Anuncio

La ex directora de unas escuelas autónomas de Los Ángeles admite haber malversado $3.1 millones en fondos

ARCHIVO.

Janis Bucknor, 52 años, que dirigía la escuela con fines de lucro Community Preparatory Academy, aceptó declararse culpable de dos delitos graves. La CPA operaba dos escuelas, una en Carson y la otra en el sur de Los Ángeles.

La ex directora ejecutiva de una serie de escuelas autónomas de Los Ángeles acordó el viernes declararse culpable de la malversación de $3.1 millones en fondos escolares que gastó en su uso personal, incluidos cruceros de Disney y admisiones a parques temáticos, según el Departamento de Justicia de EE.UU.

Janis Bucknor, de 52 años, quien anteriormente dirigía la Community Preparatory Academy con fines de lucro, se declaró culpable de robo criminal y fraude fiscal en un acuerdo con fiscales federales presentado en el Tribunal de Distrito de EE.UU, dijeron las autoridades. Las escuelas autónomas de CPA en Carson y el Sur de Los Ángeles cerraron en 2019 después de que el Distrito Escolar Unificado de L.A. decidiera no renovar el estatuto de la compañía.

Bucknor, residente de Baldwin Hills, enfrenta una sentencia máxima de 15 años en una prisión federal cuando formalmente presente su declaración en la corte, dijeron las autoridades. Aún no se ha programado una audiencia para el caso.

Bucknor admitió haber usado fondos robados para pagar viajes personales, restaurantes, compras de Amazon y Etsy, además de matrícula de escuelas privadas para sus hijos, informó en un comunicado la oficina del fiscal federal para el Distrito Central de California. Se utilizaron más de $220.000 en gastos relacionados con Disney, incluidas las vacaciones en la línea de cruceros y las admisiones al parque temático.

Anuncio

El total de $3.1 millones en fondos robados representaron casi un tercio de todos los fondos federales y estatales que se destinaron a CPA desde principios de 2014 hasta noviembre de 2019, reveló la oficina del fiscal de EE.UU.

Bucknor acordó declararse culpable de un cargo de robo, malversación y aplicación indebida de fondos de una organización que recibe fondos federales y un cargo de evasión fiscal, admitiendo que no pagó al IRS $299.639 en impuestos de $1.322,254 en ingresos que no informó de 2015 a 2018.

Los intentos de comunicarse con Bucknor y su esposo no tuvieron éxito.

El acuerdo de culpabilidad indica que el esquema de malversación de fondos se conoció en febrero de 2018 cuando la División de Escuelas Autónomas de LA Unified realizó una auditoría de rutina de CPA que reveló pagos no autorizados realizados por Bucknor a Disney, Louis Vuitton, Girl Scouts, Ticketmaster, los concursos nacionales de Miss Estados Unidos y otros gastos.

Anuncio

Las escuelas autónomas (chárter) son instituciones públicas de gestión privada que están exentas de algunas reglas que rigen los campus administrados por un distrito escolar tradicional. Las instituciones están autorizadas por los distritos locales, el condado o el estado, bajo acuerdos que deben renovarse cada cinco años.

Las acusaciones de mala gestión financiera acosaron a la APC durante su período de cinco años. En un informe a la Junta de Educación de Los Ángeles, el Distrito Unificado de L.A. sostuvo que “la escuela no se adhiere consistentemente a sus políticas y procedimientos fiscales y tiene problemas importantes y recurrentes”.

El distrito envió repetidamente avisos de advertencia sobre asuntos tales como maestros mínimamente calificados, capacitación de profesores inadecuada, mala asignación de maestros fuera de sus materias y una alta proporción de sustitutos, según el informe.

Anuncio

Una revisión realizada por el Director de la división de estatutos del distrito, José Cole-Gutiérrez, planteó preguntas sobre si el estatuto había inflado su inscripción de estudiantes para calificar para más fondos estatales. El informe también encontró que la división de escuelas chárter había acumulado más de $180.000 en gastos que no podía contabilizar o documentar adecuadamente.

La división autónoma unificada de Los Ángeles además descubrió más de $76.000 en pagos a otro centro de aprendizaje incorporado por Bucknor y a su esposo Philip A. Bucknor. El distrito concluyó que esos pagos indicaban un conflicto de intereses inapropiado.

La escuela defendió los pagos, diciendo que fueron autorizados adecuadamente por la junta directiva de CPA y que Philip Bucknor había recibido un pago por servicios legales.

En 2019, agentes policiales federales confiscaron registros de la casa de Janis Bucknor en una redada realizada por la Oficina del Inspector General del Departamento de Educación de EE.UU, el Servicio Postal de Estados Unidos, y el Servicio Secreto de EE.UU con la ayuda del FBI.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio