Anuncio
Share

Crímenes brutales y descarados sacuden a Los Ángeles, dejando a la ciudad en una encrucijada

Agentes privados vigilan la casa donde Jacqueline Avant fue asesinada a tiros.
Agentes de seguridad privados vigilan la casa de Beverly Hills donde Jacqueline Avant, la esposa del productor musical Clarence Avant, fue asesinada a tiros el miércoles.
(Al Seib/Los Angeles Times)

Bandas de ladrones abriéndose camino públicamente en las tiendas más exclusivas de Los Ángeles. Ladrones siguiendo a sus víctimas, incluida una estrella de “The Real Housewives Beverly Hills” y un presentador de BET, a sus residencias. Y esta semana, el tiroteo fatal de Jacqueline Avant, de 81 años, una filántropa admirada y esposa de la leyenda de la música Clarence Avant, en su casa de Beverly Hills.

Después de dos años de aumento en los crímenes violentos en Los Ángeles, estos incidentes han provocado una conversación nacional y han generado preocupación local tanto por los crímenes en sí mismos como hacia dónde conducirá la indignación por la violencia.

“El hecho de que esto haya sucedido, que le dispararan y la mataran en su propia casa, después de dar, compartir y cuidar durante 81 años, ha sacudido las leyes del Universo”, declaró Oprah Winfrey, expresando su dolor por el asesinato de Avant a millones de seguidores en Twitter. “El mundo está patas arriba”.

Jacqueline Avant y Clarence Avant.
(Mark Von Holden/Invision/AP)
Anuncio

Si bien las tasas generales de delincuencia de la ciudad se mantienen muy por debajo de los registros establecidos durante las notorias guerras de pandillas de la década de 1990, los delitos violentos han aumentado drásticamente en Los Ángeles, al igual que en otras ciudades. Gran parte de la violencia se ha producido en comunidades pobres y entre poblaciones vulnerables, como las personas en situación de calle, y recibe poca atención.

Sin embargo, desde el inicio de la pandemia y más rápidamente en los últimos meses, el crimen se ha infiltrado en enclaves más ricos y se ha abierto camino hacia el centro del discurso público en Los Ángeles, en un contexto de angustia por el COVID-19, percepciones políticas en evolución sobre qué papel la policía y los fiscales deberían tener en la sociedad y, ahora, una temporada navideña en donde los minoristas tradicionales confían para mantenerse a flote.

Algunos se preguntan si esto podría ser un punto de inflexión para California, que durante décadas ha estado en el centro del movimiento por la reforma de la justicia penal, haciendo retroceder las duras leyes de sentencia y reduciendo la población carcelaria.

Las encuestas en 2020 mostraron que los votantes de California apoyan, de manera amplia, muchas de estas medidas, y tanto San Francisco como Los Ángeles han elegido fiscales de distrito con fuertes agendas de reforma. Sin embargo, quienes se preocupan por el crimen y quienes creen que las políticas liberales han contribuido a su aumento se han vuelto más enérgicos.

Es un discurso definido por evidentes diferencias de opinión y, en ocasiones, una enorme desconexión entre la percepción de la delincuencia local y la realidad sobre el terreno.

Dominick DeLuca, propietario de la tienda de patinetas Brooklyn Projects en Melrose Avenue, un corredor comercial que ha experimentado un fuerte aumento de asaltos y robos en los últimos meses, indicó que las cosas se han puesto tan mal que lleva un arma al trabajo y quiere desesperadamente una aplicación de la ley más estricta.

“Nunca había visto algo así”, comentó. “En los últimos dos años, me han robado en tres ocasiones”.

Vista aérea de la casa de Beverly Hills de Clarence y Jacqueline Avant.
Vista aérea de la casa de Beverly Hills del productor musical Clarence y Jacqueline Avant.
(KTLA)

En una conferencia de prensa el jueves, el alcalde Eric Garcetti y el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD por sus siglas en inglés), Michel Moore, señalaron que se debería encerrar a más delincuentes y cuestionar las políticas relacionadas con la pandemia que han permitido que muchos arrestados no violentos sean liberados sin fianza.

