Anuncio
Share
California

Un jet de Delta que aterrizaba de emergencia en LAX, arrojó combustible en el patio de una escuela; paramédicos atienden a 17 niños

Park Avenue Elementary School in Cudahy
Vehículos de emergencia en Park Avenue Elementary School en Cudahy después de que un avión que regresaba al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles dejó caer lo que se cree es combustible en el patio de la escuela. (KTLA)
(KTLA)

Un avión que regresaba al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el martes por la mañana dejó caer lo que se cree es combustible para el motor en el patio de una escuela, afectando a varios estudiantes de la Elemental de Park Avenue en Cudahy, dijeron las autoridades.

El vuelo 89 de Delta había despegado del aeropuerto de Los Ángeles con 149 pasajeros a bordo y estaba en ruta hacia Shanghai cuando dio la vuelta y se dirigió de nuevo al aeropuerto de Los Ángeles.

“Poco después del despegue, el Vuelo 89 de LAX a Shangai experimentó un problema de motor que requirió que la aeronave regresara a LAX”, dijo el vocero de Delta, Adrian Gee. “La aeronave aterrizó de forma segura después de una liberación de combustible de emergencia para reducir el peso del aterrizaje”.

El Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles dijo que más de 70 bomberos y paramédicos están en la escuela evaluando a varios pacientes. Los Bomberos de la Ciudad de Los Ángeles también se encuentran en la escena.

Anuncio

El estudiante de sexto grado de Park Avenue Elementary School, Josué Burgos, estaba participando en educación física afuera cuando se sorprendió al sentir una sensación de lluvia. El niño de 11 años en la clase de Mariana de la Torre miró hacia arriba y vio aterrorizado un avión sobre su escuela.

“Pensamos que era lluvia, pero entonces nos dimos cuenta que estaba lanzando gas y todo el mundo empezó a correr”, dijo Burgos. “Fuimos al auditorio y supimos lo que había pasado, regresamos a la clase, nos quedamos una hora y luego nos retiramos a casa”.

Burgos dijo que el combustible manchó su suéter, camisa y pantalones cortos y el olor fue inmediatamente perceptible.

“Sí, olía mal”, dijo. “No era agua”.

Anuncio

Diecisiete niños y seis adultos se han quejado de lesiones menores, dijo el Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles.

El padre de familia Freddie Contreras vive como a una cuadra del campus cuando creyó ver un vidrio cayendo fuera de su apartamento.

Contreras salió corriendo del complejo y se encontró con un olor abrumador que emanaba no sólo del techo y el pavimento circundante, sino también de su Honda Civic blanco 2016, que se encontraba empapado en combustible.

“No entendía lo que tenía que hacer y tampoco lo que estaba pasando, pero sabía que era gas o algo tóxico”, dijo Contreras.

Mientras que el hijo de Contreras, Mateo, un alumno de primer grado de Park Avenue, salió ileso, su cuñada Yesenia Pantaja, que también vive en el complejo, se quejó de dolor de cabeza.

“Es el combustible”, dijo Contreras. “Quiero irme, pero no sé si puedo conducir mi coche. No sé si es seguro”.

El avión aterrizó a salvo en el aeropuerto de Los Ángeles poco después. Se pudo ver a la policía conduciendo detrás del avión con las sirenas encendidas mientras llegaba.

Autoridades de LAX no tuvieron inmediatamente más información disponible.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio