Anuncio
Share

Por qué su galleta favorita de las Girl Scouts escasea en el sur de California

Madar Mee, a la izquierda, y Emma Díaz, venden galletas de las Girl Scouts en Mar Vista
El negocio lleva buen ritmo mientras Madar Mee, de 10 años, a la izquierda, y Emma Díaz, de 7, venden galletas de las Girl Scouts en su vecindario de Mar Vista el 11 de febrero.
(Francine Orr / Los Angeles Times)

Leche con chocolate en Maine. Queso crema en Nueva York. Granito para lápidas en Mississippi.

Y ahora, las galletas Girl Scouts en grandes franjas del sur de California.

Parece que nada está a salvo de los problemas de la cadena de suministro provocados por la pandemia. Incluso esas vendedoras sonrientes se han visto obligadas a luchar este invierno para conseguir suministros que vender en línea o en mesas plegables frente a las tiendas de comestibles.

En plena temporada de venta de galletas, cuando las Girl Scouts recaudan fondos críticos para pagar las actividades del año, es difícil encontrar galletas Samoas y S’mores. Y eso es un golpe para las Girl Scouts de Los Ángeles, porque las tropas pueden recibir hasta $1 por cada caja que sus miembros vendan.

Por otro lado, parece que no hay escasez de Thin Mints número 1 en ventas, al menos todavía. Aún se pueden encontrar las galletas Trefoil y Tagalongs de mantequilla de cacahuete.

Anuncio

Según se informa, hay escasez de galletas S’more y Samoa (mostradas arriba) de las Girl Scouts en el área de Los Ángeles.
(Francine Orr / Los Angeles Times)

Pero las Samoas con rayas de coco, caramelo y chocolate (conocidas en algunas regiones como Caramel deLites, la segunda galleta más popular de las Girl Scouts) son una historia completamente diferente. Y también lo son las S’mores, una oferta relativamente nueva sin ingredientes genéticamente modificados.

“Las Girl Scouts del área metropolitana de Los Ángeles (GSGLA, por sus siglas en inglés) han sido informadas por Little Brownie Bakers (LBB), nuestro fabricante de galletas, que los problemas de la cadena de suministro y la escasez de mano de obra están afectando su capacidad para entregar las galletas que hemos pedido”, dijo GSGLA en un comunicado a The Times. “Estamos trabajando duro con LBB para resolver esta situación”.

Little Brownie Bakers, con sede en Kentucky, ofreció una breve declaración escrita: “Estamos trabajando con diligencia para cumplir con los pedidos y hacer llegar las galletas a las manos de las Girl Scouts que tanto trabajan. Apreciamos el apoyo de nuestros fans de las galletas que venden las Girl Scouts y su paciencia esta temporada”.

A estas Girl Scouts les vendrían bien unas cuantas cajas más.

Victoria, de 10 años, Alyssa, de 11, y Valentina, de 7, estaban vendiendo galletas frente a una tienda de comestibles de Granada Hills un reciente viernes por la tarde, saludando alegremente a los clientes y controlando juiciosamente cada venta de $5.

Las niñas, cuyos padres solicitaron que no se utilizaran sus apellidos, tenían una pequeña provisión de Samoas y nada de S’mores.

“Sigue siendo divertido”, dijo Alyssa. “No es que nos hayamos quedado sin todas las galletas”.

Las niñas dijeron que les hacía ilusión vender galletas todos los años, con o sin escasez.

“Especialmente cuando lo haces con amigas”, dijo Alyssa, abrazando a Victoria y Valentina.

Josh Goldstein compró 10 cajas de galletas de las Girls Scouts para él y algunas para sus amigos.
(Francine Orr / Los Angeles Times)

La presión se está sintiendo en San Diego, donde las tropas extendieron la temporada de ventas por dos semanas hasta finales de marzo. Las entregas de galletas a las Girl Scouts del condado de Orange se han retrasado debido a problemas de transporte con el proveedor de ese grupo, ABC Bakers.

Y la situación es grave para las Girl Scouts del área metropolitana de Los Ángeles, según los correos electrónicos enviados a las tropas este mes.

En un correo electrónico del 4 de febrero, la GSGLA dijo que Girl-Delivery, en el que los clientes pueden pedir galletas en línea y tenerlas entregadas en mano por una Girl Scout, se cerraría ese día para las galletas S’mores. Y también lo harían las opciones de envío directo.

Estas opciones permanecerán abiertas para las Samoas hasta que “se agoten nuestras existencias”, dijo la organización. Al 27 de febrero, las galletas Samoas estaban disponibles a través del portal Digital Cookie; los clientes deben comprar al menos cuatro cajas y pagar los gastos de envío.

“Ahora tenemos un suministro de ambas en nuestras alacenas y almacenes locales, pero no sabemos si este suministro se repondrá, ni cuándo”, escribió la organización, agregando que las tropas deben ser “hermanas de todas las Girl Scouts” al no tener un exceso de existencias de esos productos.

La GSGLA, que representa a 32.000 Girl Scouts de los condados de Los Ángeles, Kern y San Bernardino, y la panadería no han dado a conocer el alcance de la escasez ni otros detalles, y se han negado a responder a preguntas sobre cuántas cajas de las golosinas no estarán disponibles y cuándo se repondrán los suministros.

No quisieron decir si los problemas de la cadena de suministro están en el extremo delantero, por ejemplo, que las panaderías no pueden recibir ingredientes importantes y, por tanto, no pueden hornear suficientes galletas. O si están en el extremo posterior, que las galletas están acumuladas en los almacenes y no hay manera de llevarlas a sus destinos.

Las Girl Scouts del área metropolitana de Los Ángeles no proporcionaron información adicional fuera de su declaración citando las negociaciones en curso con la panadería. Las llamadas a la oficina nacional de las Girl Scouts no han sido devueltas.

Chris Hillman compra galletas Girl Scouts a Madar Mee y Emma Diaz
Chris Hillman, en el centro, compra galletas de las Girl Scouts a Emma Díaz, de 7 años, a la izquierda, y Madar Mee, de 10, en Mar Vista.
(Francine Orr / Los Angeles Times)

Otras regiones del país han visto sus propios problemas con las galletas. En enero, NPR informó que el área de Washington, D.C., ha tenido escasez de la nueva oferta de las Girl Scouts, una confección llamada Adventurefuls. El sitio web de las Girl Scouts describe esta golosina como “una galleta inspirada en un brownie con crema con sabor a caramelo y un toque de sal marina”.

Pero el golpe no se ha repartido de manera uniforme. Las Girl Scouts de la Costa Central de California, que tienen tropas desde el condado de Ventura hasta el condado de Santa Cruz, no han experimentado una escasez similar.

“Las galletas de las Girl Scouts son producidas actualmente por dos panaderías con licencia, una de las cuales ha reportado retrasos en la producción de un pequeño porcentaje de galletas”, dijo la organización de la Costa Central en un comunicado. “Las Girl Scouts de la Costa Central de California no se ven afectadas por esa escasez”.

La escasez en el sur de California es un giro irónico para las Girl Scouts después de la temporada 2021, cuando la organización terminó con un excedente masivo de galletas.

Al no poder vender a través de los puestos tradicionales en las tiendas de comestibles, las bibliotecas y otros lugares debido a la pandemia, muchas tropas pasaron a vender solo de manera digital. Terminaron con 15 millones de cajas extra de galletas, 12 millones de las cuales nunca salieron de los almacenes.

Para las niñas, la actual escasez de galletas está afectando a las lecciones y habilidades que la venta de galletas pretende inculcar, como la confianza en sí mismas y la responsabilidad.

“El mayor problema para mí y para nuestras niñas es que han tratado de vender galletas y luego no van a tener galletas para cumplir sus pedidos”, dijo Rita Satuloff, madre de Shayden, una niña exploradora de 12 años. “Posiblemente van a tener que ponerse en contacto con la gente y decirles: ‘Lo siento, usted ordenó estas galletas, pero no puedo hacérselas llegar’”.

“Es muy incómodo para nuestra hija de 12 años”, añadió Satuloff, quien es la contable de la Tropa 71045. La familia vive en Venice.

“Lo que esta situación va a provocar es... evitar que se acerque a la gente en el futuro”, dijo Mathew Satuloff, padre de Shayden. “Les hemos enseñado muchas habilidades, pero no a decepcionar a la gente”.

“Dejemos eso para los adultos”, expresó.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio