Anuncio
Share

Una mujer dice que Trevor Bauer la golpeó y la estranguló hasta dejarla inconsciente

Trevor Bauer of the Dodgers pitches
Dodgers pitcher Trevor Bauer.
(Brynn Anderson / Associated Press)

El lanzador de los Dodgers, Trevor Bauer, ha sido acusado de agresión por una mujer que presentó una orden de restricción que incluye detalles gráficos y fotografías

El siguiente artículo incluye detalles gráficos de las acusaciones de agresión sexual.

La mujer que obtuvo el martes una orden de restricción contra el lanzador de los Dodgers, Trevor Bauer, fue diagnosticada de haber sufrido “agresión por estrangulamiento manual” en un encuentro sexual que tuvieron el mes pasado, según un informe de examen hospitalario que presentó para explicar por qué solicitó la orden.

En el informe, presentado en el Tribunal Superior de Los Ángeles, la mujer contó su historia de cómo los mensajes privados que ella y Bauer intercambiaron en Instagram se convirtieron en dos encuentros sexuales en la casa de Bauer, en los que fue asfixiada y perdió el conocimiento en ambas ocasiones y fue golpeada en la cara en la segunda ocasión.

“Estuve de acuerdo en tener sexo”, escribió en una declaración judicial, “sin embargo, no estuve de acuerdo ni consentí lo que él hizo después. No acepté ser agredida sexualmente”.

Anuncio

Jon Fetterolf, un agente que representa a Bauer, emitió un comunicado el martes que decía en parte: “Tenemos mensajes que muestran que [la mujer] pidió repetidamente encuentros sexuales ‘duros’ que incluían peticiones de ser ‘ahogada’ y abofeteada en la cara. ... Cualquier alegato de que los encuentros de la pareja no fueron 100% consensuados es infundada, difamatoria y será refutada con todo el peso de la ley”.

La orden de restricción temporal se concedió el martes. La revisión del caso está fijada para el 23 de julio.

Las Grandes Ligas de Béisbol han puesto en marcha una investigación, recopilando información -incluida la orden de restricción- que primero se utilizaría para determinar si se retira a Bauer de la lista activa de los Dodgers y se le da de baja.

El miércoles, Bauer viajó con los Dodgers a Washington. Su próxima salida programada es el domingo.

Anuncio

Bajo la política de violencia doméstica del béisbol, el comisionado Rob Manfred tiene la opción de colocar a Bauer en licencia administrativa pagada durante siete días. Si la liga requiere tiempo adicional para una investigación, puede extender la baja, con la cooperación del Sindicato de Jugadores.

Cualquier suspensión se produciría después de una investigación. Un jugador puede ser suspendido bajo la política, incluso si no es acusado de un delito. Desde la adopción de la política en 2015, los jugadores han sido suspendidos por un rango de 15 partidos a una temporada entera.

La política de violencia doméstica fue negociada colectivamente; los equipos no pueden actuar de forma independiente durante la investigación de la liga a menos que la liga lo diga explícitamente.

Los representantes de Bauer proporcionaron al Times mensajes de texto del 9 de mayo, entre la primera y la segunda visita de la mujer a su casa. En ellos, ella escribió a Bauer que “nunca me había excitado tanto en mi vida” al sentir que la ahogaba. “Dame todo el dolor. Rawr”.

Anuncio

El Times no ha podido autentificar los mensajes de texto citados por la mujer en la solicitud de orden de restricción o por el abogado de Bauer.

Más adelante en el intercambio de mensajes, Bauer escribió que quería poner su “brazo alrededor de tu cuello”. La mujer respondió: “Hazlo. Más fuerte”.

Fuentes policiales dijeron a The Times que están al tanto de los intercambios de texto sobre la interacción sexual y que la defensa de Bauer es que ella participó activamente en la interacción físicamente violenta.

Las pruebas que la mujer presentó ante el tribunal incluían fotos que mostraban sus lesiones en la cabeza y un informe médico que diagnosticaba una “lesión craneal aguda”.

Anuncio

En su presentación ante el tribunal, la mujer escribió que había cooperado con la policía de Pasadena el 18 de mayo, dos días después de su encuentro más reciente.

“Estoy profundamente preocupada por el hecho de que no se haya realizado ninguna detención ni se hayan presentado cargos”, escribió.

Bryan Freedman, su abogado dijo: “Cualquier sugerencia de que ella no fue víctima de una agresión no solo es falsa y difamatoria, sino que, de hecho, perpetúa el abuso”.

“Nuestra clienta quiere realmente que el Sr. Bauer se involucre en un proceso terapéutico médicamente apropiado en el que pueda recibir el tratamiento que necesita para no volver a actuar de esta manera. Si él está dispuesto a participar de manera significativa en un proceso dirigido por los profesionales adecuados, esto contribuirá en gran medida a que ella se sienta segura y resuelva este asunto. Pero, a pesar de todo, ella no puede permitir que esto le ocurra a nadie más”.

Anuncio

En su declaración, la mujer escribió que el primer encuentro fue “consensuado y no amenazante” hasta que Bauer “empezó a meterme los dedos en la garganta de forma agresiva” y poco después “me enredó el cabello en el cuello y me asfixió”. Escribió que quedó inconsciente y que cuando despertó Bauer había iniciado el sexo anal.

“Me sentí mal por perder el conocimiento y tenía mucho dolor en el ano”, escribió.

Después de tres semanas de mensajes entre ambos, la mujer volvió a visitar a Bauer. Escribió que él le enredó de nuevo el pelo alrededor del cuello, asfixiándola y haciéndole perder el conocimiento. Esta vez, escribió, también la golpeó.

“Trevor comenzó a golpear mi cara”, escribió. “Ese fue el primer puñetazo que sentí, pero es muy posible que Trevor ya hubiera estado golpeando y arañando el lado derecho de mi cara mientras yo estaba inconsciente”.

Anuncio

“Trevor entonces me dio un fuerte golpe con el puño en el lado izquierdo de mi mandíbula, en el lado izquierdo de mi cabeza y en ambos pómulos. Recuerdo esto vívidamente y fue extremadamente sorprendente y doloroso. Me quedé absolutamente congelada y aterrorizada. No podía hablar ni moverme. Después de darme varios puñetazos, me volvió a poner boca abajo y empezó a estrangularme con el cabello”.

“Volví a perder el conocimiento, y recuperé la conciencia aún más desorientada. Sentía un dolor terrible detrás de las dos orejas. Sabía que tenía sangre en la boca y sentía que tenía el labio abierto. Me dolía todo el cuerpo y no podía saber si estaba teniendo sexo conmigo”.

Escribió que condujo de vuelta a su casa en San Diego y se despertó al día siguiente con el labio partido, la mandíbula y los pómulos hinchados, los ojos morados, “más de 10” arañazos en la cara y moretones en las encías, las nalgas y la vagina.

En un período de 18 horas, se sometió a dos exámenes médicos y a entrevistas con detectives de los departamentos de policía de San Diego y Pasadena. Tres días después, escribió, la policía de Pasadena le indicó que llamara a Bauer y le preguntara qué había hecho cuando ella estaba inconsciente.

Anuncio

Bauer respondió que le había dado un puñetazo en las nalgas y le dijo: “Estaba tratando de seguir tu ejemplo”.

Ella escribió: “Al final de la llamada telefónica, siguiendo las instrucciones de la policía, le dije: ‘Gracias por reconocer lo que me hiciste’. Trevor lo reconoció y me preguntó cómo podíamos seguir adelante y que si podía seguir hablándome. Le respondí que podía porque no sabía si la policía aún necesitaba obtener más mensajes suyos como prueba”.

Desde entonces, escribió, Bauer ha estado pendiente de su estado de salud, se ha ofrecido a enviarle comida a casa y ayuda económica por su ausencia del trabajo relacionada con la lesión. Escribió que le gustaría que Bauer la dejara en paz.

En uno de sus últimos mensajes a Bauer, escribió: “Aprecio todas tus ofertas de ayuda, pero la mejor manera en que puedes ayudarme es no volver a hacer eso a nadie más”.

Anuncio

Bauer le respondió: “Nunca haría nada para lastimar a nadie. Eso te incluye a ti”.

La mujer escribió que inicialmente se había negado a identificar a Bauer ante la policía porque tenía “miedo de que Trevor me encontrara y me hiciera daño”.

En cuanto al presente, escribió: “Estoy absolutamente aterrada de lo que pasará cuando todo esto se haga público porque él es una celebridad. Trevor tiene un gran número de seguidores fieles que temo que me amenacen y recurran a la agresión en las redes sociales. Estoy preocupada por mi seguridad”.

Se puede llamar a la Línea Nacional de Asalto Sexual las 24 horas del día al 1-800-656-4673.

Anuncio

Los escritores del Times Jorge Castillo, Mike DiGiovanna y Richard Winton contribuyeron a este informe.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio