Anuncio
Share

Cobertura para californianos indocumentados a través de Medi-Cal les da esperanza a estas familias

Los contribuyentes de California pagan los costos de atención médica para inmigrantes de bajos ingresos de 26 años o menos.
Los contribuyentes de California ya pagan los costos de atención médica para los inmigrantes de bajos ingresos de 26 años o menos.
(Selene Rivera)

La ampliación del seguro de Medi-Cal para californianos indocumentados les da a millones de familias un aire de descanso, en tiempos donde muchos han tenido que asistir a doctores particulares, lidiar con sus enfermedades en el hogar y hasta postergar citas por falta de dinero.

Una de estas familias favorecidas es la pareja Monterrubio. Jaime sufre de diabetes mientras su esposa Margarita padece de dolores de espalda crónicos, sin embargo, los dos inmigrantes sin documentos legales en el país no cuentan con seguro médico. Para tratarse, ellos mandan traer medicina de México cada que sus familiares visitan esa nación, aseguran.

“Como parte de las estadísticas podemos decir que nuestra calidad de vida no es la mejor”, dijo Jaime de 58 años.

Qué tomar después de dar positivo para COVID-19

“Muchos creen que como indocumentados no tenemos derechos, pero pagamos impuestos, laboramos en trabajos esenciales y tenemos hijos nacidos en este país que necesitan de nosotros. Tener seguro médico es esencial, y eso nos cambiará la vida”, expuso el señor que trabaja lavando autos.

Anuncio

De acuerdo con los expertos del Centro para la Investigación y la Educación Laboral de la Universidad de Berkeley, para el 2021 el 90% de los adultos indocumentados no contaban con acceso a una cobertura de atención médica integral.

La campaña Health4All comenzó en 2013, cuando activistas por los derechos de los inmigrantes, defensores de la atención médica y miembros de la comunidad se unieron para hacer un llamado a fin de ampliar la atención médica a todos los californianos, independientemente de su estatus migratorio.

¿Qué comer si resultas positivo por COVID-19? Expertos en nutrición lo dicen

Al igual, los inmigrantes indocumentados son excluidos de la ayuda financiera para la cobertura a través de la ACA, e incluso del uso de un mercado estatal como Covered California para comprar cobertura de salud con su propio dinero.

El gobernador de California, Gavin Newsom, propuso este lunes un presupuesto que prometía pagar los gastos de atención médica de todos los adultos de bajos ingresos del estado que viven ilegalmente en el país.

Los contribuyentes de California ya pagan los costos de atención médica para los inmigrantes de bajos ingresos de 26 años o menos y planea cubrir a las personas de 50 años o más este mayo. La propuesta de Newsom cubriría a todos los demás a partir de enero de 2024.

Resurgen estos síntomas inusuales de la variante Ómicron

Para la familia Monterrubio, ver la ayuda en el horizonte es un paso enorme, ya que el seguro cubrirá a los trabajadores esenciales, las familias que viven de sueldo a sueldo con gastos limitados, estudiantes y padres solteros, así como los que están no muy lejos de la vejez.

“Tal vez para muchas familias esta ayuda venga tarde, pero va a llegar justo a tiempo para muchas otras personas. Lo importante es no dejar nuestra salud deteriorarse por falta de una tarjeta”, dijo la señora Margarita, quien dejó de trabajar en la limpieza hace tres años debido a sus dolores de espalda.

Según un análisis legislativo, llenar este vacío le costaría al estado $2.4 mil millones anuales. Sin embargo, la señora Margarita reflexiona y señala que muchas familias latinas ya residentes y ciudadanos tienen todavía alguna familia sin documentos en el país.

“Creo que siempre es más fácil prevenir. No es de sorprenderse que las personas indocumentadas visitamos al médico en este país cuando ya es emergencia, y creo que el gasto se agudiza”, manifestó.

La senadora estatal María Elena Durazo (D-Los Ángeles) dijo sentirse honrada de haber sido parte de este esfuerzo, que comenzó con niños, luego se expandió a adultos jóvenes, luego a californianos indocumentados de 50 años o más, y hoy, la pieza final: californianos indocumentados de entre 26 y 49 años.

“Este es el resultado final de casi una década de defensa estratégica y reflexiva de la coalición #Health4All encabezada por Health Access y el Centro de Políticas de Inmigrantes de California. No fue fácil y hubo reveses, pero nunca flaquearon”, dijo Durazo.

La propuesta de Newsom ahora se dirige a la Legislatura estatal, donde los demócratas tienen mayorías tan grandes que pueden aprobar cualquier plan de gastos sin los votos de los republicanos.


Anuncio