Anuncio
Share
Sabor

Si le gusta la pizza hawaiana, este adobo asado es para usted

Pork and Pineapple Adobo Roast
Este asado de cerdo se cuece a fuego lento en adobo, sírvalo con una ensalada de piña ligeramente encurtida y picante.
(Leslie Grow / For The Times)

La pizza de jamón y piña tiene muchos enemigos. Yo no soy uno de ellos. Esa combinación, aunque profana para los italianos, es una de mis favoritas y ha sido grabada en mi cerebro desde mi primera rebanada blasfema en Pizza Hut cuando era niño.

Pero crecí y mis gustos también. Nunca cambié mi amor por el combo, simplemente evolucionó y ahora obtengo mi dosis de cerdo y piña de otras maneras. Una pierna de jamón rebanada en espiral marcada con anillos amarillos frescos es un elemento básico de mi cena de Navidad. Los tacos al pastor son siempre mi elección en un puesto de tacos. Y un plato de cerdo caramelizado y piña picante que comí recientemente en Majordomo dio nueva vida a mi relación a largo plazo con la combinación al agregar una saludable dosis de pasta de chile coreano a la mezcla.

La chef Angela Dimayuga añade leche de coco a una receta clásica de salsa de adobo filipina que se sirve sobre pescado entero a la parrilla.

Anuncio

He creado este adobo cocido al horno para combinar los dos ingredientes de forma aún más armoniosa. El vinagre agrio y la salsa de soya salada llenan los espacios entre el rico cerdo asado y los trozos de piña floral. La carne, la fruta y la salsa se reducen a un asado oscuro y melancólico, perfecto para temperaturas ligeramente más frías o para una barbacoa en el patio trasero. Un híbrido de ensalada de encurtido de piña con chile fresco, menta y un toque de miel ilumina todo el asunto y añade otra capa de complejidad a este dúo atemporal.

Adobo de cerdo y piña asada con ensalada de piña en escabeche

Tiempo total de preparación: 40 minutos, más 3 horas sin supervisión. Rinde de 6 a 8 porciones.

Anuncio

Este plato es increíblemente simple y rápido de preparar, pero toma tres horas, aunque completamente desatendidas, para cocinarlo en el horno. Si desea cocinar este plato pero no tiene el tiempo suficiente para hacerlo, hágalo en una olla de cocción lenta. Dore la carne de cerdo y desglase (quitar la grasa) con los líquidos como se indica en los pasos 2 y 3, pero luego coloque todo en una olla de cocción lenta antes de salir a trabajar por la mañana. Ponga la olla a fuego lento durante ocho horas y tendrá la cena esperándole cuando llegue a casa, con sólo unos minutos para preparar la ensalada de piña antes de servirla. Si así lo desea, busque vinagre de palma en cualquier supermercado asiático. Hecho de fruta de palma de coco, tiene el inconfundible sabor dulce del coco, pero el vinagre de vino blanco funciona igual de bien.

Tiempo total: 50 minutos | Para 4 personas Nota: De “Grilling: Where There’s Smoke There’s Flavor”, de Eric Treuille y Birgit Erath.

· 1 piña madura (3 a 3½ libras)

· 2 cucharadas de aceite vegetal

· 1 paleta de cerdo con hueso (aproximadamente 4½ libras)

· ¼ taza de granos de pimienta negra molidos en trozos grandes

· Sal kosher

· 2 cabezas de ajo, dientes separados, machacados y pelados (unos 24 dientes)

· 12 hojas de laurel frescas o secas

Anuncio

· 2 tazas más 2 cucharadas de vino blanco o vinagre de palma

· 1 taza de salsa de soya baja en sodio

· ¼ taza de hojas de menta picadas en trozos grandes

· 1 cucharada de miel

· 1 chile Fresno rojo, en rodajas finas

· Pimienta negra recién molida

· Arroz blanco cocido, para servir

Anuncio

PASO 1
En una tabla de picar, corte la cáscara de la piña y luego córtela a lo largo, retire los trozos del centro; debería tener alrededor de 1½ libras de piña limpia. Corte dos cuartos de la piña en rebanadas de ¼ pulgadas de grosor y corte los dos cuartos restantes con un sesgo en rodajas de 1/8 de pulgada de grosor. Coloque la piña cortada en rodajas en un tazón mediano, tape y refrigere mientras cocina el cerdo. Caliente el horno a 350 grados.

PASO 2
Caliente el aceite en una olla grande holandesa o en una olla de fondo grueso a fuego medio-alto. Frotar el cerdo con la pimienta y sazonar abundantemente con sal. Agregue la carne a la olla y cocine, volteando según sea necesario, hasta que se dore por completo, de 16 a 18 minutos. Con unas pinzas, retire el cerdo y vierta la grasa en la olla, dejando sólo lo que se pega naturalmente al interior.

PASO 3
Vuelva a poner la olla al fuego y añada la piña cortada en rodajas gruesas, el ajo y las hojas de laurel. Cocine, sin molestar, durante 30 segundos, luego aplaste ligeramente la piña con una cuchara y revuélvala alrededor para recoger los trozos dorados en el fondo de la olla. Continúe cocinando hasta que la piña, el ajo y las hojas de laurel estén bien caramelizadas en puntos, unos 2 minutos más. Vierta 2 tazas de vinagre, la salsa de soja y 1 taza de agua y raspe el fondo de la olla mientras revuelve para recoger los trozos dorados. Vuelva a poner la carne en la olla y ponga el líquido a hervir a fuego lento. Cubra la olla, colóquela en el horno y cocine durante 3 horas, o hasta que el cerdo esté tierno, y la salsa se reduzca a la mitad.

PASO 4
Mientras el cerdo se cocina, retire la piña en rodajas del refrigerador y agregue las 2 cucharadas restantes de vinagre, la menta, la miel y el chile. Sazone con sal y pimienta molida, cubra de nuevo y cocine hasta que el cerdo esté listo.

PASO 5
Para servir, retire la olla del horno y deje reposar el cerdo durante 10 minutos. Con unas pinzas, retuerza y separe la carne en trozos grandes; retire y deseche el hueso interior. Revuelva suavemente la carne para que los trozos de piña y ajo se mezclen con el cerdo, asegurándose de que esté bien cubierto en la salsa. Sirva el cerdo directamente de la olla con la ensalada de piña encurtida y el arroz a un lado, o transfiera el cerdo y los aromáticos a una fuente grande y sirva los jugos de la sartén en un tazón para colocar sobre cada porción.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Pork and Pineapple Adobo Roast
Tiernos trozos de paleta de cerdo, cocidos lentamente en salsa de soja, vinagre y piña, servidos con un vibrante encurtido de piña con chiles y miel. Estilismo de utilería por Nidia Cueva.
(Leslie Grow / For The Times)


Anuncio