Anuncio

Otra batalla entre Trump y California se avecina sobre la reapertura de una economía golpeada por el coronavirus

Closed businesses line Winston Street in the wholesale district of Los Angeles. Gov. Gavin Newsom and others are beginning to talk about how the economy could restart.
Los negocios cerrados se alinean en la calle Winston en el distrito mayorista de Los Ángeles. El gobernador Gavin Newsom y otros están comenzando a hablar sobre cómo la actividad económica podría reiniciarse.
(Luis Sinco / Los Angeles Times)

El gobernador Gavin Newsom y otros discuten cómo la economía podría reiniciarse. Pero el Presidente Trump afirma que él, no los funcionarios locales y estatales, tiene ese poder.

California podría encontrarse nuevamente en desacuerdo con la Administración Trump, esta vez sobre cuándo y cómo levantar las restricciones de distanciamiento social sin precedentes que muchos dicen que está ayudando a contener la propagación del coronavirus en el estado.

California ha registrado menos muertes que otros puntos críticos como Nueva York y Nueva Jersey, y las autoridades han dicho que la implementación temprana de las reglas de quedarse en casa es una de las razones.

Ahora, el gobernador Gavin Newsom y otros están comenzando a hablar sobre cómo la economía podría reiniciarse. Pero el presidente Trump afirmó el lunes que él, no los funcionarios locales y estatales, tienen ese poder.

Las afirmaciones de Trump

Anuncio

“Cuando alguien es el presidente de Estados Unidos, la autoridad es total”, dijo Trump en la sesión informativa del coronavirus del lunes. “Es total. Y los gobernadores lo saben”.

Trump también tuiteó que la reapertura de la economía “es decisión del presidente”, y no de los funcionarios locales o estatales, quienes asumieron la responsabilidad de cerrar la mayoría de las escuelas, tiendas y servicios no esenciales.

Cuando se le preguntó durante la sesión informativa qué disposiciones lo autorizarían a anular las autoridades locales, Trump fue vago. “Numerosas disposiciones”, dijo. “Le daremos un informe legal si lo desea”.

Anuncio

El martes, Trump lo reafirmó en un tweet, insinuando que los gobernadores locales necesitan demasiado del gobierno federal para seguir su propio camino.

La afirmación de Trump sobre la autoridad ha sido disputada por expertos. Y existe la preocupación de que levantar las restricciones demasiado pronto podría ser un desastre para la economía si una nueva ola de enfermedades requiriera otro cierre.

Estados colaboran

El lunes, Newsom y sus homólogos en Washington y Oregon anunciaron “un pacto regional para la recuperación” de la crisis del coronavirus y acordaron trabajar juntos para desarrollar un plan para levantar las restricciones a la vida diaria y reabrir las economías a lo largo de la Costa Oeste.

Anuncio

“El COVID-19 no respeta las fronteras estatales o nacionales”, dijeron en un comunicado Newsom, la gobernadora de Oregon, Kate Brown, y el gobernador de Washington, Jay Inslee. “Tomará todos los niveles de gobierno, trabajando juntos y con una imagen completa de lo que está sucediendo”.

Los gobernadores describieron ampliamente algunos principios básicos que acordaron seguir a medida que desarrollan estrategias para devolver cierto nivel de normalidad a sus estados:

-Usar datos

-Priorizar la salud sobre la política

Anuncio

-Trabajar en coordinación con otros estados y comunidades locales.

-Proteger a las poblaciones vulnerables.

-Asegurar que los estados tengan suficiente equipo y trabajadores hospitalarios para brindar la atención adecuada

-Desarrollar una estrategia para probar, rastrear y aislar casos

Anuncio

“Necesitamos ver una disminución en la tasa de propagación del virus antes de la reapertura a gran escala, y trabajaremos en coordinación para identificar las mejores métricas para guiar esto”, dijeron los gobernadores.

Más detalles serán conocidos este martes.

Puntos álgidos por delante

Anuncio

Una estrategia regional compartida es más difícil de superar para Trump que los planes estatales individuales, señaló Dana Williamson, una estratega política demócrata y ex secretaria del gabinete del gobernador Jerry Brown.

“Hace que sea más difícil para el presidente traspasar algo que ya está en su lugar cuando varios estados están de acuerdo”, manifestó Williamson.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ya ha rechazado que Trump decida cuándo pueden reabrir los estados.

“No tenemos un rey”, declaró Cuomo en “Today” de NBC. “Tenemos un presidente. Esa fue una gran decisión. Huimos de tener un rey, y George Washington era presidente, no el rey Washington. Entonces el presidente no tiene autoridad total”.

Anuncio

“Si él me ordenara reabrir de una manera que pondría en peligro la salud pública de la gente de mi estado, no lo haría. Y tendríamos un desafío constitucional entre el estado y el gobierno federal, y eso iría a los tribunales y sería lo peor que podría pasar en este momento”, expuso el gobernador a CNN el martes.

California ya se ha enfrentado con Trump en numerosos temas que van desde la inmigración y el medio ambiente hasta la política de incendios forestales y la falta de vivienda.

El lunes, Newsom dijo que creía que el enfoque cooperativo sería exitoso.

“Tengo toda la confianza del mundo de que mantendremos ese espíritu de colaboración en términos de la toma de decisiones que determinamos aquí en el estado de California en lo que se refiere a una hoja de ruta para la recuperación y otra para volver hasta cierto punto de normalidad”, dijo Newsom.

Anuncio

Reabrir lentamente

La vida todavía está muy lejos de volver a las normas pre-pandémicas, pero algunos científicos creen que partes de la economía podrían regresar en los próximos meses en las circunstancias adecuadas, señalaron expertos en salud pública.

“¿Llevar mascarillas? Probablemente. ¿Continuar restringiendo las grandes reuniones? Sí, probablemente”, dijo el Dr. George Rutherford, epidemiólogo y experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco. “¿Continuar haciendo que las personas mayores se queden en casa más de lo que lo harían en otras circunstancias? Sí, posiblemente.

“Cuando volvamos al trabajo, ¿volveremos todos el mismo día o lo escalonamos?”, preguntó Rutherford.

Anuncio

No se espera una vacuna durante 12 a 18 meses, por lo más pronto. Pero las pruebas generalizadas podrían estar en funcionamiento en los próximos meses, tanto para el virus como para los anticuerpos para mostrar si una persona ha sido infectada y ahora tiene cierta inmunidad.

Quizá las fábricas escalonen los turnos para evitar que demasiados trabajadores se mezclen entre sí. Tal vez la fabricación y la construcción se abran primero, consideró Rutherford, y luego las tiendas minoristas no esenciales, y algún tiempo después, los restaurantes.

“Si vas a empezar a abrir, tendrás que consultar con todos los demás; es decir, no sé qué decidirá el gobernador”, dijo Rutherford. “Y luego, tal vez todos los que puedan ‘teletrabajar’ se sientan tranquilos por un tiempo”.

Es probable que grandes conciertos, eventos deportivos y festivales estén a una distancia más lejos.

Anuncio

A medida que se alivian las restricciones, los funcionarios deberán monitorear para ver si los casos de coronavirus comienzan a aparecer dramáticamente de nuevo.

Signos prometedores

California ha registrado más de 24.000 casos confirmados y arriba de 730 muertes.

Aún así, el número de nuevos casos de coronavirus reportados diariamente en California muestra signos de aplanamiento. E incluso en el condado de Los Ángeles, que sufrió 25 nuevas muertes el lunes, reportó sólo 239 nuevos casos del virus el lunes, la cifra más baja desde el 26 de marzo.

Anuncio

“Eso es algo bueno”, dijo Bárbara Ferrer, directora del departamento de salud pública.

El condado de Los Ángeles ha registrado más de 9.400 casos de coronavirus y arriba de 320 muertes.

Mark Ghaly, secretario de la agencia de Salud y Servicios Humanos de California, dijo el lunes que la orden de permanencia en el hogar y el distanciamiento social han frenado la propagación del virus, lo que ha resultado en menos hospitalizaciones de lo que se pronosticaba.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio