Anuncio
Share

Son inmigrantes latinos. Aman a Trump. Y pueden presagiar un California más morado en el futuro cercano

Elsa Aldeguer (con camisa negra sin mangas) posa para una foto en un mitin por Trump.
Elsa Aldeguer (con camisa negra sin mangas) posa para una foto en un mitin por Trump.
(Cortesia )

Esa visión es lo que inspiró a la activista Elsa Aldeguer en 2015 a lanzar el movimiento Latino4Trump en California. Muchas personas que se han cruzado en su camino la han calificado de traicionera, racista e inhumana.

Pero como inmigrante latina en un estado predominantemente demócrata, la residente del Valle de San Fernando cree que “cada vez más latinos se están aliando con los principios conservadores reflejados por Trump”. Y ella no está sola. Estos latinos nos dicen las razones para estar del lado de los republicanos.

Latinos se suman a un mitin en Beverly Hills para apoyar a los republicanos.
Latinos se suman a un mitin en Beverly Hills para apoyar a los republicanos.
(Armando Garcia/photographer)

Aldeguer y su madre huyeron de la guerra civil en su natal El Salvador en 1989 cuando tenía 14 años. Una tía que ya vivía en Estados Unidos ayudó a su madre y a ella a regularizar su residencia antes de llegar a Los Ángeles, para que no viniera ilegalmente a EE.UU, dijo.

Anuncio

Veinte años después de convertirse en residente, Aldeguer, ahora de 46 años, se convirtió en ciudadana.

Hace cinco años, comenzó Latino4Trump como un movimiento para ganar más aliados, y en 2017 se convirtió en una organización sin fines de lucro. En marzo pasado, cuando se propagó el virus COVID-19, Aldeguer fue despedida de su trabajo como cuidadora de ancianos y la organización pasó a ser su trabajo de tiempo completo.

Ahora maneja siete cuentas de Facebook con al menos 40 mil seguidores en total y la lista sigue creciendo.

Anuncio

“Hay latinos que se están dando cuenta de que el Partido Demócrata no tiene nada bueno que ofrecer para que el país prospere, así que aunque no lo digan abiertamente, están apoyando a Trump y mi tarea es darles la bienvenida”, dijo Aldeguer, quien tiene un hijo de 12 años.

Según una encuesta del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC), https://www.ppic.org/wp-content/uploads/ppic-statewide-survey-californians-and-their-government-october-2020.pdf , publicado el 21 de octubre, un tercio de los probables votantes latinos en California dijeron que apoyan a Trump (33%), mientras que el 57% de los probables votantes latinos dijeron que votarían por Joe Biden.

En comparación, tan recientemente como el mes pasado, el 64% de los votantes latinos potenciales dijeron que votarían por Biden, mientras que solo el 25% dijo que votarían por Trump.

Anuncio

Geraldo L. Cadava, profesor de historia en la Universidad Northwestern, comentó que el aumento en el apoyo latino a Trump durante las últimas semanas de la campaña es una gran llamada de atención para los demócratas.

“Muchos creen que los demócratas empezaron a cortejar a los votantes latinos tarde, solo en los últimos meses. No creo que Trump haya ganado estos votos en las últimas semanas; los republicanos han estado construyendo una base estable desde 2016”, dijo.

Anuncio

“Muchos latinos también quieren escuchar sobre diferentes temas como el cuidado de la salud, el empleo, la educación, la economía, no solo los problemas de inmigración”, señaló.

Aldeguer es consciente de que históricamente los votantes latinos han apoyado a los demócratas con más frecuencia que a los republicanos, pero está de acuerdo con Cadava.

“Si lucho por Trump es porque sé que él puede brindarnos una mejor economía, más empleo y mejores servicios de salud y educación”, manifestó Aldeguer.

Anuncio

Rechaza las acusaciones de que ella y otros latinos pro-Trump están traicionando a sus compañeros inmigrantes.

“No soy racista porque soy una minoría. No soy rica, ni anglosajona, ni supremacista, pero quiero lo mejor para los ciudadanos de Estados Unidos”, afirmó.

También cree que las personas indocumentadas se están burlando de las leyes actuales, y apoya el objetivo de Trump de construir un muro a través de la frontera mexicana para controlar el flujo de inmigrantes “con malas intenciones”.

Anuncio

“Quiero que las personas ilegales se legalicen y salgan de las sombras. Amo a los ilegales porque son gente trabajadora, pero deben entrar a Estados Unidos por una sola puerta… por la vía legal”, agregó.

Aldeguer se había considerado demócrata durante toda su vida y en 2016 votó a favor de Trump.

Ana Sosa, otra partidaria de Trump, dijo que la postura conservadora del presidente estaba ganando a los votantes latinos y latinas, a pesar de la dura retórica antiinmigrante que ha utilizado desde que anunció su candidatura en 2016, segun algunos opositores.

Anuncio

En 2016, la mayoría de los latinos votaron por Hillary Clinton en todos los estados, según una encuesta de salida nacional de CNN https://www.cnn.com/election/2016/results/exit-polls/national/president. En California, el 71% de los latinos apoyó a Clinton, mientras que el 24% se inclinó por Trump.

Sosa, de 54 años, residente de Santa Clarita y agente de bienes raíces, espera que Trump este año obtenga más apoyo latino en California, incluso si no domina el estado.

