Anuncio

¿Qué protege mejor, los escudos faciales o los cubrebocas? Los expertos destacan que...

Si se usan protectores faciales sin mascarilla, deben cubrirse los lados de la cara.
(Luis Sinco)

Luego de la explosión de ventas de cubrebocas en el mundo entero tras la pandemia del coronavirus, llegó la venta de los escudos faciales, pero la pregunta es qué tan efectivos son.

Aquí los expertos difieren en ciertos criterios.

Ya que no se han hecho extensos estudios sobre la materia, los expertos aún no saben si los protectores faciales proporcionan algún beneficio como control de fuente para proteger a otros del rocío de partículas respiratorias o protegerse a uno mismo.

Anuncio

Los CDC no recomiendan el uso de protectores faciales para las actividades cotidianas normales donde haya gente alrededor o como un sustituto de los revestimientos faciales de tela, pero varios expertos afirman que sí dan algo de protección.

Algunas personas pueden optar por usar un protector facial cuando se espera un contacto cercano sostenido con otras personas. Si se usan protectores faciales sin mascarilla, deben cubrir los lados de la cara del usuario y extenderse por debajo de la barbilla. Los protectores faciales desechables solo deben usarse para un solo uso, según MIT Medical.

Anuncio

Se sabe que hasta el 40 por ciento de las personas infectadas con el virus nunca desarrollan síntomas notables, pero aún son capaces de propagar el virus. También se sabe que los individuos que se enferman con COVID-19 son más contagiosos justo antes de desarrollar síntomas, lo que afirma que aún si estas personas utilizan los escudos faciales, estos pueden infectar a otros que estén cerca de ellos.

Los escudos faciales pueden ser más fáciles de limpiar que las máscaras de tela y podrían ser más cómodos, pero es probable que no sean suficientes porque el coronavirus se propaga a través de gotas respiratorias microscópicas que pueden moverse fácilmente por los lados abiertos, sostiene la doctora Shoshana Ungerleider, médico de medicina interna en San Francisco, en una entrevista con CBSN.

Anuncio

Pero, según un editorial reciente en el Journal of the American Medical Association, se ha demostrado que los protectores faciales reducen la exposición viral en un 96% cuando se usan dentro de las 18 pulgadas de la tos, y en un 92% en los 6 pies de distancia social recomendados actualmente.

El doctor Eli Perencevich, médico especialista en enfermedades infecciosas y profesor de medicina interna y epidemiología en la Facultad de Medicina Carver de la Universidad de Iowa, es coautor de un artículo de opinión en el Journal of the American Medical Association sobre cómo los escudos faciales deben extenderse de los entornos clínicos a las comunidades.

A diferencia de las mascarillas, que ayudan a evitar que los usuarios propaguen COVID-19, los escudos faciales también protegen a quienes los usan de la infección, dijo Perencevich.

Anuncio

Se refirió a un estudio publicado en 2014 en el Journal of Occupational and Environmental Hygiene, que analizó qué tan bien los escudos faciales bloquean las gotas de aerosol. Mediante el uso de simuladores de tos, los investigadores descubrieron que los protectores faciales redujeron la exposición a la inhalación de gotas para la tos en un 96 por ciento.

En conclusión, los escudos faciales son buenos si se está a cierta distancia lejos de otros individuos, pero no se recomiendan si la persona sospecha tener coronavirus. Por lo tanto, para una máxima seguridad sería mejor usar el escudo facial y el cubrebocas cuando se encuentra cerca de otros.


Anuncio