Anuncio
Share
Deportes

Simone Biles gana el salto e iguala récord de medallas

49th FIG Artistic Gymnastics World Championships - Day Nine
(Laurence Griffiths/Getty Images)

Biles revalidó su título en el salto de caballo el sábado

Simone Biles se consagró campeona de la prueba de salto de caballo en el Mundial de gimnasia, con lo que empató el récord de medallas obtenidas por un o una gimnasta. Pero la estadounidense se quedó con las ganas de incrementar la cosecha en las barras asimétricas.

Biles revalidó su título en el salto de caballo el sábado, completando el aterrizaje de sus dos saltos, el Cheng y el Amanar, para una anotación de 15.399. La también estadounidense Jade Carey se llevó la plata con 14.883, con la británica Ellie Downie tercera con 14.816.

La mexicana Alexa Moreno, bronce en el aparato en el campeonato del año pasado, finalizó sexta con un puntaje de 14.633.

Anuncio

El triunfo en el salto dejó a Biles con 23 medallas en los mundiales, igualando el récord absoluto que fue fijado por el bielorruso Vitaly Scherbo.

Biles, de 22 años, dispuso de una oportunidad para llegar a las 24 en las barras asimétricas pero no pudo repetir la actuación que le dio la plata en la edición de 2018 y quedó quinta.

La belga Nina Derwael, especialista en las barras asimétricas, revalidó su título mundial con una puntuación de 15.233. La británica Becky Downie, con 15, y la estadounidense Sunisa Lee, con 14.8, completaron el podio.

Las barras asimétricas han sido tradicionalmente el talón de Aquiles de Biles, la única en la que no logró colgarse una medalla en los Juegos Olímpicos de Río.

Anuncio

De las 23 medallas de Biles en los mundiales, 17 son de oro contra las 11 de Scherbo, quien consiguió las suyas entre 1991-1996. Scherbo compitió en cuatro mundiales, en contraste a los cinco de Biles. Pero el programa de hombres cuenta con más pruebas.

Biles llegó a Stuttgart compartiendo el récord de medallas para una mujer, 20 con la rusa Svetlana Khorkina. Lo rompió el martes al formar parte de la victoria en la prueba de equipos y, dos días después, ganó su quinto oro en el concurso individual.

Un año después de convertirse en el primer gimnasta filipino en ganar una medalla, Carlos Yulo hizo historia como el primer campeón mundial de su país al llevarse la victoria en la competencia de ejercicios de piso masculino.

Bronce en la previa edición, Yulo cumplió con la rutina más difícil de los ocho finalistas para una anotación de 15.3, venciendo al israelí Artem Dolgopyat por una décima de puntos. Tercero quedó el chino Xiao Ruoteng con 14.933.


Anuncio