Anuncio
Share

A medida que aumentan los crímenes violentos, la confianza de los californianos en el control de armas se desvanece

Police investigate a shooting in Orange.
La policía se reúne cerca de la escena del crimen en Orange el 1 de abril, el día después de que un hombre armado mató a cuatro personas, incluido un niño de 9 años, e hirió a otro individuo. En medio de una serie de tiroteos masivos en los últimos meses, la mayoría de los votantes de California creen que las leyes estrictas sobre armas son efectivas para reducir los delitos violentos, según una encuesta del Instituto de Estudios Gubernamentales de UC Berkeley copatrocinada por Los Angeles Times.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

En medio de un aumento en los tiroteos este año, la mayoría de los votantes de California indican que creen que las leyes de control de armas son efectivas para reducir los delitos violentos, pero la confianza en ellas ha disminuido, según una nueva encuesta copatrocinada por el Instituto de Estudios Gubernamentales de UC Berkeley y por Los Angeles Times.

El sondeo publicado el jueves encontró que el 56% de los electores del estado encuestados cree que las leyes más estrictas que restringen la venta y posesión de armas ayudan a que sus comunidades sean más seguras, pero la cifra ha bajado del 60% que mantenía esa postura hace tres años.

La encuesta también encontró que el 57% de los votantes de California sostiene que es más importante establecer mayores controles sobre la posesión de pistolas, en oposición a proteger los derechos de los estadounidenses a tener armas bajo la 2da Enmienda, pero ese número es inferior al 64% que se encontró en 2018.

La disminución de la confianza en las leyes sobre armas es una respuesta a lo que la gente está viendo en sus comunidades, indicó Mark DiCamillo, director de Berkeley IGS Poll.

Anuncio

“Creo que se debe en gran medida al aumento de la delincuencia, especialmente los delitos violentos”, señaló DiCamillo. “Pero, aun así, este es un distrito electoral muy demócrata, muy liberal, y las leyes de control de armas han sido tradicionalmente bastante populares entre esos votantes, no solo aquí en California, sino en todo el país”.

La encuesta se publicó en un momento en que las leyes clave sobre pistolas en el estado están siendo impugnadas en los tribunales por grupos que abogan por los derechos a poseerlas, incluida la Coalición de Políticas de Armas De Fuego.

El mes pasado, California apeló una decisión de un tribunal federal que anuló la prohibición estatal de armas de asalto después de que un juez dictaminara que es inconstitucional. El impedimento permanece vigente durante el proceso de apelación.

La encuesta encontró que el 56% de los electores de California no cree que la ley de prohibición de armas de asalto viole la Constitución de Estados Unidos, lo que DiCamillo señaló es consistente con el nivel de apoyo a controles estrictos sobre la posesión de armas.

Anuncio

Los números de la encuesta sobre la constitucionalidad de la prohibición de armas no son relevantes para lo que ahora es un asunto legal que deben resolver los tribunales, según Sam Paredes, director ejecutivo de Gun Owners of California.

“La opinión no importa cuando se trata de derechos constitucionales”, comentó.

Aun así, la respuesta de los votantes sobre la prohibición de las armas de asalto fue alentadora para Shannon Watts, fundadora de Moms Demand Action, una organización que aboga por las leyes de control de armas.

“Esta investigación muestra claramente que los californianos como yo vemos el reciente fallo derogando la ley de California que prohíbe las armas de asalto por lo que es: peligroso, un caso atípico en un precedente judicial y uno que creemos que será anulado”, indicó Watts en una declaración.

Anuncio

Cuando se le preguntó sobre la reducción de la confianza de los electores en las leyes de armas, Watts señaló que el apoyo de la mayoría “tiene sentido porque estudio tras estudio muestra que las leyes de seguridad de armas salvan vidas”.

Los resultados de la encuesta se producen en medio de un fuerte aumento de la violencia con armas de fuego en Estados Unidos y en las grandes ciudades de California, ya que la pandemia de COVID-19 ha causado disturbios económicos y sociales.

Los tiroteos en Los Ángeles han incrementado un 43.9% en lo que va del año en comparación con 2020, y los homicidios en la ciudad han ascendido en un 28.9%.

En todo el estado, se registraron 2.202 homicidios en 2020, la gran mayoría relacionados con armas de fuego, un aumento del 31% con respecto al año anterior, según un informe de este mes del Departamento de Justicia de la entidad.

Anuncio

Al mismo tiempo, la venta de pistolas en California incrementó casi un 66% en 2020 en comparación con el año anterior, informó este mes el fiscal general del estado.

Paredes comentó que la disminución de la confianza en las leyes de armas era predecible, ya que cientos de miles de californianos más están comprando pistolas para su propia protección en respuesta al aumento de la delincuencia y las propuestas para recortar los fondos policiales.

“Se están dando cuenta de que son su propia primera línea de defensa”, enfatizó.

También agregó que los votantes de la entidad han visto que los incidentes masivos continúan a pesar de las leyes estatales sobre armas.

Anuncio

“Cuanto más se entera el público en general sobre algunos tiroteos que ocurren en California, las personas comienzan a darse cuenta de que esas leyes no habrían afectado ninguno de los eventos similares que hemos tenido”, señaló.

En respuesta al aumento nacional de violencia armada, el fiscal general Merrick Garland informó, la semana pasada, un nuevo equipo de ataque federal que se enfocará en el flujo ilegal de armas de fuego hacia las ciudades que experimentan un incremento en los tiroteos, incluyendo a Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Washington, D.C., así como el Área de la Bahía de San Francisco.

En abril, el presidente Biden también anunció una serie de acciones ejecutivas para reducir la violencia con armas de fuego, incluida una propuesta para exigir verificaciones de antecedentes para la compra de armas fantasma, que se ensamblan a partir de kits y se pueden vender sin sellos de identificación.

La Casa Blanca citó un informe de la Comisión Nacional sobre COVID-19 y Justicia Penal que encontró que las tasas de homicidio en 34 ciudades importantes de todo el país fueron un 30% más altas el año 2020, en comparación con el año anterior.

Anuncio

A pesar de contar con algunas de las leyes de control de armas más estrictas de la nación, California ha tenido una serie de tiroteos masivos en los últimos años, incluido uno en mayo en el que un individuo asesinó a nueve compañeros de trabajo en una estación de tren ligero en San José. En otro incidente en marzo, un hombre armado mató a cuatro personas e hirió a una quinta en un edificio de oficinas en Orange.

La encuesta en línea, que se completó la semana pasada, encontró que el 24% de los que respondieron sienten que las leyes más rígidas que restringen la venta y posesión de armas serían “muy efectivas” para reducir el crimen y el 32% las considera “algo efectivas”.

El sondeo utilizó una muestra aleatoria de 5.785 votantes registrados en todo California.

DiCamillo indicó que las opiniones sobre la efectividad de las normas varían considerablemente según el registro del partido de los votantes, el género, el área de residencia y si viven en un hogar con armas.

Anuncio

Alrededor del 79% de los demócratas sostienen que las leyes de control de armas son efectivas para reducir el crimen, pero solo el 18% de los votantes republicanos comparte esa opinión.

La encuesta encontró que el 68% de los electores que viven en ambientes sin pistolas creen que las restricciones a las armas de fuego disuaden el crimen, el doble del porcentaje de aquellos hogares que poseen dichos objetos. Un poco menos de la mayoría de los hombres considera que las leyes sobre este tipo de instrumentos son efectivas, pero el 63% de las mujeres confía en las restricciones.

Aunque el control de armas es considerado efectivo por una gran mayoría de votantes en las áreas costeras, incluido el 66% de quienes residen en Los Ángeles, la mayoría de quienes habitan en zonas del interior creen que las leyes son ineficaces.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio