Anuncio

Visitas por video en cinco cárceles estatales de California

A correctional officer stands at the main gate of San Quentin State Prison in San Quentin, Calif.
Un oficial en la puerta principal de la prisión estatal de San Quentin en julio en San Quentin, California.
(Eric Risberg/AP)

Cinco prisiones estatales de California están implementando programas de visitas por video, ya que las presenciales siguen suspendidas debido a la pandemia de COVID-19.

Las prisiones (la Prisión Estatal de San Quentin, la Institución de Hombres de California, la Prisión Estatal de Mule Creek, la Prisión Estatal del Valle y la Instalación para Mujeres de California Central) comenzarán a ofrecer visitas por video el 28 de noviembre, dijo el Departamento de Correcciones y Rehabilitación del estado en un comunicado de prensa. Cada preso elegible recibirá una visita de video gratuita de 30 minutos cada 30 días, informó el departamento.

Las visitas por video se realizarán los fines de semana y días festivos. Los visitantes deben hacer reservaciones y tener el equipo necesario y acceso a internet.

El departamento correccional espera expandir las visitas por video a todas las prisiones estatales para fin de año, dijo la secretaria Kathleen Allison en un comunicado.

Anuncio

“Dado que las familias aún no pueden verse en persona, quiero que sea posible que se conecten en tiempo real, y verse y hablar entre ellos de forma remota hasta que las visitas en persona puedan reactivarse de manera segura”, dijo.

La medida se produce cuando los casos de coronavirus han aumentado constantemente en las cárceles estatales, lo que refleja una tendencia observada en la población en general. Había 2.240 casos activos entre personas encarceladas en prisiones estatales hasta el sábado, en comparación con un mínimo en todo el sistema de 283 casos activos entre los reclusos el mes pasado, según el departamento de correcciones.

Se han reportado más de 18.000 casos entre los reclusos en las cárceles estatales desde el inicio de la crisis del coronavirus, y 83 personas han muerto, según el rastreador del Times.

Las visitas en persona han sido suspendidas en las cárceles estatales desde el 11 de marzo.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio