¿Planea ir a ver los juegos de entrenamiento de primavera de Dodgers o Angels? Esto es lo que puedes esperar

Fans watch as an Angels pitcher warms up in the bullpen.
(Wally Skalij / Los Angeles Times)
Share

Se hacen cumplir las precauciones de salud y seguridad, por lo que asistir a un juego de la Liga Cactus de los Dodgers o los Ángeles esta primavera parece ser una experiencia agradable

Cuando Justin Turner y Max Muncy entraron al campo en Camelback Ranch, por la línea del jardín izquierdo hacia el dugout de los Dodgers con bolsas del equipo colgando de sus hombros, la gente en las gradas se reunió para darles la bienvenida. Los aficionados gritaron los nombres de los jugadores y los animaron. Turner y Muncy saludaron. Fue un intercambio tan antiguo como el deporte profesional.

Sin embargo, después de pasar un año casi sin aficionados debido a la pandemia de COVID-19, fue algo refrescante. El lunes, 2.341 personas asistieron al partido inaugural de los Dodgers en la Liga del Cactus. A treinta minutos de distancia, los Angels anunciaron un público de 1.864 personas para su primer partido en casa de esta primavera.

Los Dodgers, que el año pasado solo jugaron ante los aficionados en las últimas rondas de la postemporada, acogen el cambio.

Dodgers fans Lesley Grant and her husband Todd Munson arrive early
Dodgers fans Lesley Grant and her husband, Todd Munson, arrive early before the Dodgers’ first spring home game.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)

Anuncio
Anuncio

“Fue una gran diferencia con Texas cuando había 10.000 personas”, dijo el jardinero central de los Dodgers, Cody Bellinger, sobre el pasado octubre. “Se sintió como si hubieran estado 40 mil. Así que definitivamente no lo dejaré de agradecer nunca, jugar frente a la gente”.

Una temporada sin fans, manifestó, “como que apesta”.

Los dos estadios de béisbol hicieron cambios para acomodar a las limitadas multitudes. Se pintaron cuadrados blancos en la hierba del campo exterior, para mantener separados a los aficionados. La mayoría de los asientos del infield se cerraron con cremalleras para asegurar que los espectadores se mantuvieran dispersos. Se colocaron escudos de plástico en la parte delantera de los puestos de venta y se retiraron las mesas comunes de las zonas de asientos tradicionales. Se crearon zonas de amortiguación de 2 metros alrededor de los banquillos.

Se espera que las precauciones duren toda la primavera. Los autógrafos están prohibidos.

Todos los mayores de 2 años deben llevar mascarilla, excepto cuando coman o beban. No se aceptan polainas, pañuelos, ni máscaras con válvulas.

En el Camelback Ranch, no se permite llevar bolsos, incluidos los monederos, excepto para fines médicos, ni las pañaleras, a menos que la persona vaya acompañada de un bebé. No está autorizado el llevar comida o bebida del exterior, solo una botella de agua sin abrir – de un litro o más pequeña – por persona. Una de las dos tiendas del equipo está abierta. Todas las transacciones en el estadio son sin efectivo. Todos los urinarios y lavamanos de los baños están bloqueados para garantizar el distanciamiento social.

Anuncio

Los partidos inaugurales también fueron notablemente diferentes. Ambos fueron acortados. Los Dodgers y los Rockies de Colorado jugaron seis entradas. Los de los Angels y los Medias Blancas de Chicago duraron cinco.

Dodgers catcher Will Smith stretches
Dodgers catcher Will Smith stretches as fans look on before a game against the Rockies during spring training at Camelback Ranch.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)

La duración fue acordada por ambos equipos antes de los partidos – una norma introducida esta primavera para ayudar a los equipos a gestionar mejor los calendarios de exhibición en medio de la pandemia – y comunicada a los asistentes por correo electrónico y mensajes en las redes sociales antes de los partidos.

