Anuncio
Share
California

Pandemia les niega a familias enteras sepultar a sus difuntos

funerarias

Grupos largos, inclusive en ceremonias como un entierro, estan en peligro de contagio.
(AP)

Las señales en los tiempos de pandemia son muchas, los parques sin niños y el cierre de escuelas, iglesias, negocios, centros de diversión y hasta cementerios son algunas de estas.

El caminar por las calles de cualquier ciudad en este momento es una escena surreal, con más silencio y menos gente en la calle, algunos abriendo puertas con guantes o trapos desechables o caminando con cubrebocas.

Puedo ver todas estas escenas como parte del intento para reducir los contagios de COVID19, pero aun no puedo imaginar el dolor de las personas que están perdiendo a sus familiares, ya sea por el coronavirus u otra enfermedad.

Estas personas ahora tienen que lidiar también con la pena de no poder sepultar a sus familiares en ceremonias en masa.

Anuncio

Las familias italianas, en gran parte confinadas a sus hogares, han pospuesto o dejado de ir a los funerales, y hasta han pedido a los sacerdotes que bendigan a los fallecidos solos. Asimismo, Australia ha limitado sus funerales a 10 personas minino.

En Estados Unidos, los Centros para el Control de Enfermedades recomendaron que los funerales se limitaran a parientes cercanos y se transmitieran en línea para otros dolientes.

El no poder decirle a tu ser querido cuanto lo amas al bajar el féretro tres metros, el no poder echar una flor o regar tierra sobre este, puede resultar devastador, sin embargo imperativo para evitar mas descensos.

Anuncio

En la Arquidiócesis de Los Ángeles, por ejemplo, los cementerios y mortuorios católicos se cierran temporalmente para las visitas regulares y asuntos comerciales no esenciales hasta nuevo aviso.

Asimismo, tienen un límite de dos miembros de la familia autorizados para hacer arreglos de funeral o cementerio, y todos los servicios están limitados a un máximo de 10 personas en el propio lugar tanto en las funerarias como el entierro.

“Entendemos la interrupción y el dolor que esto puede causar a nuestras familias patrocinadoras durante estos tiempos difíciles y queremos asegurarle a nuestra comunidad de fe que continuaremos tratando a cada familia con dignidad y respeto”, dice Doug Farruggia, director de Operaciones de Cementerios y Mortuorias.

Anuncio

“Nuestro equipo se compromete a volver a las operaciones normales tan pronto como sea seguro hacerlo, hasta entonces seguiremos las recomendaciones federales, estatales y locales para garantizar que nuestras ubicaciones sean seguras para nuestro personal y las familias a las que servimos”, agrega.

En total, 11 ubicaciones de cementerios y mortuorios católicos en los condados de Los Ángeles, Ventura y Santa Bárbara siguen esta guía de los CDC y los funcionarios gubernamentales.

Otra señal de los tiempos de pandemia, funerarias y entierros solo con una cámara de video uniendo a las familias.


Anuncio