Anuncio

Establecen el primer programa universitario de Estudios Centroamericanos en un colegio comunitario de California

Lana Leos, Edwin Sandoval y Jesenia Yánez estudian en East Los Angeles College (ELAC).
Lana Leos, Edwin Sandoval y Jesenia Yánez estudian en East Los Angeles College (ELAC), los tres son de ascendencia centroamericana.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)
Share

Los estudiantes de ascendencia salvadoreña, guatemalteca, hondureña y de otras naciones de América Central van a poder estudiar su historia, cultura y arte en el East Los Angeles College (ELAC), institución universitaria que se ha convertido en el primer colegio comunitario de California en crear el programa de Estudios Centroamericanos.

“Lo que estamos haciendo es completar un programa”, aseguró Alberto Román, presidente de ELAC, colegio que viene ofreciendo clases que abordan esta temática desde el 2015. “Somos pioneros en este programa, esperamos que seamos el primero de muchos, que otros colegios se inspiren y sigan nuestros pasos”.

El oriundo de Jalapa elabora esculturas, arte en relieve, tallado en madera y pintura en acrílico sobre diferentes superficies

Anuncio

Hasta la fecha, en este colegio comunitario se impartían tres clases, ahora con el establecimiento del programa los alumnos tienen cinco clases y van a poder obtener un grado asociado, conocido como AA. Luego van a transferirse a una universidad para completar dos años más y graduarse de la licenciatura.

En un año regular, en ELAC atienden a 35 mil estudiantes. Según las autoridades académicas, el 75% son latinos y de ellos el 20% son centroamericanos.

“Este programa es una gran oportunidad, abre muchas puertas para los estudiantes que tienen un origen centroamericano y que quieren aprender más de su cultura”, manifestó Lana Leos, hija de padre guatemalteco y madre salvadoreña.

Anuncio

En el 2016, Jocelyn Duarte se incorporó a dar clases en ELAC. Por su experiencia, al haber obtenido la licenciatura en Estudios Centroamericanos en la Universidad Estatal de California en Northridge (CSUN), brindó su aporte en la articulación del currículo y el establecimiento del programa, anunciado el 19 de agosto anterior.

En este momento, el colegio comunitario imparte las clases Introducción a Estudios Centroamericanos, La Experiencia Centroamericana, Literatura de Centro América, Cine Centroamericano y Arte Centroamericano.

“Queremos traer estudiantes a que se inscriban en las clases, pero la idea es ver más allá”, dijo Duarte, académica de origen salvadoreño. “Al crear el programa y tener una posición (de profesor) a tiempo completo, se están poniendo recursos y se asegura que esto se va a institucionalizar”.

Anuncio

Sary Molina elabora aretes, collares y pulseras con diseños originales y a precios accesibles

Previo a este esfuerzo, en Estados Unidos solo se tiene como antecedente el programa de Estudios Centroamericanos creado en el 2000 en CSUN.

En el 2015, esa universidad aprobó que el programa se convirtiera en departamento. En la actualidad, brindan más de 25 clases en la licenciatura de Estudios Centroamericanos, cuya formación incluye disciplinas como sociología, antropología, historia, arte, migración y ciencias políticas, entre otras.

Anuncio

Nancy Ramírez, profesora de Inglés, celebra que ELAC dé este paso porque va a servir para que los alumnos entiendan los sacrificios de sus padres y que en Estados Unidos se conozca la historia de los centroamericanos, una población que supera los 5.3 millones de habitantes en todo lo ancho de la nación.

“La importancia de aprender de nuestra historia es que va a agregar a nuestra identidad como centroamericanos”, dijo Ramírez, destacando que servirá para que “los estudiantes aprendan de las experiencias de la guerra, pero también de nuestra linda cultura y arte”.

En 1963 llegaron los padres de Nora Zepeda procedentes de El Salvador. Esta profesora, especializada en Español en UC Davis y San Diego State University, cuenta que cuando se interesó en estudiar el idioma de sus progenitores lo hizo con profesores estadounidenses, no tuvo acceso a conocer más de su cultura.

Anuncio

“Mis alumnos van a tener la oportunidad de estudiar en un ambiente diferente, se van a poder identificar con los profesores, la cultura, el español y tener las experiencias que yo no tuve”, aseguró Zepeda, profesora en ELAC.

José Zelaya, el único diseñador y animador digital salvadoreño de Disney Television Animation, de niño soñaba con “trabajar para Mickey Mouse”.

En el condado de Los Ángeles radica la concentración de centroamericanos más grande en Estados Unidos, la cual llega a las 800 mil personas, siendo los grupos mayoritarios: salvadoreños (421,573), guatemaltecos (265,916), hondureños (50,853), nicaragüenses (36,917) y costarricenses (9,844).

Anuncio

Kelly Velásquez, profesora de Ciencias Políticas, sostiene que la decisión de crear este programa será clave para que otras comunidades, entre ellos los anglosajones, conozcan la historia de las naciones centroamericanas, cuya migración está ligada a la incursión y financiamiento de Estados Unidos de guerras en la región.

“Personas de diferentes culturas van a poder aprender sobre nuestra historia y las razones por las cuales estamos aquí”, dijo Velásquez, cuyos padres salieron de El Salvador en la década de 1980. “La influencia de Estados Unidos en todo Centro América ha sido muy grande y la migración es el resultado de todo eso”.

Creemos que podemos iniciar un modelo para el resto de California y quizás del país, ¿por qué no?

— Francisco Rodríguez, canciller del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Angeles

Anuncio

Muchos hijos de inmigrantes desconocen ese trasfondo. Jesenia Yánez, hija de madre mexicana y padre guatemalteco, va a comenzar en los próximos días su tercer semestre en ELAC. Su objetivo es transferirse a UC Berkeley, en donde desea graduarse de una licenciatura en medios de comunicación.

Esta joven de 18 años asegura que su padre, de origen maya y quien habla K'iche’, ha sido muy reservado sobre su cultura e historia. En ese sentido, considera que ahora que habrá un programa de Estudios Centroamericanos en su colegio podrá inscribirse en alguna de las clases.

“Es una gran oportunidad, finalmente ya puedo explorar esa parte de mi cultura que nunca se ha hablado en mi casa”, reconoció.

Anuncio

Este programa le emociona a Edwin Sandoval. Este joven, de 19 años, dejó su natal Santa Ana (El Salvador) en el 2010 y ahora cursa las clases que le permitan transferirse, para continuar con la carrera de ingeniería eléctrica.

Sandoval entiende que su comunidad lucha contra estigmas negativos. Piensa que la mayor parte de las veces que se habla de los centroamericanos es para referirse a la guerra, la migración y la violencia, algo que ahora considera va a ser diferente.

“Al fin tenemos representación aquí”, reaccionó.

“Ahora que tenemos el programa de Estudios Centroamericanos vamos a saber más de la cultura y la historia. Y otros van a aprender más sobre nosotros”, agregó Sandoval.

Anuncio

Una ciudad de California y otra de El Salvador se miran con sentimientos encontrados, una combinación de gratitud y culpa

El programa creado en ELAC puede transformarse en un modelo a seguir, así lo observan las autoridades. Es decir que pueda llevarse a las restantes 8 instituciones que integran el Distrito de Colegios Comunitarios de Los Angeles (LACCD), y luego se implemente a nivel estatal.

“Queremos amplificar este currículo entre nuestro distrito de nueve colegios comunitarios”, dijo Francisco Rodríguez, canciller de LACCD, detallando que de los 200 mil estudiantes inscritos para el próximo semestre, el 62% son latinos y de ellos el 24% son centroamericanos.

Anuncio

“Creemos que podemos iniciar un modelo para el resto de California y quizás del país, ¿por qué no?”, razonó Rodríguez, subrayando que al estar en un estado progresista y tener la población hispana más grande, es el lugar perfecto para “iniciar programas académicos para amplificar la importancia de la cultura, la historia y la diáspora de América Central”.


Anuncio