Anuncio

Trabajadoras domésticas laboran a pesar de injusticias, presión y lesiones

Archivo/Hoy Los Angeles
Archivo/Hoy Los Angeles
(El 51 por ciento de todos los encuestados/as experimentaron presión de un empleador para trabajar en condiciones peligrosas.)

Las trabajadoras domésticas reflejan lo que viven a diario al revelar sus experiencias en público, para que la gente tanto como el gobierno a todos los niveles, se percaten de su realidad escondida.

El estudio titulado “Trabajo oculto, dolor oculto: experiencias de lesiones de trabajadoras domésticas en California” ofrece información sobre las lesiones sufridas por la fuerza laboral incluidas las amas de casa, los proveedores de cuidado infantil y los cuidadores, y destaca la necesidad de incluir a las trabajadoras domésticas en las protecciones de seguridad y salud ocupacional de California.

Los hallazgos clave del informe incluyen que el 51% de todos los encuestados/as dijeron que habían experimentado la presión de un empleador para trabajar en condiciones peligrosas y una abrumadora mayoría de los encuestados (85%) describió lesiones con dolor crónico que resultaron ya sea en la espalda, hombros, brazos o piernas. Además, más de la mitad de los encuestados/as continuaron laborando, a pesar de su dolor agudo, por necesidad financiera y por miedo a perder su empleo.

Anuncio

El informe destaca la necesidad de extender las protecciones de seguridad y salud ocupacional a los trabajadores/as domésticos residenciales, lo que podría lograrse mediante la aprobación de la Ley del Senado 1257, la Ley de Salud y Seguridad para Todos los Trabajadores.

La Coalición de Trabajadoras Domésticas de California ha estado presionando urgentemente para que las trabajadoras domésticas sean incluidas en Cal / OSHA, especialmente ahora que tienen un mayor riesgo de exposición al Covid-19. El proyecto de ley 1257 del Senado fue aprobado por el Senado estatal en junio y se espera que se presente ante el Comité Laboral de la Asamblea Estatal el miércoles 29 de julio de 2020.

“Creo que es urgente incluir a las trabajadoras domésticas en las protecciones de seguridad y salud ocupacional no solo por lo que estamos viendo durante esta pandemia, sino también en tiempos normales”, comparte Emily Uy, una trabajadora de atención domiciliaria.

Anuncio

“Tuve que pagar casi $7.000 de mi bolsillo por un quiropráctico para tratar mi espalda después de que me lastimé gravemente al levantar a un cliente que estaba perdiendo el control muscular y no podía moverse por su cuenta”, agrega.

La trabajadora sostiene que perdió más de dos semanas de trabajo, pero no le pagaron días de enfermedad. Así que esa única lesión prevenible realmente la lastimó económicamente.

Anuncio

Ya existen normas de seguridad y salud ocupacional para proteger a las amas de casa, conserjes, trabajadores de hospitales, centros de atención a largo plazo y otros entornos de atención médica, pero no cubren a las trabajadoras domésticas residenciales, que comparten muchas de las mismas responsabilidades y, en consecuencia, los perfiles de lesiones.

Si se aprueba, el proyecto de ley 1257 del Senado eliminará la exclusión de las trabajadoras domésticas de las protecciones de Cal / OSHA, permitiendo que la agencia brinde orientación a los empleadores sobre cómo proteger la salud y la seguridad de sus empleados domésticos y que sea ilegal que los empleadores tomen represalias contra los trabajadores por defender su salud y seguridad en el trabajo.

“Las trabajadoras domésticas deberían estar incluidas en las protecciones de Cal / OSHA porque la seguridad y salud ocupacional no es un lujo, es una necesidad y un derecho para todos los trabajadores”, dijo Socorro Díaz, trabajadora doméstica y líder miembro del Centro Graton Day Laborer Center.

Anuncio

“Trabajé limpiando casas después de los incendios de 2018 aquí en el condado de Sonoma, viviendas que estaban llenas de humo y cenizas. Mis empleadores nunca me dieron ningún equipo de protección. Empecé a tener un dolor de cabeza muy fuerte y persistente; mi piel se volvió extremadamente seca y me ardían los ojos. Desarrollé problemas respiratorios y eventualmente tuve que ir a ver a un médico que me dijo que era por todo el humo y las cenizas a las que había estado expuesta”, comparte.

Los trabajadores domésticos pueden haber sido contratados directamente por las familias o ser reclutados a través de agencias públicas y privadas como empleados o contratistas independientes. Además, los acuerdos laborales en esta industria varían desde contratos escritos formales hasta acuerdos informales verbales entre el trabajador y el empleador, lo que puede causar una gran confusión entre los trabajadores sobre las protecciones legales a las que tienen derecho.

Verónica Ponce de León, una educadora de salud y seguridad de UCLA LOSH explica: “La mayoría de las trabajadoras domésticas en California son mujeres migrantes cuyo estatus migratorio las deja vulnerables para que se aprovechen de ellas en su lugar de trabajo. Debido a que estos trabajadores son vulnerables de muchas maneras y tan esenciales para el funcionamiento de nuestra sociedad, y más ahora durante la pandemia de COVID-19, nos corresponde tomar medidas para proteger su salud y seguridad en el trabajo”.

Anuncio

Programa de Seguridad y Salud Laboral (UCLA LOSH) de UCLA, en colaboración con la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas (NDWA) y la Coalición de Trabajadoras Domésticas de California (CDWC).


Anuncio