Anuncio
Share

Este regalo de Día de Madres le asegura que la ‘migra’ no puede separarla de sus hijos

Patricia muestra orgullosa su tarjeta verde a lado de sus hijas.
Patricia muestra orgullosa su tarjeta verde a lado de sus hijas.
(Selene Rivera )

Patricia Vásquez celebra el Día de las Madres de manteles largos, ya que, por primera vez en 25 años de estadía En Estados Unidos, ella recibe la residencia legal y con ello la seguridad de que la “migra” no podrá separarla de sus hijos.

La oriunda de Guanajuato recibió la tarjeta verde de esta semana de parte de su padre, el señor Juan Manuel Vázquez Villa, naturalizado, y quien realizó los tramites de su hija en 1997.

“La espera fue muy larga. De hecho, nunca me imaginé que tardara tanto”, dijo la madre de tres estadounidenses, Guadalupe de 20, Jennifer de 15 y Mario de 9.

Preguntas y respuestas: Expansión de MediCal para mayores de 50 cubre tratamientos de diabetes y cáncer

“Hubo veces que me quise dar por vencida, pero luché por este documento hasta el final por mi familia”, sostuvo.

Anuncio

La residente de Lynwood llegó a Estados Unidos a los 17 años junto con su madre. Para entonces, el señor Juan Manuel ya las esperaba en el hogar. Aunque al principio Patricia quiso estudiar, debido a su edad, la joven tuvo que entrar la escuela de adultos para aprender inglés y ponerse a trabajar.

Patricia pensaba que en cualquier momento ella recibiría la residencia, pero como llegó a la edad adulta, el trámite se alargó.

Nuevo negocio celebra la cultura creando velas literalmente con olor latino

La ley permite solo 23,400 beneficiarios primarios (niños aprobados para la residencia permanente) por año, por lo que la aprobación no es inmediata.

Al pasar los años, Patricia se casó y tuvo a sus hijos, pero, aunque anterior a eso vivía con algo de incomodidad por no tener un estatus legal en el país, ahora el temor era la deportación.

“Imaginarte que las autoridades pueden llegar a tu casa, tu empleo o hasta cuando vas a dejar a los hijos a la escuela es una pesadilla, pero es real”, dijo Patricia.

Experta aclara todo sobre el cuarto refuerzo de vacuna COVID para mayores de 50 años

Entonces, la familia entera siempre habló del tema, y preocupados llegaron a la conclusión de que, si Patricia algún día era deportada, la familia entera la seguiría.

El hablar de lo mismo una y otra vez, paradójicamente unió mas a la familia, pues, aunque los hijos de Patricia querían mudarse a México, era un hecho que no iban a dejar a su madre sola.

“A pesar de que teníamos acuerdos, me preocupaba el hecho de que en otro país mis hijos no tendrían las mismas oportunidades que tienen aquí”, dijo Patricia, de ahora 43.

“Y así como se encuentra el crimen en México, ellos tampoco estarían seguros”, dijo.

Expertos revelan cómo saber si sufre de síntomas persistentes de COVID tras meses de contagio

La madre de familia trataba de entender por que la residencia no le había llegado, en ocasiones dejaba pasar el tiempo sin preguntar por sus documentos, y en otras entraba a la página web de inmigración para saber que tan cerca estaba su caso de resolverse.

Ahora con la tarjeta en mano, Patricia, quien trabaja en una fábrica, espera cumplir sus metas de encontrar un empleo mejor, pero sobre todo afirma renace la ilusión de volver a su tierra natal.

No obstante, lo que más la hace feliz es saber que nadie la puede separar de sus hijos.

“El mejor regalo de Día de Madres es dormir y despertar sin ese temor”, afirma emocionada.

El abogado de inmigración Sergio Siderman que representó a Patricia en su proceso de regulación de estatus migratorio, explicó que aun cuando es un tiempo de espera prolongado, recomienda a los ciudadanos estadounidenses hacer una petición para sus familiares lo antes posible porque es una esperanza real para obtener la residencia permanente de manera segura.

Los hijos mayores de edad de ciudadanos es el sector de solicitantes que tienen mayor periodo de espera. Actualmente las fechas de prioridad de acuerdo con el Boletín de Visas de USCIS del mes de mayo es septiembre de 1997 para hijos mayores de edad.

Siderman aconsejó a los solicitantes de este tipo de beneficio migratorio que revisen regularmente su proceso, ya sea en el portal de USCIS o bien consultando a un abogado honesto de confianza.

También recomendó mantener buen récord, evitar manejar alcoholizado, pagar impuestos y tener una buena conducta moral. Es importante que USCIS tenga el domicilio actualizado de un solicitante de visa, agregó, porque perder una notificación podría aplazar el proceso de otorgamiento de una visa de inmigrante.

“Es mucho tiempo de espera y algunas veces las personas se olvidan o se distraen. Todas las personas para quienes un pariente (padre, madre, hermano o hermana) hizo una petición durante o antes de septiembre de 1997 son bienvenidas para iniciar y obtener su residencia permanente con vías a la ciudadanía”, puntualizó.


Anuncio