Anuncio
Share

Los seguidores del ‘apóstol’ de la Luz del Mundo dicen que lo esperarán hasta que cumpla su condena por abusos sexuales

Naason Joaquin Garcia, right, former leader of Mexico-based church La Luz del Mundo, during his sentencing

Naasón Joaquín García, a la derecha, ex líder de la iglesia fundamentalista La Luz del Mundo, con sede en Guadalajara (México), escucha las declaraciones de las víctimas durante su sentencia en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles el 8 de junio.
(Carolyn Cole / Los Angeles Times)

En el barrio Hermosa Provincia de Guadalajara, sede de La Luz del Mundo, cientos de fieles acudieron a la oración vespertina del miércoles, un día como ningún otro para la mayor iglesia evangélica de México.

Naasón Joaquín García, el líder de la iglesia, un hombre considerado por los feligreces como un apóstol de Jesucristo, acababa de ser condenado a casi 17 años de prisión por cometer actos de abuso sexual contra niñas de su congregación.

Pero los miembros de la iglesia se mantienen firmes junto a él, sosteniendo que es inocente. Arrodillados, rezaron por García, el tercer miembro de su familia en dirigir la iglesia, el tercero en ser acusado de conducta sexual inapropiada.

Anuncio

"¿Estamos firmes?”, gritó un congregante.

“Amén”, respondieron los miembros.

"¿Seguimos creyendo?”, preguntó de nuevo.

“Amén”, volvieron a responder.

The community of Divine Providence and its main temple.
Una vista de la comunidad de la Divina Providencia y su templo principal en Guadalajara, Jalisco.
(Alejandra Leyva / For The Times)

A pesar de mantener su inocencia desde su detención en el aeropuerto internacional de Los Ángeles en 2019, García se declaró abruptamente culpable el viernes de dos cargos de cópula oral forzada contra un menor y un cargo de cometer un acto lascivo en un niño.

García se había enfrentado a las acusaciones de cinco denunciantes y supuestamente cometió delitos entre 2015 y 2019. Los fiscales afirmaron que a las presuntas víctimas se les dijo que si iban en contra de los deseos de García estarían yendo en contra de Dios.

Anuncio

La primera víctima que testificó durante la audiencia de sentencia de García en Los Ángeles el miércoles por la mañana dijo al tribunal que, por culpa de García, había sufrido “más trauma y dolor” de lo que podría soportar. Todo lo que quería, dijo, era “decirle al mundo quién es realmente este hombre”.

“Siento que este resultado le permite escapar de las verdaderas consecuencias” de sus actos, dijo.

“Todo lo que he conocido ha sido la iglesia”, continuó.

“Siempre me enseñaron que no podíamos rechazar sus deseos”, dijo, y describió cómo otros miembros de la iglesia la convencieron de que era “afortunada” por “recibir su bendición”.

Anuncio

Dijo que había servido como sirvienta y esclava sexual de García, obligada a lavar su ropa, fregar su baño y realizar un acto sexual con él cada mañana. El abuso continuó cada día durante años, dijo.

Al sentenciar a García, el juez del Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, Ronald S. Coen, calificó al líder de la iglesia, vestido con un uniforme color naranja, de “depredador sexual”. “He sido juez durante mucho tiempo”, dijo. “Nunca dejará de sorprenderme lo que algunas personas hacen [en nombre de] la religión”.

Tres mujeres -Alondra Ocampo, Susana Medina Oaxaca y Azalea Rangel Meléndez- habían sido acusadas de facilitar los crímenes de García. Los fiscales alegan que prepararon a sus víctimas para que consintieran los abusos y no hicieran denuncias.

Anuncio

Ocampo se declaró culpable de tres cargos de contacto con un menor para un delito sexual y un cargo de penetración sexual forzada. Estaba dispuesta a testificar contra García en el juicio. Oaxaca se declaró culpable la semana pasada de un cargo de agresión con probabilidad de causar grandes daños corporales. Rangel sigue fugitiva.

Incluso mientras su caso avanzaba en los tribunales y los investigadores describían las denuncias de niñas violadas y fotografiadas en posiciones sexuales, García ha mantenido el apoyo de los funcionarios de la iglesia y de muchos feligreses.

A banner featuring photo of Naason Joaquin Garcia
Un cartel de apoyo al líder de La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, en la colonia Hermosa Provincia de Guadalajara.
(Alejandra Leyva / For The Times)
Anuncio

Ven a su líder espiritual como la víctima de una vasta conspiración urdida por fiscales extralimitados y ex feligreses mentirosos y amargados. Han dicho que la declaración de culpabilidad de García es el resultado de un sistema de justicia amañado.

Y a 1.500 millas de distancia de la sala del tribunal de Coen, la lealtad al líder en Hermosa Provincia continúa viva. Aquí es donde García creció y donde los miembros de la iglesia comenzaron a establecerse en la década de 1950 bajo el primer apóstol de La Luz del Mundo, el abuelo de García.

Grandes bloques de letras metálicas azules deletrean la palabra #INOCENTE en un extremo de un paseo pintado con rayas naranjas, doradas y verdes que conduce a la iglesia. Los feligreses posan para las fotos junto a un arreglo de flores de varias decenas de metros de altura que forman los números “53" en honor al cumpleaños de García que se celebró en mayo.

Anuncio

Los carteles afirman con orgullo su apoyo a García. “Nos volveremos a ver... ¡y será glorioso!”, dice un cartel fuera de una casa. "#Honorable” dice otra pancarta.