“California ha ido cambiando lentamente y no me ha gustado a dónde va con un camino más liberal”, dijo Sosa, quien se fue de Guatemala hacia Estados Unidos a la edad de un año con su madre.

Sosa, quien votó por última vez como demócrata para apoyar a Bill Clinton en 1996, anuncia que, como cristiana, no está de acuerdo con el apoyo del Partido Demócrata al matrimonio homosexual y al aborto, entre otros temas.

Anuncio

“No me gusta la extrema izquierda del Partido Demócrata que está llevando al país al socialismo”, manifestó Sosa.

“Trump no es un político, habla con el corazón y puede que no sepa hablar, pero dice exactamente lo que piensa”, agregó.

David Raymond Hernández, presidente del Club Republicano Hispano de Los Ángeles, una organización que apoya a los candidatos locales para cargos públicos, dijo que la ola latina conservadora del estado, aunque todavía relativamente pequeña, está creciendo.

“No importa si eres salvadoreño, mexicano o guatemalteco, los que apoyan a Trump se caracterizan por ser personas que trabajan muy duro, no vinieron a este país a pedir servicios gratis, y quieren tanto la economía como las finanzas para mejorar”, dijo Hernández, quien cree que Trump ganará la reelección.

Anuncio

La activista sostiene que, en los próximos meses y décadas, más latinos se postularán para diversos cargos políticos.

“No se trata de Trump o Joe Biden”, señaló. “La gente se está volviendo más activa. Están saliendo de las sombras diciendo que se alinean con los pensamientos conservadores de los republicanos. No tienen miedo”.

Anthony Cabassa, presidente de la Asamblea Nacional Hispana Republicana en California, que tiene más de 100.000 seguidores en las redes sociales, dijo que se convirtió en un defensor de Trump después de registrarse como republicano en 2018.

El hijo de 33 años de un inmigrante mexicano que creció en una vivienda de la Sección 8 en Canoga Park, dijo que ha hablado con varias organizaciones republicanas en todo el país sobre su conversión al partido rojo.

Anuncio

Apoya detener la inmigración indocumentada y cree que los países extranjeros deben trabajar más duro para arreglar sus propias economías y sociedades quebradas para que sus ciudadanos no tengan que huir.

“La gente me ha criticado diciendo que soy racista y vendida, pero amo mi cultura y mi gente”, aseguró. “Lo único es que no tienen la información, y muchos no saben que hay una gran cantidad de tráfico de drogas y tráfico de personas en la frontera. No saben que numerosas mujeres son violadas cuando quieren cruzar la frontera y que muchas tienen que prostituirse para pagar el cruce”.

Gala Caprice Cruz, presidenta de Right Way Republicans, una organización sin fines de lucro durante 18 meses en Santa Clarita, dijo que no le sorprende ver a más latinos de California recurriendo al Partido Republicano.

“El partido abraza la geografía cambiante de California y tenemos personas de todas las etnias y credos”, manifestó Caprice Cruz. “La gente también proviene de todos los orígenes económicos porque quieren una California próspera. No creo que haya racismo entre los republicanos y el ejemplo son los individuos que integran el partido”.

Anuncio

Caprice Cruz está presionando para reabrir la economía de California y repudia las restricciones de Gavin Newsom a las empresas para limitar la propagación del coronavirus. También se opone a las estrictas leyes de armas del estado y su decisión de liberar a los prisioneros que son vulnerables al coronavirus. Ella cree que estas son algunas de las razones por las que algunos antiguos latinos demócratas se están convirtiendo en republicanos.

Cadava, la profesora de Northwestern, dijo que, “en general, aproximadamente un tercio de los latinos en todo Estados Unidos han votado por el candidato presidencial republicano desde la reelección de Richard Nixon en 1972, lo mismo que Ronald Reagan en 1976 y 1980".

Cadava señaló que antes de la Proposición 187, una iniciativa en la boleta electoral de 1994 para establecer un sistema de evaluación de ciudadanía administrado por el estado y prohibir que los inmigrantes ilegales utilicen atención médica que no sea de emergencia, educación pública y otros servicios en California, era bastante rutinario que los candidatos republicanos obtuvieran alrededor del 30% del voto latino.

“Pero después de la 187 esas cifras bajaron profundamente en los años veinte. Muchos empezaron a hablar del Partido Republicano como el partido muerto. Pero si Donald Trump ha aumentado las cifras, sería una clara lección argumentar que la suposición fue exagerada”, dijo Cadava.

Anuncio

Cadava agrega que los latinos son un grupo enorme que proviene de diferentes orígenes, credos, valores y estatus económico, por lo que sus comportamientos políticos y creencias no deben agruparse en una categoría de “minoría”. Algunos latinos también comparten la sensación de que los demócratas los han dado por sentado en muchos temas como la inmigración, la atención médica y la educación.

“El Partido Republicano ve un cambio en Estados Unidos en términos de demografía y muchos asumen que esto solo beneficia a los demócratas”, agregó. “Pero beneficia a ambas partes, dependiendo de sus estrategias. Sin embargo, los republicanos tendrán que hacerlo mejor que el rango del 30 por ciento. Deberán ampliar su apoyo mucho más que eso para ver un cambio de color”.


Anuncio