Moore subrayó que se habían realizado arrestos en varios robos de alto perfil, pero lamentó que todos los sospechosos hayan sido liberados en espera de juicio. Garcetti detalló que almacenar criminales en las cárceles sin rehabilitarlos no es una solución, pero tampoco lo es ceder las calles a los reincidentes.

El fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, George Gascón, cuyas políticas progresistas en torno al enjuiciamiento y condena son culpadas por muchos como responsables del aumento de la delincuencia, estuvo notablemente ausente en la conferencia de prensa, pero comunicó a través de su oficina que está trabajando en estrecha colaboración con los encargados de hacer cumplir la ley para responsabilizar a los perpetradores por delitos tan descarados.

La retórica intensificada marca una desviación del lenguaje compartido por muchos de los mismos funcionarios el año pasado, después del asesinato de George Floyd por parte de un oficial de policía de Minneapolis. Esto ha disparado las alarmas entre los activistas que lideraron las protestas, quienes buscan ver medidas de justicia progresistas y escuchar ecos de épocas pasadas cuando, creen, la sobrevaloración del crimen llevó a la vigilancia excesiva y al encarcelamiento excesivo.

“Están tratando de hacernos retroceder”, señaló Melina Abdullah, cofundadora de Black Lives Matter Los Angeles. “No queremos retroceder; queremos seguir adelante”.

Melina Abdullah se dirige a la Policía en la sede de LAPD.
Melina Abdullah se dirige a una reunión de la Comisión de Policía en la sede de LAPD.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Abdullah calificó el asesinato de Avant de “horrible y espantoso” y detalló que Black Lives Matter está de luto con su familia. Pero agregó que no se debe permitir que los funcionarios utilicen la muerte de Avant o los delitos recientes contra la propiedad para impulsar más vigilancia policial, fianzas en efectivo u otras medidas duras contra el crimen que, según ella, se ha demostrado que no funcionan.

“Necesitamos pensar qué tipos de desesperación económica crean realmente los delitos contra la propiedad y cómo sacamos a la gente de ese estado”, indicó Abdullah. “¿Cómo creamos trabajos con salarios justos? ¿Cómo creamos viviendas accesibles?”.

Abdullah también advirtió contra la aceptación de afirmaciones sobre delitos que pueden no tener una base en la realidad, lo que, como sucede, es algo contra lo que la policía ha advertido en los últimos días, ya que la preocupación por las tendencias delictivas ha aumentado.

Por ejemplo, si bien las tendencias de “seguimiento a casa” y “robo exprés” en Los Ángeles, incluidos los incrementos en los robos en zonas como Melrose Avenue, han causado preocupación, no son indicativas de un aumento en los delitos contra la propiedad en toda la ciudad.

Según datos de LAPD hasta el 27 de noviembre, los delitos contra la propiedad este año aumentaron un 2.6% en comparación con el mismo período del año pasado, pero bajaron un 6.6% desde 2019. Los robos con uso de la fuerza incrementaron un 3.9% con respecto al año pasado, pero disminuyeron un 13.6% desde 2019. Los robos de establecimientos descendieron 8.4% con respecto al año pasado y un 7.7% menos que en 2019. Los robos de automóviles son un valor atípico notable, casi un 53% más que en 2019.

Lo más preocupante es el crimen violento. Los homicidios aumentaron un 46.7% en comparación con 2019, mientras que las víctimas de disparos incrementaron un 51.4%, según datos policiales. Hasta fines de noviembre, había 359 homicidios en Los Ángeles en 2021, en comparación con 355 en todo 2020. No ha habido más homicidios en un año desde 2008, que terminó con 384.

Jefe de policía de Beverly Hills, anuncia arresto por el asesinato de Avant
El jefe de policía de Beverly Hills, Mark Stainbrook, anuncia un arresto por el asesinato de Jacqueline Avant.
(Al Seib/Los Angeles Times)

En Beverly Hills, la policía enfatiza que el crimen es raro, y los asesinatos como el de Avant lo son aún más. El jefe de policía Mark Stainbrook detalló que, a pesar de los incidentes recientes, Beverly Hills sigue siendo una de las ciudades más seguras del país.

El crimen en Beverly Hills este año se redujo un 2% a fines de octubre. Los delitos violentos en los últimos dos años aumentaron un 23% en comparación con los dos años anteriores, pero el número total de tales delitos sigue siendo pequeño: solo hubo cinco robos en la ciudad en octubre y los homicidios son raros.

