Anuncio
Share

El accidentado despliegue de la vacuna COVID-19 en California se ve afectado por la mala comunicación

Carmen Limeta receives a COVID-19 vaccine from a firefighter
El bombero Anthony MacDougall administra una vacuna contra el COVID-19 a Carmen Limeta en un centro de vacunación móvil en el South Park Recreation Center de Los Ángeles.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

La falta de información está complicando los esfuerzos de los funcionarios de la ciudad y del condado para crear nombramientos y planificar la administración de segundas dosis.

California no está proporcionando información crucial sobre los niveles de suministro de la vacuna COVID-19 a los funcionarios locales, lo que complica los esfuerzos para programar las citas y contribuye al cierre temporal de los sitios de vacunación.

Los funcionarios que dirigen los programas locales de vacunación en múltiples condados dicen que no se les ha comunicado cuántas dosis recibirán en las próximas tres semanas, lo cual es un dato clave que necesitan para mantener los centros de vacunación abiertos y funcionando sin problemas.

El presidente Biden prometió el mes pasado que su administración proporcionaría un “suministro fiable con tres semanas de antelación” en un esfuerzo por mejorar la transparencia y la eficiencia del accidentado despliegue de vacunas en el país.

El gobernador Gavin Newsom dijo que cada martes por la mañana se entera de cuántas dosis recibirá el Estado Dorado en las próximas tres semanas. Pero los funcionarios estatales aún no han compartido esas cifras con muchos líderes locales, de ciudades y condados, lo que dificulta la creación de citas y la planificación de la administración de las segundas dosis.

Anuncio

“Todos los planificadores de vacunas en este momento sentimos los nervios en el estómago”, dijo Joe Prado, gerente de la división de salud comunitaria del Departamento de Salud Pública del Condado de Fresno. “A todos nos gustaría tener un lapso de tres semanas, pero hasta entonces seguiremos haciéndolo semana a semana”.

Un portavoz del Departamento de Salud Pública de California no respondió a las preguntas sobre por qué el estado no ha compartido las previsiones de tres semanas con los funcionarios de salud locales. En cambio, dijo que la pregunta “ya no es relevante” porque el estado está en transición a un nuevo modelo de distribución de vacunas dirigido por Blue Shield of California, bajo un contrato que comenzó el 15 de febrero.

Muchas compañías de seguros han renunciado a los gastos de bolsillo para el tratamiento del coronavirus, lo que ha permitido a algunos pacientes reducir la costosa factura a nada. Pero esas exenciones son totalmente voluntarias, y muchas ya han expirado.

Newsom, hablando el domingo en una clínica de vacunación móvil en Inglewood, dijo que los condados comenzarán a recibir información con tres semanas de anticipación esta misma semana como parte de la asociación con Blue Shield, pero no dio detalles.

Anuncio

Una portavoz de Blue Shield dirigió las preguntas a los funcionarios de salud del estado, que no respondieron.

Hasta el lunes, las autoridades locales decían que seguían sin recibir la información anticipada.

Los problemas de comunicación se producen en un momento en que las tormentas invernales han azotado gran parte de Estados Unidos, retrasando los envíos de las ya escasas dosis de vacunas a California y otros estados. La falta de previsibilidad, unida a la escasez de dosis, ha obligado a cerrar temporalmente varios centros de vacunación masiva, como el estadio de los Dodgers, el Moscone Center de San Francisco y el Petco Park de San Diego.

El panorama de la producción de dosis es, en el mejor de los casos, turbio. Los fabricantes de vacunas Pfizer y Moderna han estado acelerando sus niveles de producción semanales, con 13.5 millones de dosis programadas para ser entregadas en Estados Unidos esta semana, pero no están en camino de cumplir con su primer objetivo de 100 millones de dosis cada uno, para el 31 de marzo, si continúan con su ritmo semanal actual.

Anuncio

Las empresas han dicho que están trabajando constantemente para aumentar su capacidad y que sus ritmos semanales aumentarán.

Está previsto que California reciba esta semana un total de 1.5 millones de dosis, repartidas casi por igual entre las dos empresas.

El número de dosis, ya escaso, se reducirá aún más a partir del mes que viene, cuando alrededor de otros 6 millones de californianos podrán recibir la vacuna. A medida que más personas reciban su primera dosis, habrá que reservar una cantidad aún mayor del suministro entrante para las segundas dosis.

A principios de este mes, Los Ángeles se vio obligada a cerrar el estadio de los Dodgers y otros cuatro centros de vacunación de la ciudad durante dos días porque no habían recibido suficientes dosis para mantenerlos abiertos. El estadio y otro sitio, como la presa Hansen, cerraron temprano a las 6 p.m. la semana pasada debido a la escasez.

Anuncio

Tras semanas de espera, la Clínica Monseñor Romero recibió el mes pasado un cargamento de vacunas de Moderna del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles: 100 vacunas para los 12.000 pacientes de la clínica.