En un extenso comunicado emitido el miércoles por la tarde, la iglesia dijo que apoyaba la decisión de García de declararse culpable y reforzó la idea de que la declaración surgió de su incapacidad para tener un juicio justo. La declaración, dijo la iglesia, le permitiría “minimizar su pena de prisión para recuperar su libertad”.

Calificándolo como “el Apóstol de Jesucristo”, la iglesia dijo que García “no tuvo más remedio que aceptar con mucho dolor que el acuerdo presentado es el mejor camino para proteger a la iglesia y a su familia”.

Anuncio

García, según el comunicado, “seguirá ministrando a la iglesia. Este es un camino que Dios ha puesto frente a él por una razón, como lo hizo con el apóstol Pablo”.

Media cameras in front of a temple building
Foto de 2019 durante el servicio dominical de la iglesia La Luz del Mundo en el Templo Sede Internacional en la colonia Hermosa Provincia en Guadalajara, Jalisco.
(Damian Dovarganes / Associated Press)

Patricia Fortuny, una antropóloga mexicana que ha estudiado La Luz del Mundo durante décadas, dijo que la iglesia “no perderá su popularidad de un día para otro” y podría sobrevivir presentando a García como “una víctima que ha sido destruida por un mundo injusto”.

Anuncio

Sergio Meza Jr., un estibador del puerto de Los Ángeles cuyos padres fueron misioneros de La Luz del Mundo, dejó la iglesia hace unas tres décadas. Meza, de 49 años, dijo que cree que un juicio en el que se expusieran las pruebas contra García habría provocado que más personas abandonaran la iglesia.

“El tipo es [ahora] un mártir que ayudará a salvar el nombre de la iglesia y de su propia gente”, dijo Meza.

En los días previos a la sentencia, los residentes de Hermosa Provincia hacían su vida normal. Las mujeres con faldas largas iban en bicicleta por calles con nombres como Jerusalén y Jericó.

Anuncio

En el servicio religioso de las 6 de la tarde del lunes, una feligresa leyó una carta que, según ella, provenía de García. Había escrito que su caso “no es importante para mí" y en su lugar instaba a los miembros a centrarse en cómo “con nuestra fe estamos ganando porque la iglesia ha mostrado al mundo su fuerza”, dijo.

Minister Cirilo Ramirez, 77, reads in a chair
“Lo que está ocurriendo no es nuevo”, dijo el ministro Cirilo Ramírez, de 77 años. “Todos los apóstoles han sufrido, y su delito fue predicar”.
(Alejandra Leyva / For The Times)

Estas cartas recuerdan a los miembros que García no se ha olvidado de ellos.

Anuncio

“Fue designado por Dios, y Dios no puede equivocarse”, dijo Jemima Chávez Ubaldo, de 37 años, una residente cuya familia ha pertenecido a la iglesia durante generaciones.

Al igual que muchos feligreses, Cirilo Ramírez, un ministro de 77 años que ha pasado décadas como misionero de la iglesia en lugares como Chicago, Puerto Rico y Colombia, comparó las acusaciones contra García con la persecución que enfrentaron Jesús y sus apóstoles.

“Lo que está ocurriendo no es nuevo”, dijo. “Todos los apóstoles han sufrido, y su crimen fue predicar”.

Anuncio

Betzabe Ramírez Herrera, miembro de la iglesia dijo que después de que se anunciara el acuerdo de culpabilidad, los familiares preguntaron a los suyos si dejarían la iglesia. Rápidamente respondieron que no lo harían. Ramírez dijo que pensaba que García se había visto obligado a declararse culpable para evitar un castigo más duro.

Betzabe Ramirez Herrera closes her eyes in the sunlight
Naasón Joaquín García es “un hombre muy bueno”, dijo la miembro de la iglesia Betzabe Ramírez Herrera, de 33 años. “Lo conocemos porque ha caminado por nuestras calles, ha entrado en nuestras casas. Es humilde. Nos conoce”.
(Alejandra Leyva / For The Times)

“Es un hombre muy bueno”, dijo. “Lo conocemos porque ha caminado por nuestras calles, ha entrado en nuestras casas. Es humilde. Nos conoce”.

Anuncio

Cientos de feligreses se dirigieron al imponente templo el miércoles para rezar por García la mañana de la sentencia. Y siguieron rezando y cantando himnos mientras avanzaba la comparecencia de García.

Decenas de seguidores se sentaron en la acera fuera de la iglesia y en sillas de jardín que trajeron consigo. Se pusieron de rodillas para rezar por García. Algunos sollozaban.

“Esto va a ser un empujón espiritual para que estemos más cerca de Dios”, dijo Leticia Méndez, de 62 años, que se sentó en una silla de jardín roja.

Anuncio

Horas más tarde, después de que la sentencia de García había sido impuesta y el servicio de la tarde terminó, Areli Hernández Ramiro, una recepcionista de la iglesia, dijo que la noticia le dolía, pero se sentía tranquila “porque creo en él”.

Hernández, de 45 años, dijo que García le ha enseñado a ser una buena madre y ha inculcado valores morales a sus dos hijos adultos, señalando que nunca han probado el alcohol.

“Estoy aquí con un nudo en la garganta”, dijo. “Estaremos aquí esperándolo. No nos vamos a derrumbar”.

Anuncio

Ormseth y Jany informaron desde Los Ángeles, Miller desde Guadalajara.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio