Anuncio
Share

Un video viral de TikTok trajo el caos a Huntington Beach. Los funcionarios temen que sea solo el comienzo

Roughly 2,500 teens and young adults converged in Huntington Beach for "Adrian's kickback."
Fotografía. Aproximadamente 2.500 adolescentes y adultos jóvenes, algunos de los cuales dicen que condujeron durante horas o volaron desde otros estados, se reunieron en Huntington Beach para “la fiesta de Adrián” después de que el algoritmo “For You” de TikTok identificara la invitación.
(OnScene.TV)

A la policía y a los funcionarios electos les preocupa que el pandemónium que se produjo en la ciudad ponga de manifiesto el poder de las redes sociales, que pueden difundir información a lo largo y ancho, provocando que los acontecimientos se salgan de control.

Huntington Beach ha lidiado con fiestas salvajes, borracheras y disturbios políticos.

Pero nada preparó a los funcionarios para “la fiesta de Adrián”, que comenzó como una simple reunión de cumpleaños para un adolescente de Inland Empire y se convirtió en un evento viral de TikTok que atrajo a miles a la playa la semana pasada, aunque no a Adrián López, quien en los días previos a la fiesta estaba cada vez más nervioso por toda la atención.

Cuando terminó, más de 175 personas fueron arrestadas, los funcionarios de la ciudad y los comerciantes estaban sumando los daños, y todos se preguntaban a quién se debía culpar y a quién se debía enviar la factura.

La forma en que la invitación de cumpleaños de Adrián se volvió viral ha alarmado a los líderes de la ciudad, quienes dicen que no están seguros de cómo lidiar con ella. El concejal de la ciudad, Dan Kalmick, está enojado porque los recursos de la policía y el dinero de los contribuyentes se gastaron en lo que calificó como una broma. Dijo que no tienen respuestas fáciles sobre cómo lidiar con el próximo video viral desatado en plataformas populares como TikTok que puede obtener millones de visitas en días.

Anuncio

“Se debe al hecho de que el gobierno no está estructurado para lidiar con una entidad amorfa de personas”, comentó Kalmick. “Esto no fue como un concierto en el que pudiéramos hablar con un promotor y emitir un permiso. Cuando te enfrentas a un conglomerado de gente que no tiene una estructura de mando o control, ¿cómo gestiona eso una ciudad o un departamento de policía? No estoy seguro”.

“La fiesta de Adrián” habla del poder del algoritmo de redes sociales de TikTok, que envió una publicación sobre el cumpleaños del adolescente por todas partes. Pero también es, en muchos sentidos, una señal de la energía reprimida de los jóvenes desesperados por divertirse después de más de un año de cierres pandémicos.

“La gente de mi edad no ha salido en un año”, comentó Edgar Peralta, un residente de Downey de 18 años que fue a la fiesta del sábado pasado, pero quien subrayó que no tolera el libertinaje que hubo. “Este es el comienzo del verano”.

La historia de origen de lo que se convirtió en tres días de disturbios en el centro de Huntington Beach ya es conocida.

Anuncio

Para su cumpleaños número 17, Adrián quería relajarse con amigos de la escuela en las fogatas en Huntington Beach. Las celebraciones de fiestas en la playa son una tradición para muchos adolescentes del sur de California. Pero lo que sucedió el fin de semana pasado fue todo menos ordinario.

La invitación del estudiante de preparatoria fue utilizada por el algoritmo “For You” de TikTok y vista por personas de todo el país. El anuncio fue curioso: ¿Quién era este adolescente misterioso? ¿Alguien iría realmente a su fiesta? Algunos usuarios de TikTok, incluidas celebridades de internet, comenzaron a publicar sobre él, y desde entonces los videos con el hashtag #adrianskickback han atraído más de 326 millones de visitas.

El sábado por la noche, aproximadamente 2.500 adolescentes y adultos jóvenes, algunos de los cuales dicen que condujeron durante horas o volaron desde otros estados, se reunieron en el muelle de Huntington Beach y el centro de la ciudad en una reunión que se convirtió en un caos.

Los asistentes a la fiesta lanzaron fuegos artificiales contra una multitud en medio de la Pacific Coast Highway (PCH), se subieron a los vehículos de la policía, treparon palmeras y postes de banderas y saltaron del muelle a un grupo inmenso de personas que estaban debajo para hacer surf entre la multitud. Se rompió una ventana en CVS, se rayaron los negocios con grafiti y el techo de la Torre de Salvavidas 13 se derrumbó después de que fue escalada.

Anuncio
Los asistentes dispararon fuegos artificiales contra la multitud en medio de la Pacific Coast Highway en la calle 6ta.
(OnScene.TV)

“Era una atmósfera de festival, pero no hubo nada que marcara el final y ese fue el problema”, indicó Neil Broom, de 53 años, quien vio cómo se desarrollaba la juerga mientras registraba su entrada como personal del restaurante Duke’s Huntington Beach. “Literalmente, estaban jugando entre el tráfico en PCH”.

Las autoridades vieron el anuncio de la fiesta cuando comenzó a circular la semana pasada e inmediatamente comenzaron a contratar personal en preparación para lo que se anunciaba como un evento de fin de semana. En total, más de 150 oficiales de casi todas las agencias de policía en Orange fueron llamados a la playa el sábado por la noche para ayudar a controlar a la multitud.

Los enfrentamientos con la policía estallaron el sábado y los agentes dispararon balas de goma y proyectiles de pimienta mientras intentaban dispersar a la multitud. Finalmente, las autoridades emitieron un toque de queda nocturno para despejar las calles. Los asistentes a la fiesta también llegaron a Surf City el viernes y el domingo, pero el sábado asistió el grupo más grande. La mayoría de los detenidos durante el fin de semana no eran del condado de Orange, indicó la policía.

Anuncio
Los asistentes a la fiesta escalaron palmeras y postes de banderas y saltaron desde el muelle.
(OnScene.TV)

El muelle y el distrito del centro han visto muchos problemas a lo largo de los años.

En 2013, la violencia estalló en el centro de la ciudad después del US Open of Surfing. La gente rompió los escaparates de las tiendas, lanzó escombros a la policía y arrojó inodoros portátiles a la calzada. Al año siguiente, los organizadores dejaron de ofrecer música en vivo en el concurso y limitaron las ventas de alcohol en un esfuerzo por reprimir una posible actividad ilegal.

Pero la fiesta de Adrián fue diferente.

Anuncio

El jefe de policía interino, Julian Harvey, informó que ha planeado reuniones con representantes de las plataformas de redes sociales, incluido TikTok, para identificar formas en que las fuerzas del orden público colaboren con ellos en un esfuerzo por “reducir al máximo la posibilidad de que incidentes como este vuelvan a ocurrir en el futuro”.

Un representante de TikTok no brindó ningún comentario sobre “la fiesta de Adrián” ni ninguna comunicación con los funcionarios de la ciudad.

Muchos en Huntington Beach se han preguntado por qué tantos jóvenes viajarían para asistir a una fiesta para alguien que no conocen. Una razón es simplemente salir de casa después de la pandemia, pero el deseo humano de ser parte de algo grande también juega un papel, explicó Karen North, profesora de redes sociales en la USC.

Police set up containment lines near the Huntington Beach Pier after calling an unlawful assembly.
La policía instaló líneas de contención cerca del muelle de Huntington Beach después de calificar una reunión como ilegal. Al final, más de 175 personas fueron arrestadas.
(OnScene.TV)

Anuncio

“Es la misma razón por la que la gente ve los lanzamientos de transbordadores espaciales. Quieren ser parte de ese momento. Desean poder decir: ‘Yo estaba allí cuando eso sucedió'”, señaló North.

“Todo este deseo de ser parte del tema popular o del evento de tendencia se ve amplificado por las redes sociales porque ahora es tan global”, comentó. “El cambio radical con estas plataformas es que sentimos que tenemos una conexión personal con los demás, incluso cuando no es el caso”.

Los efectos de la fiesta se producen en medio de conversaciones nacionales sobre el papel que juegan las redes sociales en las consecuencias de los mensajes distribuidos en las plataformas. TikTok, que debutó en Estados Unidos en 2018 y es propiedad de ByteDance, con sede en China, se ha enfrentado a la presión del gobierno de Estados Unidos por las preocupaciones sobre cómo la empresa maneja los datos recopilados de los usuarios de EE.UU.

Ciudades como Huntington Beach pueden tener dificultades para responsabilizar a las plataformas en línea de difundir información sobre eventos que se vuelven violentos o causan daños, subrayó North.

Anuncio

“Hay mucha discusión sobre qué tipo de responsabilidad tienen las plataformas de redes sociales por los eventos o las consecuencias de las conversaciones que residen en su plataforma”, comentó. “Pero en su mayor parte, estos espacios están protegidos porque albergan nuestras conversaciones en lugar de escribir, crear o editar su propio contenido”.

Huntington Beach police stage in the parking lot near Lifeguard Tower 13.
La policía de Huntington Beach en el estacionamiento cerca de la Torre de Salvavidas 13, donde miles de adolescentes y adultos jóvenes se reunieron para “la fiesta de Adrián”, después de que el algoritmo “For You” de TikTok compartiera la invitación.
(OnScene.TV)

Las celebridades han usado TikTok para conectarse con los fanáticos durante años. Los músicos han tenido éxito en la aplicación, impulsando sus canciones a una gran popularidad. Ahora, algunos usuarios dicen que la plataforma y otras similares están a punto de convertirse en los próximos grandes promotores de fiestas.

“Hay toda esta gente nueva reuniéndose a través de TikTok solo porque los videos pueden volverse virales tan rápido en comparación con YouTube o Instagram, donde solo tus seguidores los ven o nada más se los muestra a otras personas”, señaló Andrew Denton, de 21 años, quien fue a Huntington Beach el viernes y sábado para obtener contenido para las redes sociales.

Anuncio

Uno de sus videos, que muestra a una multitud moviéndose hacia la Torre de Salvavidas 13, obtuvo 4 millones de visitas. Su seguimiento original de 200 personas se disparó rápidamente a más de 3.400, comentó.

“Todavía estoy un poco sorprendido de que todo esto haya sucedido”, admitió.

El fenómeno del evento viral ha ido ganando impulso. El mes pasado, cientos de personas con el nombre de Josh se conectaron a través de las redes sociales y se reunieron en un parque en Nebraska para luchar con tubos de espuma. En 2019, los devotos de los ovnis se presentaron en el Área 51 en Nevada después de que una publicación viral de Facebook anunciara una redada en el sitio.

Las reuniones organizadas por influencers de TikTok durante la pandemia llevaron a cientos de invitados a mansiones en Hollywood Hills el año pasado en violación de las órdenes de salud pública. Triller, una empresa con sede en Los Ángeles que opera una aplicación para compartir videos que compite con TikTok, planeó organizar una fiesta privada para influencers en Hollywood Hills en noviembre, pero luego canceló.

Anuncio

“La fiesta de Adrián” ya está provocando conversaciones sobre eventos similares en California y en otros estados, señaló Liam Garner, de 17 años, de Los Alamitos, quien asistió a la fiesta en Huntington Beach.

“Este incidente está sentando el precedente”, indicó. “Se volverá más común”.

Mientras que los usuarios de TikTok de todo el país estaban en Huntington Beach el sábado, Adrián se encontraba en Los Ángeles. Le explicó al New York Times en una entrevista que estaba preocupado por la atención que el evento estaba recibiendo en línea y decidió conseguir un lugar para la reunión. Se asociaron con la tienda de ropa urbana Cookies N ’Kicks con sede en Los Ángeles para vender boletos de $40 para el evento, que se llevaría a cabo en un espacio no revelado en la ciudad y que se daría a conocer el sábado por la noche antes de la fiesta, informó el periódico.

Cookies N ‘Kicks no respondió a un correo electrónico de un reportero de Los Angeles Times en busca de comentarios. Adrián tampoco respondió a la solicitud de comentarios de un periodista esta semana.

Anuncio

Se filtró la dirección de la fiesta en Los Ángeles y la gente, incluida la policía, se presentó en el lugar. La presencia de la multitud y los agentes esencialmente detuvo la fiesta antes de que tuviera la oportunidad de comenzar, según un video publicado por un creador de contenido para adolescentes llamado Donald, que se hace llamar “Donlad”.

En una declaración publicada en su cuenta de Instagram el lunes, Adrián enfatizó que no inició ni fomentó la actividad ilegal y que no ganó dinero con el evento. Agregó que no está involucrado en ninguna fiesta o mercancía que se venda bajo su nombre.

“Gracias por su paciencia y apoyo”, escribió. “Estos últimos días han sido muy ajetreados e irreales. He utilizado este tiempo para ordenar mis pensamientos y ver qué es lo mejor para mí y mi familia”.

Si quiere leer este artículo en inglés,haga clic aquí.


CaliforniaNota Roja
Anuncio