Todos los centros de la ciudad volvieron a cerrarse para la vacunación el viernes y el sábado pasados porque los envíos de al menos 63.000 dosis estaban atascados en las instalaciones de envío de UPS y FedEx en Kentucky y Tennessee debido al mal tiempo.

El condado de Los Ángeles, que asigna las dosis de vacunas a cientos de sitios locales, incluido el estadio de los Dodgers, no está recibiendo detalles sobre los envíos con tres semanas de antelación, dijo el miércoles la directora de salud pública Bárbara Ferrer.

“Todavía tenemos mucha variabilidad en lo que recibimos, semana a semana”, manifestó Ferrer. “No tengo ninguna proyección sobre lo que vamos a recibir en las próximas dos o tres semanas”.

Anuncio

Ferrer dijo que las autoridades sanitarias siguen recibiendo información sobre los envíos de dosis una semana a la vez, y que la semana pasada las cifras se retrasaron. Las autoridades sanitarias llevan semanas diciendo que la falta de claridad dificulta el funcionamiento de un centro de vacunación eficiente, porque las citas, los turnos de los vacunadores y otros aspectos logísticos no pueden planificarse con antelación.

Ferrer expresó que “confiaba” en que el condado comenzaría a recibir una mejor imagen de los futuros envíos de dosis, “pero aún no ha sucedido”.

El condado de Orange también está recibiendo información sobre las asignaciones de dosis de vacunas una semana a la vez, expuso el funcionario de salud Dr. Clayton Chau.

El supervisor del condado de Fresno, Ernest “Buddy” Mendes, dijo que a menudo es una sorpresa cuántas dosis se concederán a su condado cada semana, y los funcionarios de allí solo pueden organizarse con una semana de anticipación.

Anuncio

“No se puede hacer ningún plan”, manifestó Mendes. “Puedes planificar la logística, pero luego no tienes las vacunas para hacerlo”.

Dos centros de vacunación masiva en Fresno dejaron de administrar las primeras dosis durante 14 días el mes pasado debido a la falta de suministros.

En San Francisco, esta semana, el Moscone Center tuvo que suspender las vacunaciones debido a la escasez de suministros, poco más de una semana después de su apertura como centro de vacunación masiva.

El despliegue de la vacuna COVID-19 en California ha estado plagado de problemas de datos, por lo que el estado no puede decir con exactitud cuántas dosis están disponibles en cada momento.

Anuncio

Un portavoz del Departamento de Salud Pública de San Francisco dijo el jueves que las autoridades aún no saben cuándo se reanudarán las citas para la primera dosis en el Moscone Center. El suministro de vacunas, señalaron, “sigue siendo limitado, inconsistente e impredecible”.

“Nunca sabemos las asignaciones de la semana siguiente, lo que hace que sea un reto planificar con varias semanas de anticipación”, expuso el departamento en un comunicado.

A finales del mes pasado, Newsom autorizó un acuerdo con Blue Shield of California para gestionar el programa de vacunas del estado bajo un contrato de emergencia que no requería aprobación legislativa. Varias autoridades locales de salud dicen que no han recibido información concreta sobre cómo se manejarán las vacunas bajo Blue Shield.

Blue Shield creará un algoritmo para distribuir la vacuna, según el contrato del acuerdo de gran alcance. La empresa también tendrá un amplio margen de maniobra para seleccionar los proveedores de atención sanitaria y los condados que recibirán y administrarán las dosis.

Anuncio

La empresa creará una red de vacunas en todo el estado en tres oleadas, empezando por los condados del Valle Central, como Fresno, Kern, San Joaquín y Stanislaus, la próxima semana. Los Ángeles, Orange, San Bernardino, San Diego y Ventura están entre los condados de una segunda oleada a principios de marzo. La última oleada, una semana después, incluiría los condados de San Francisco, Contra Costa y Alameda.

El suministro de vacunas a California ha aumentado en las últimas semanas, pero también lo ha hecho el número de lugares de vacunación en el condado de Los Ángeles. Eso significa que megasitios como el Estadio de los Dodgers están compitiendo contra un número creciente de lugares de vacunación por una cantidad aún limitada de dosis.

Debido a que el suministro ha sido tan limitado, no está claro si el estadio de los Dodgers alcanzará su capacidad prometida de 12.000 dosis diarias de vacunas, dijo el vicealcalde de Los Ángeles para la seguridad pública, Jeff Gorell. Con un mayor suministro, el recinto podría proporcionar tres o cuatro veces más vacunas al día, subrayó.

Los Ángeles no ha recibido una garantía de cuántas de las 200 millones de dosis combinadas que Pfizer y Moderna han prometido para el 31 de marzo se enviarán a la ciudad, dijo la directora de innovación Amanda Daflos.

Anuncio

Un nuevo centro de vacunación federal que se inauguró la semana pasada en Cal State L.A. recibirá sus dosis de vacunas directamente del gobierno federal, en lugar de hacerlo a través del condado. Esto significa que el centro no competirá con otros centros del condado de Los Ángeles por una reserva limitada de dosis.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio