Anuncio
Share
California

El célebre constructor de túneles de El Chapo fue extraditado a San Diego

El lado de Tijuana de un túnel encontrado el 29 de noviembre de 2011 está vinculado con José Sánchez Villalobos, según las autoridades estadounidenses. Se trata de un pasaje de 600 yardas entre almacenes en San Diego y Tijuana, equipado con iluminación y ventilación.
El lado de Tijuana de un túnel encontrado el 29 de noviembre de 2011 está vinculado con José Sánchez Villalobos, según las autoridades estadounidenses. Se trata de un pasaje de 600 yardas entre almacenes en San Diego y Tijuana, equipado con iluminación y ventilación.
(Associated Press )

José Sánchez Villalobos se enfrenta a una acusación de 13 cargos después de haber sido encarcelado en México durante ocho años

El renombrado arquitecto de algunos de los sistemas de túneles más elaborados del cártel de drogas de Sinaloa fue extraditado silenciosamente a San Diego, ocho años después de su arresto en México.

Se alega que José Sánchez Villalobos, de 58 años, fue el miembro del cártel de más alto rango encargado de construir túneles transfronterizos y usarlos para contrabandear grandes cantidades de marihuana a Estados Unidos cuando fue acusado, en 2012, según documentos judiciales presentados en un tribunal federal de San Diego.

Al igual que con otras extradiciones recientes de sospechosos de cárteles de alto nivel, el proceso ocurrió con poca fanfarria. Fue transferido a agentes estadounidenses en un aeropuerto en Toluca, México, el 10 de enero y trasladado a San Diego. Tres días después se le procesó en una acusación de 13 cargos, aunque se presentó una declaración de inocencia en su nombre.

Anuncio

La agencia fiscal federal de México anunció la extradición el domingo.

El arresto de Sánchez, en 2012, se produjo durante una ráfaga de construcción de túneles a lo largo de la frontera de San Diego con México, particularmente en el distrito comercial de Otay Mesa, donde los depósitos brindaban una amplia cobertura para el narcotráfico y la composición del suelo del área brindaba condiciones de construcción ideales.

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, quien subió de rango para liderar el escuadrón de asesinos del cártel, fue sentenciado a más de siete años de prisión en San Diego

La campaña de los túneles -y el esfuerzo por sobrepasar los límites de la ingeniería- contó con el liderazgo del narcotraficante de Sinaloa Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, conocido por preferir las rutas subterráneas.

Anuncio

Si bien se han encontrado docenas de túneles en California en las últimas décadas, la acusación formal alega que Sánchez ayudó a financiar y construir dos de ellos.

Uno fue descubierto el 25 de noviembre de 2010. Comenzaba en el comedor de una casa de Tijuana y se extendía 2,200 pies, con salidas a dos almacenes de Otay Mesa.

El hallazgo propició la incautación de 22 toneladas de marihuana, la mayor carga encontrada en un camión con remolque que fue detenido en un puesto de control de la Patrulla Fronteriza, y otra parte en el interior del túnel y en un rancho en México.

La construcción era sofisticada, con un sistema de rieles, y pisos con ranuras y ventilación, expusieron las autoridades en ese momento.

El segundo túnel fue allanado un año después. Se extendía 40 pies bajo tierra con un sistema de riel eléctrico y elevador. Se originaba en un almacén de Tijuana y terminaba en un depósito de Otay Mesa. La investigación resultó en la incautación de 32 toneladas de marihuana.

En ese momento, la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA) lo calificó como “el túnel de contrabando más elaborado descubierto en la frontera entre Estados Unidos y México en los últimos años”.

Anuncio

Las autoridades estadounidenses describieron a Sánchez como el gerente regional del cártel de Sinaloa en los estados de Baja California y Jalisco, quien supervisaba el movimiento de la marihuana desde el sur hasta el norte de México, donde era almacenada en casas de seguridad antes de ser transportada a Estados Unidos.

Sánchez no sólo manejaba la construcción de los túneles, sino que también determinaba quién podía pasar de contrabando marihuana a través de ellos, y cobraba tarifas a los narcotraficantes por el privilegio de usarlos, expusieron las autoridades. Fue arrestado en enero de 2012 en México, y pasó los siguientes ocho años en proceso de extradición.

El esfuerzo por llevarlo a Estados Unidos se vio retrasado en parte por “un problema médico realmente grave”, indicó su abogado defensor, Guadalupe Valencia. La salud de Sánchez sigue siendo una preocupación en la actualidad, agregó el legista.

En el tiempo transcurrido entre su acusación y su extradición, el panorama político, cultural y legal que rodea a la marihuana ha cambiado. Ahora la sustancia es legal en California, pero sigue siendo ilícita según la ley federal.

Aún así, los casos de contrabando de marihuana a granel rara vez se procesan a nivel federal; el foco ahora está puesto en el fentanilo, la metanfetamina y la cocaína que cruzan la frontera.

Sánchez no tiene vínculos con San Diego, pero había vivido en Estados Unidos durante muchos años anteriormente, donde había llegado a obtener la residencia legal permanente para trabajos agrícolas, expuso Valencia.

Davis escribe para el San Diego Union-Tribune.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio