícola”, sostiene la carta firmada por el reverendo Joe Vásquez, Obispo de Austin y Presidente del Comité de Migración de USCCB.

Otros representantes de la iglesia como el reverendo Frank J. Dewane también firmaron la carta.

Por su parte, representantes políticos también empujan la legislación, uno de ellos es Raúl Ruiz, quien creció en el valle de Coachella cerca de los campos agrícolas donde trabajaban sus padres inmigrantes.

“He visto el arduo trabajo por el que pasaron mis padres y vecinos cuando eran niños”, sostiene el congresista demócrata. “La cantidad de trabajo que estas personas dedican a la industria agrícola para que Estados Unidos se beneficie y pueda comer, y ayudar a nuestra economía local, es increíble”.

Se estima que entre 1.2 y 1.75 millones de trabajadores agrícolas trabajan en los campos de Estados Unidos. Sin embargo, la Encuesta Nacional de Trabajadores Agrícolas del Departamento de Trabajo estima que el 48 por ciento de los trabajadores agrícolas son migrantes que carecen de autorización o estatus legal.

El H.R 5038, de la Representante Zoe Lofgren, atraviesa un extenso cabildeo para finalmente ser aprobado con todos los demócratas de la Cámara, incluido Ruiz, y aproximadamente una sexta parte de los republicanos de la Cámara votando a favor.

Este año, Chicago gana el título de ciudad acogedora con el primer lugar. Aunque San Diego fue número 15 y, Fremont, Riverside y Sacramento empataron en el número 20.
Anuncio

El permiso de empleo no sería beneficia fácil, los solicitantes deberían someterse a verificaciones de antecedentes, comprometerse a trabajar en la agricultura durante al menos ocho años y presentar impuestos, así como pagar una multa de 1,000 por cruzar sin autorización para ser elegible para las tarjetas verdes.

Si es aprobado por el Senado y firmado por el presidente, la legislación ordena al Departamento de Trabajo que también emita 20,000 visas H-2A adicionales para uso durante todo el año por hasta tres años. La mitad de las nuevas visas H-2A se destinarían a la industria láctea.

El representante Gilbert R. Cisneros, Jr. (D-CA-39) se dirige a los políticos diciéndoles que es su “responsabilidad presentar soluciones para abordar nuestro sistema de inmigración y brindar seguridad a las familias”.

“Esta legislación bipartidista garantiza que los trabajadores agrícolas y sus familias tengan un camino hacia la ciudadanía y nuestros agricultores y ganaderos continúen teniendo acceso a una fuerza laboral confiable y de alta calidad”, añade.

El representante Cisneros es veterano de la Marina y miembro del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes y del Comité de Asuntos de Veteranos de la Cámara de Representantes. El representante Cisneros introdujo el proyecto de ley de Libertad Condicional para Familias de Militares, que protegería de la deportación a los familiares indocumentados de los miembros de las Fuerzas Armadas y veteranos de los Estados Unidos y fue incluido en la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2020.


Anuncio