No está claro a qué reformas conducirán las preocupaciones sobre la delincuencia en el área de Los Ángeles, si las hay.

Un incremento de la delincuencia en la década de 1990 llevó a California a adoptar políticas que endurecieron las sentencias y aumentaron el encarcelamiento. El movimiento de reforma fue un reconocimiento de que esas políticas fueron demasiado lejos y causaron sus propias injusticias. Una encuesta de votantes de Los Ángeles publicada esta semana mostró que la seguridad pública se percibe como un problema menos urgente que la falta de vivienda, la asequibilidad de los hogares, el tráfico, el cambio climático y la calidad del aire.

Jonathan Simon, profesor de justicia penal en la facultad de derecho de UC Berkeley y autor de “Governing through Crime: How the War on Crime Transformed American Democracy and Created a Culture of Fear”, explicó que es poco probable que las preocupaciones por el crimen descarrilen por completo el movimiento de reforma por una justicia penal progresista que comenzó con el asesinato de Floyd.

Sin embargo, tal preocupación podría retrasar esas reformas, enfatizó, mostrando una vez más “cuán potente es el valor político del crimen” y cuán rápido los políticos y otros pueden volver a una mentalidad de “represión”.

“Es un tropo poderoso desde hace 40 años”, señaló Simon.

El viernes en el Roxbury Park de Beverly Hills, un puñado de proveedores de cuidado infantil se sentaron juntos durante el almuerzo. Una mujer comentó que había cambiado su horario de caminatas más temprano cada día para sentirse más segura.

Norma Guzmán, quien ha trabajado durante dos décadas como niñera en varias partes de Los Ángeles, mencionó que Beverly Hills no se compara con otras áreas en términos de la cantidad de delitos.

“Si no hubiera visto la televisión, no creo que me hubiera dado cuenta de que el área era más peligrosa”, comentó. “No creo que lo sea”.

Pero Janette Waight, una enfermera que ha trabajado en Beverly Hills durante siete años y estaba paseando por Roxbury Park con el terrier de su jefe, se sintió diferente.

“En los últimos años, esta área se ha vuelto cada vez más peligrosa”, subrayó Waight. “No es solo un crimen; es la falta de vivienda, y es solo un deseo de la gente de buscar dinero rápido en lugar de trabajo”.

Ruben Urcis, de 90 años, residente de Beverly Hills desde hace 42 años que camina dos veces al día por Beverly Gardens Park, indicó que no le molestaba la reciente serie de delitos de alto perfil, que no consideraba nada nuevo.

“La gente podría estar notando esto, pero ha sucedido antes”, señaló, y agregó que a su esposa le robaron a punta de pistola un Rolex de oro blanco hace más de una década afuera de su garaje. Ahora lleva un “reloj de pulsera estándar sin valor”, dijo.

Urcis explicó que la diferencia con el crimen ahora es que ocurre en lugares públicos y se graba en cámara para que todos lo vean.

“La gente de esta comunidad no se siente segura”, comentó, “pero eso ha estado sucediendo durante mucho tiempo”.

Pete Nichols, cofundador del grupo comunitario Melrose Action, indicó que la conferencia de prensa del jueves ofreció pocas soluciones concretas, una de las razones por las que la comunidad de minoristas de Melrose no está esperando que el Ayuntamiento o el LAPD aborden el crimen por ellos. En cambio, los comerciantes locales están tratando de obtener cámaras que lean las matrículas para ayudar a la policía a identificar a los ladrones que conducen por el área.

Muchos comerciantes y empleados locales vieron el asesinato en agosto del empleado de Shoe Palace, Jayren Bradford, de 26 años, afuera de esa tienda como un punto de inflexión, explicó Nichols, y han estado aportando en fondos para las cámaras.

“Es una situación realmente terrible”, comentó.

Si quiere leer este artículo en inglés,haga clic aquí.

https://www.latimes.com/california/story/2021-12-04/brutal-brazen-incidents-push-crime-into-focus-in-l-a?fbclid=IwAR1NtFIf0H3NRoMtJWPSsvk_w62VFJTq9jTWL58N3aOJfH_he1khudajydc


Anuncio