Los Dodgers hicieron debutar a Trevor Bauer con el club y ganaron, 10-0. Los Angels empataron, 4-4.

¿Podrán los aficionados seguir disfrutando de los partidos incluso con todas las medidas de seguridad reforzadas?

“Oh, claro que sí”, dijo John Sampson, aficionado de los Angels. “Por supuesto. Después del encierro, de estar confinado, de no poder ir a ningún lado, bien vale la pena”.

El mánager de los Angels, Joe Maddon, comentó el martes que el regreso de los aficionados ha sido un acontecimiento bienvenido.

Angels fans watch warmups Tuesday before a game against the Reds at spring training in Goodyear, Ariz.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)

“Simplemente indica lo importantes que son para nuestra industria, para el juego”, manifestó Maddon. “Incluso con un puñado, ni siquiera sé cuántos había ayer, pero el ambiente era totalmente diferente. Todos nos sentimos entusiasmados. Una vez que tienes a la gente en las gradas, se agita algo dentro de uno”.

Maddon reiteró la importancia de concretar la duración de los partidos de primavera – que pueden ser de cinco entradas hasta el 13 de marzo, y de siete entradas a partir de entonces – tan pronto como sea posible ahora que se permite que asistan aficionados.

Anuncio

“Cuando comenzamos todo esto, se presentó casi como si fuera un acuerdo de caballeros entre gerentes, pero hay mucha más gente involucrada, y por supuesto los fanáticos también”, dijo Maddon. “Así que creo que nos corresponde hacer llegar ese mensaje lo más rápido posible”.

Aunque los aficionados están permitidos en los partidos, no pueden rondar por los campos traseros durante los entrenamientos como en años anteriores. El gerente de los Dodgers, Dave Roberts, notó la diferencia al comienzo del campamento. Los juegos han proporcionado más normalidad, incluso si hay menos aficionados deambulando por el campo.

Dodgers outfielder Mookie Betts throws in the outfield
Dodgers outfielder Mookie Betts throws before a game against the Rockies during spring training.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)

“Tan emocionado como yo, estoy seguro de que los fanáticos están un millón de veces más entusiasmados de poder volver a ver el juego que aman y vernos volver al trabajo”, dijo Turner. “Esperemos que, a medida que avance la temporada, podamos conseguir más y más aficionados”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Adam Gonzales, 5, watches the Dodgers' Cactus League game.
Adam Gonzales, 5, watches the Dodgers’ Cactus League home opener against the Rockies at Camelback Ranch on Monday.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)

Matt Davidson reported to Dodgers camp as a right-handed-hitting corner infielder with some pop. But he can also pitch, which interests Dave Roberts.

A worker wipes down a railing with disinfectant
A worker wipes down a railing with disinfectant before the Dodgers’ first spring training game at Camelback Ranch.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)
A Dodgers fan walks to a concession stand before a game
A Dodgers fan walks to a concession stand before a game against the Rockies during spring training at Camelback Ranch.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)
A young Dodgers fan stands in the aisle
A young Dodgers fan stands in the aisle in hopes of catching a foul ball at Camelback Ranch.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)

Anuncio
An usher carries a sign to remind fans to wear their masks
An usher carries a sign to remind fans to wear their masks during Tuesday’s game between the Angels and Reds at spring training in Goodyear, Ariz.
(Wally Skalij/Los Angeles Timesl)
A fan walks past a "keep your distance" sign during a game
A fan walks past a “keep your distance” sign during a Cactus League game at Camelback Ranch.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)
Fans and the Angels bench watch a Reds pitcher throw during Tuesday's game at spring training in Goodyear, Ariz.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)
Dodgers warm up before a spring training game
Dodgers warm up before a spring training game against the Rockies at Camelback Ranch.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)
Angels fans Liz Reid buys her son a baseball during a game
Angels fans Liz Reid buys her son a baseball during Tuesday’s game between the Angels and Reds at spring training in Goodyear, Ariz.
(Wally Skalij/Los Angeles Times)