Anuncio
Share

Nuevos temores de próxima ola de coronavirus a medida que los casos disminuyen lentamente y las variantes aumentan

A man on a ventilator and a woman in personal protective equipment.
Patty Trejo, a la izquierda, visita a su esposo, Joseph Trejo, un cerrajero de 53 años del distrito de escuelas secundarias de Anaheim Union y paciente de COVID-19 con un respirador, en la UCI del Centro Médico St. Jude, en Fullerton, el 15 de febrero.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Los funcionarios federales expresan su preocupación por el hecho de que el descenso de los nuevos casos diarios de coronavirus en todo el país esté empezando a estabilizarse y han advertido a los estados de que no deben relajar las restricciones de COVID-19.

Los funcionarios federales expresan su preocupación de que al tiempo de que la disminución de los casos a nivel nacional es un hecho, una de las variantes, procedente de Reino Unido, está aumentando en todo el país.

Advirtieron contra los estados que relajan las restricciones en cuanto al COVID-19, diciendo que la nación permanece en un punto precario que podría caer en una cuarta oleada, antes de que más personas se vacunen.

“Nos encontramos en una posición muy precaria, similar a la que estábamos justo antes del aumento repentino del otoño, donde cualquier cosa que pudiera perturbarnos podría darnos otro incremento en los casos”, señaló Fauci a los periodistas en una sesión informativa el viernes. “No queremos ser personas que siempre ven el lado oscuro de las cosas, pero hay que ser realistas. Por lo tanto, tenemos que analizar detenidamente lo que sucede durante la próxima semana con esos números, antes de que se comiencen a relajar, comprensiblemente, ciertas restricciones”.

“No podríamos decirlo en términos más fuertes: creemos que es un error quitar el pie del acelerador demasiado pronto, especialmente cuando estamos apresurando nuestros esfuerzos de vacunación en este momento”, señaló Andy Slavitt, asesor principal del equipo de respuesta contra COVID-19 de la Casa Blanca.

Anuncio

Desde principios de enero los casos diarios de coronavirus, así como las hospitalizaciones provocadas por esta enfermedad, han ido disminuyendo, pero “los datos más recientes sugieren que estos descensos pueden estar estancados, posiblemente estabilizándose en un número todavía muy alto”, señaló la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). “En los CDC consideramos que este es un cambio de trayectoria muy preocupante”.

Las cifras alarmantes llegaron el mismo día en que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) informó que trabajará rápidamente para emitir una autorización de uso de emergencia para una tercera vacuna contra COVID-19, fabricada por Johnson & Johnson.

El país reportó un promedio de alrededor de 66.350 nuevos casos diarios de coronavirus durante la semana pasada, informó Walensky el viernes. Eso es más alto que la cifra comparable, 64.000 casos nuevos diarios, publicada el miércoles.

Anuncio

El número promedio de muertes diarias relacionadas con COVID-19, alrededor de 2.000 al día, es ligeramente más alto que hace unos días.

“Estamos observando estos datos preocupantes muy de cerca para ver a dónde irán en los próximos días. Pero es importante recordar dónde estamos en la pandemia: las cosas son frágiles. Ahora no es el momento de relajar las restricciones”, señaló Walensky. “Los casos, los ingresos hospitalarios y las muertes siguen siendo muy altos, y el cambio reciente en la pandemia debe tomarse con extrema seriedad”.

El reciente aumento de casos se produce cuando los funcionarios federales han expresado su preocupación sobre el aumento continuo de variantes en todo el país. El incremento de casos puede ser el resultado de la transmisión, cada vez mayor, de una cepa identificada por primera vez en Gran Bretaña, la B.1.1.7, que se cree que es un 50% más transmisible que la variante convencional del virus, explicó Walensky.

La cepa de Reino Unido ahora representa aproximadamente el 10% de los casos de coronavirus en todo el país, indicó Walensky, frente al rango de 1% a 4% de hace unas semanas. También expresó su preocupación por una variante emergente en Nueva York, la B.1.526, y la de California, la B.1.427 / B.1.429, “que también parecen propagarse más fácilmente y están contribuyendo a una gran fracción de las infecciones actuales en esas áreas, agregando urgencia a la situación”.

Anuncio

“El virus no ha terminado con nosotros. No podemos sentirnos cómodos o ceder a una falsa sensación de seguridad de que lo peor de la pandemia ha quedado atrás. No ahora, no cuando la vacunación masiva está tan cerca”, señaló Walensky. “Sé que la gente está cansada. Quieren volver a la vida normal, pero todavía no hemos llegado. Dennos tiempo. Necesitamos introducir más vacunas en nuestras comunidades e inocular a más personas”.

Walensky y otros funcionarios federales han advertido repetidamente a los gobiernos estatales y locales que no relajen demasiado rápido las restricciones del COVID-19. La directora de los CDC ha dicho anteriormente que era muy pronto para que estados como Iowa y Montana suprimieran las órdenes de uso de cubrebocas en todo el estado. La ciudad de Nueva York comenzó a permitir cenas en restaurantes en interiores al 25% de su capacidad el 12 de febrero y Massachusetts el lunes elevará sus límites del aforo en restaurantes y aprobará que las salas de conciertos y teatros interiores reabran al 50% de su capacidad, con no más de 500 personas.

“Dadas las tendencias que hemos visto en los últimos días, diría que no podemos estar en una posición donde estemos eliminando las restricciones en este momento”, señaló Walensky.

En California, los funcionarios estatales permitieron a cinco condados (San Mateo y Marin, en el Área de la Bahía; Yolo, al oeste de Sacramento; y Shasta, y Humboldt, más al norte) reabrir los restaurantes y gimnasios interiores a capacidad limitada esta semana. Siete condados pueden ser elegibles para hacerlo la próxima semana: Santa Clara, San Francisco, San Luis Obispo, El Dorado, Napa, Lassen, y Modoc.

Anuncio

Una de las variantes que más preocupa a los científicos es la cepa identificada por primera vez en Sudáfrica, B.1.351, en la que el efecto de la vacunación disminuye significativamente, aunque no se elimina. Fauci señaló que la compañía farmacéutica Moderna comenzó esta semana un ensayo clínico para probar una vacuna de refuerzo, diseñada específicamente para ser efectiva contra la variante sudafricana.

Otra forma de lidiar con otras cepas, como las de Nueva York y California, indicó Fauci, podría ser simplemente administrar una segunda inyección de refuerzo de las vacunas existentes, lo que generaría una respuesta inmune aún más robusta que ayudaría a lidiar con los problemas creados por las variantes.

Fauci explicó que el aumento de las cepas es una razón más para vacunarse con los antígenos disponibles actualmente, lo más rápido posible cuando sea elegible. Incluso entre las variantes más preocupantes, las vacunas siguen ofreciendo una protección decente.

“Sea inoculado. Con la vacuna que esté disponible para usted, obtenga ese antígeno. Es importante vacunar a la mayor cantidad de personas de la manera más rápida y expedita posible”, señaló Fauci.

Anuncio

Los funcionarios de Los Ángeles han comenzado a detectar una desaceleración en la disminución de los casos diarios de coronavirus, informó el Dr. Paul Simon, director científico del Departamento de Salud Pública.

Semanalmente, el condado presentó alrededor de 1.871 contagios diarios durante los últimos siete días, una caída del 16% con respecto a las cifras de la semana anterior, que era de 2.236 casos por día. Esa fue una disminución menor que el descenso semanal previo, en el que los casos diarios promedio cayeron un 35%, según un análisis del Times.

Una tasa de 1.500 a 2.000 nuevos casos de coronavirus por día todavía “indica un nivel bastante significativo de propagación del virus en la comunidad”, señaló Simon.

Los Ángeles comenzará a administrar el lunes las vacunas a los trabajadores de la educación y de cuidado de niños; personal agrícola y alimentario; así como miembros de las fuerzas del orden y otros servicios de emergencia que no habían sido elegibles anteriormente. Juntos, esos grupos comprenden más de 1 millón de adultos en el condado.

Anuncio

Los Ángeles espera que se distribuyan 269.000 dosis en los sitios de vacunación del condado la próxima semana, en comparación con las 211.000 que se asignaron esta semana. De las 269.000 dosis, 103.000 se reservarán para las primeras inyecciones.

“Por lo tanto, tomará un tiempo considerable para vacunar a estos grupos, a menos que el suministro aumente significativamente”, señaló Simon. “Instamos a la gente a tener paciencia, mientras trabajamos en este proceso lo más rápido posible”.

Las personas que busquen vacunas en estos sectores deberán proporcionar pruebas de que viven o trabajan en Los Ángeles, así como evidencia de que laboran en un sector elegible y algún tipo de identificación con foto; no es necesario que sea emitida por el gobierno, indicaron las autoridades.

Los funcionarios del condado revelaron un nuevo mapa el viernes que muestra las disparidades en las tasas de vacunación por ciudad y comunidad, entre las personas mayores de 65 años o más. Este grupo de edad en el sur de Los Ángeles, el sureste del condado y Antelope Valley tenían entre las tasas de vacunación más bajas, mientras que las áreas más ricas, tenían las más altas.

Anuncio

Por ejemplo, señaló Simon, más del 70% de las personas mayores en Beverly Hills, Manhattan Beach y Calabasas habían recibido al menos una dosis de la vacuna hasta el 20 de febrero, mientras que menos del 35% de los adultos mayores en Compton, Cudahy, Lancaster y Palmdale habían sido vacunados.

Map showing rate of vaccination among seniors by city and community in L.A. County
El sur de L.A. y Antelope Valley tenían las tasas más bajas de vacunación entre las personas mayores, mientras que las áreas más ricas del condado tenían las más altas.
((Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles))

“Estamos implementando una serie de medidas para aumentar el acceso a los servicios de vacunación entre los adultos mayores y otras personas en comunidades desatendidas”, comentó Simon.

California ha administrado 8.2 millones de dosis de vacunas, señaló el viernes el gobernador Gavin Newsom, en una conferencia de prensa en Fresno, y el estado promedió alrededor de 1.4 millones de dosis por semana. Pronto, el objetivo será administrar 2.7 millones de dosis semanalmente y, finalmente, 4 millones.

Anuncio

Durante los últimos siete días, California recibió 1.46 millones de dosis; la semana que viene, se esperan 1.58 millones, y la siguiente, 1.63 millones, indicó Newsom. El gobernador ofreció una perspectiva optimista para las próximas semanas, considerando lo grave que era la situación en California hace dos meses, cuando el estado ordenaba miles de bolsas para cadáveres. También agradeció a la entidad por adherirse a las reglas de usar cubrebocas, practicar el distanciamiento físico y cancelar reuniones sociales, lo que ha salvado muchas vidas.

El viernes, Newsom buscó poner más atención en los esfuerzos estatales para aumentar las vacunas en el Valle Central, incluido el envío de 34.000 dosis adicionales para inocular a los trabajadores agrícolas y de alimentos. El personal de bajos ingresos en el Valle Central se ha visto particularmente afectado por la pandemia.

“Cada día lo estamos haciendo un poco mejor en el tema de la equidad y reconocemos que tenemos un largo camino por recorrer, mucho más trabajo por hacer para que realmente seamos responsables de un mayor nivel de desempeño, particularmente para nuestra comunidad latina y la afroamericana”, señaló Newsom.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio