Anuncio
Share

El incendio de Thomas fue lo mejor que le pasó a Tommy el caballo

Anne Scioscia with her horse, Tommy
Anne Scioscia, esposa del ex manager de los Angels Mike Scioscia, con Tommy, en el hogar del caballo, en Moorpark, el 17 de diciembre pasado.
(Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Tommy el caballo estaba tan débil después del incendio de Thomas, que la adopción era incierta. Entonces conoció a Anne Scioscia.

El incendio de Thomas estalló a principios de diciembre de 2017. Para cuando logró contenerse, en enero, había quemado 281.893 acres en los condados de Ventura y Santa Bárbara. También había causado daños por $2.200 millones, obligado a más de 104.000 personas a evacuar sus hogares y movilizado a 8.500 bomberos, la fuerza más grande jamás vista en California.

Pero el incendio de Thomas fue lo mejor que le sucedió a Tommy.

Más de una semana después de que comenzó el fuego, el caballo fue encontrado cerca de Santa Paula, demacrado, sucio, chamuscado y sin ataduras a una persona o lugar. Apenas estaba vivo. Unos buenos samaritanos con un remolque lo llevaron a donde sabían que sería bienvenido y estaría seguro: la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Ventura en Ojai, un refugio de evacuación por desastres aprobado por los Servicios de Animales del condado.

Una organización sin fines de lucro no afiliada a la Sociedad Protectora de Animales de EE.UU, el sitio es un santuario para “refugio en libertad” en 4.4 acres, gran parte de ellos dedicados a una población de animales grandes que no se encuentra típicamente en áreas urbanas.

Anuncio

Hoy, tiene corrales permanentes y 100 establos, pero Greg Cooper, director de vínculo comunitario, afirmó que no había tales instalaciones permanentes cuando comenzó el incendio. El lugar había perdido electricidad durante la primera noche del siniestro, por lo cual el personal y los voluntarios trabajaron con los faros de los automóviles para erigir corrales temporales mientras los remolques trasladaban los caballos evacuados de las áreas afectadas.

Antes del incendio, el refugio albergaba 91 animales, en su mayoría perros y gatos. La población máxima por la evacuación llegó a 321, incluidos caballos, burros, alpacas, conejos, cabras, cerdos y serpientes. Todos, menos unos 10 perros y gatos callejeros, finalmente se reunieron con sus dueños.

Los 70 caballos protegidos en la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Ventura durante el fuego fueron reclamados por sus propietarios.

Todos menos uno: Tommy.

Suponiendo que estaba abandonado, Tommy recibió tratamiento médico por deshidratación y hambre, y para mejorar su cabello chamuscado y sus pezuñas descuidadas, que habían crecido por años. Cubierto de barro y cenizas, el caballo fue bañado y acicalado, y emergió como un caballo grande, hermoso y blanco. Un viejo caballo grande, hermoso y blanco. El animal tenía unos 25 años y estaba tan débil que un veterinario dijo que nunca debería volver a ser montado. Necesitaría atención médica por el resto de su vida y, como todos los equinos, alojamiento y comida, acicalado regular y herraduras nuevas.

El proceso de selección para adoptar cualquier caballo es riguroso: los propietarios deben tener suficiente espacio y finanzas para mantenerlos en buen estado de salud. Tommy era un caso aún más exigente, debido a su edad y a sus enfermedades médicas y dentales. La Sociedad Protectora de Animales del Condado de Ventura estaba preparada para cuidarlo por el resto de su vida.

Pero entonces Anne se encontró con él, y saltaron chispas -de las buenas-.

Anne Scioscia, Nance Tapley-Peck and Tommy
Tommy se aleja juguetonamente mientras la propietaria, Anne Scioscia, izquierda, y la entrenadora, Nancy Tapley-Peck, observan.
(Myung J. Chun / Los Angeles Times)

Anne Scioscia, una mujer amable y con un corazón del tamaño de un Clydesdale, adora los caballos. El amor humano de su vida es su esposo, Mike, antiguo manager de Los Angels, de Anaheim. Ambos viven en Westlake Village, donde Anne había leído sobre el rescate de Tommy en el Ventura County Star.

La mujer creció en Thousand Oaks, tuvo un caballo cuando era niña, y otro poco después de que naciera su primer hijo. Pero pronto, se dio cuenta, “tenía que elegir: el bebé o el caballo”.

Y ganó el bebé.

En el momento del incendio, los Scioscia tenían el nido vacío, y Anne, nuevamente, sentía un amor equino no correspondido. Visitó a Tommy en el refugio en febrero de 2018, pero luego se fue a Arizona para estar con Mike en el entrenamiento primaveral de los Angels. En su primer día de regreso, en abril, los Scioscia condujeron a Ojai para ver a Tommy. Después de que su condición se hizo evidente, algunos de los primeros adoptantes potenciales habían perdido interés. Así, a mediados de abril el animal era formalmente un Scioscia.

Tommy vive en Peck Farm, en Moorpark. La propietaria, Nancy Peck, ex jinete de ejercicios y entrenadora en el hipódromo de Santa Anita Park, le dijo a Anne que estaba lo suficientemente sano como para montar, lo cual hace varias veces por semana. Sentada regiamente sobre su caballo enorme y feliz, Anne es una figura pequeña y elegante. Mike, un antiguo receptor de los Dodgers, no es tan pequeño. Así que se contenta con verla montar y grabarla en video.

Anne llama a Tommy “‘corajudo’; miren lo que tuvo que hacer para sobrevivir”.

Mike lo llama “caro”.

Y si tuviera voz, como Mr. Ed, Tommy se llamaría a sí mismo “afortunado”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio