Anuncio
Share

El sheriff expresa “grave preocupación” por el tiroteo mortal a manos de agentes que fue capturado en video

Los Angeles County Sheriff Alex Villanueva
El sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, que se muestra en mayo, indicó que tenía “graves preocupaciones” sobre el tiroteo, por parte de sus agentes y de un hombre armado con un cuchillo en el este de Los Ángeles.
(Al Seib / Los Angeles Times)

El Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles publicó el viernes por la noche imágenes de cámaras corporales que muestran a varios oficiales matando a tiros a un hombre que estaba armado con un cuchillo, un incidente que el sheriff Alex Villanueva, en una rara crítica a sus propios agentes, admitió que le ha provocado “graves preocupaciones”.

El Departamento del Sheriff publicó las imágenes un día después de que los familiares de David Ordaz Jr. llevaran a cabo una conferencia de prensa frente al tribunal federal en el centro de Los Ángeles para anunciar que estaban demandando al condado y a los cuatro agentes involucrados en el tiroteo a Ordaz. Sus abogados también lanzaron un video, grabado por un transeúnte, que muestra el momento en que el individuo, de 34 años, fue asesinado a tiros.

Villanueva, en un comunicado emitido el viernes por la noche, informó que uno de los oficiales había sido relevado de su deber y se le suspendieron sus facultades policiales, en espera de una investigación por parte de los detectives de homicidios del Departamento del Sheriff. No especificó cuál de los cuatro agentes había sido suspendido y el Departamento no respondió de inmediato a una solicitud de aclaración.

La institución comunicó que remitirá la investigación al FBI para su revisión.

Anuncio

Asimismo, el Departamento del Sheriff publicó el viernes extractos de las imágenes de la cámara llevada sobre el cuerpo, junto con fragmentos de la llamada al 911 que llevó a los agentes a la casa de Ordaz en el este de Los Ángeles, en la cuadra 100 de North Rowan Avenue, la tarde del 14 de marzo.

“Sí, hola, um, en este momento estoy con alguien que me dice que tiene tendencias suicidas”, se oye decir a una mujer, que luego se identifica como la hermana de Ordaz. “Solo me gustaría saber si puede orientarme sobre lo que puedo hacer para ayudarlo”.

Ella le comentó a un despachador que estaban sentados en el auto de su hermano, estacionado afuera de la casa de su familia. El despachador preguntó si Ordaz tenía armas.

“Sí”, respondió Ordaz.

Anuncio

Su hermana indicó que llevaba un cuchillo. El despachador preguntó si era una navaja.

“Es un cuchillo de carnicero enorme”, detalló Ordaz.

Cuando se le preguntó si tenía antecedentes de enfermedad mental o discapacidad, su hermana explicó que Ordaz no había sido diagnosticado con ninguna condición, pero que había tenido pensamientos suicidas “por un tiempo”.

“También ha hablado sobre el suicidio por parte de acciones de la policía, así que me temo por eso”, agregó.

Anuncio

La hermana de Ordaz informó que él tenía un historial de abuso de drogas y ella creía que actualmente usaba metanfetamina.

“Creo que simplemente tomó demasiado y, um, la ha usado, como mencioné, sabemos que la ha utilizado al menos durante un mes completo”, indicó. “Pero pienso que simplemente ingirió demasiado, o que lo hizo desbordarse, pero ha tenido una historia de abuso con eso”.

Un despachador le preguntó si se sentía “segura”.

“No lo sé”, contestó. “Quiero decir, pase lo que pase, es mi hermano”.

Anuncio

Los agentes fueron enviados a la casa de la familia Ordaz, informados por un despachador diferente que un hombre estaba sentado con su hermana en un automóvil, armado con un cuchillo de cocina y con pensamientos suicidas, según una transmisión de radio difundida por el Departamento del Sheriff.

En un video narrado, una portavoz de la institución indicó que los oficiales solicitaron armas menos letales y que un equipo de evaluación mental también respondiera.

Cuatro agentes llegaron justo antes de las 2 p.m. y se estacionaron detrás del Chevrolet Cruze dorado de Ordaz. Las imágenes de la cámara corporal muestran un grito de un oficial para que los ocupantes del automóvil salieran. Ordaz salió por la puerta del lado del conductor, sosteniendo un cuchillo en su costado, según muestran las imágenes.

“Oye, baja el cuchillo”, instruyó el oficial, alzando su pistola hacia Ordaz. “Baja el cuchillo”.

Anuncio

Él, parado en la calle cerca de la parte delantera de su auto, les comentó algo ininteligible a los agentes. Uno respondió: “No estamos aquí para dispararte, amigo, estamos aquí para ayudarte”.

Otro agente preguntó: “¿Por qué estás molesto hoy?”

“Porque no disparas [improperio]”, respondió Ordaz.

“Baja el cuchillo, habla con nosotros, te ayudaremos, amigo”, mencionó un oficial.

Anuncio

Ordaz se trasladó al otro lado del auto, más cerca de la casa de su familia. Cuatro familiares se habían reunido en el patio delantero, suplicándole que dejara el cuchillo. Un agente gritó a los familiares que volvieran al interior de la casa.

En este punto, un oficial desenfundó una escopeta con bolsa paralizante y apuntó a Ordaz.

“¿Ustedes van a tomar un pájaro del gueto [es decir, un helicóptero] aquí o qué?”, preguntó Ordaz.

“Sí, está en camino”, dijo un oficial. “¿Es eso lo que quieres?”

Anuncio

“Sí”, respondió. “Quiero que Canal 4 esté aquí también”.

Los agentes le indicaron a Ordaz que retrocediera y no se acercara más. A medida que se acercaba, un agente le disparó con una bolsa paralizante. Ordaz tropezó unos pasos hacia atrás. Los agentes gritaron: “¡Suéltalo!”. Él avanzó un par de pasos y un número indeterminado de agentes abrieron fuego con balas reales.

No está claro cuántos disparos se realizaron, pero en el video parece que los agentes detonaron al menos 10 veces, incluido un disparo final unos dos segundos después de que las detonaciones se detuvieran inicialmente. En ese momento, Ordaz yacía boca arriba en la banqueta, sujetándose el hombro.

La familia de Ordaz, parada a escasos metros en el patio delantero, comenzó a gritar. El Departamento del Sheriff indicó que se encontró un cuchillo de cocina de 30 centímetros en el lugar.

Anuncio

En la demanda, los abogados que representan a la familia de Ordaz describieron al hombre como “indefenso”, “mirando hacia arriba desde el pavimento sin ningún arma”, mientras un oficial le disparaba el “tiro de gracia” en el pecho.

El Departamento identificó a los agentes involucrados en la muerte de Ordaz como Remin Pineda, Edwin Navarrete, Jaime Romero y Nathaniel Trujillo. No está claro si todos o solo algunos de los cuatro agentes dispararon sus armas, y la institución no respondió de inmediato una solicitud de aclaración.

Los cuatro agentes figuran como acusados en la demanda de la familia Ordaz. No se pudo determinar a partir de los registros judiciales si alguno de ellos estaba representado por un abogado.

Los detectives de homicidios del Departamento están investigando el tiroteo fatal de Ordaz. Presentarán sus hallazgos a los fiscales del condado de Los Ángeles, quienes, a su vez, evaluarán si el tiroteo cayó dentro de la amplia discreción que generalmente se otorga a los oficiales de policía según la ley estatal y decidirán si los cargos penales están justificados.

Anuncio

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio