Anuncio
Share

Roberts demuestra que se equivocaron los que dudaban de sus cambios en la alineación en el segundo partido

Dodgers manager Dave Roberts celebrates with his players after a 9-2 win over the Giants.
El entrenador de los Dodgers, Dave Roberts, celebra con sus jugadores después de una victoria de 9-2 sobre los Gigantes en el segundo partido de la NLDS el sábado.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Las audaces decisiones de Dave Roberts con la alineación titular de los Dodgers para el Juego 2 resultaron críticas para ayudar al equipo a asegurar una victoria que empata la serie sobre los Gigantes.

Pregúntele a un jugador sobre la experiencia de la postemporada, y el adjetivo que inevitablemente se utiliza es este: extraordinaria.

Cada lanzamiento se magnifica, cada aparición en la caja de bateo, cada entrada, cada partido.

Un error que pasa relativamente desapercibido en mayo atrae la atención nacional en octubre. Y el brillo que los jugadores atraen palidece en comparación con el que cae sobre los directivos, que se sientan en una conferencia de prensa antes y después de cada partido para explicar por qué no creen ser los idiotas que algunos segmentos bulliciosos de su base de fans creen.

El sábado, para Dave Roberts, fue un buen día.

Anuncio

Las decisiones de la alineación de los Dodgers en los dos primeros partidos de la Serie de División de la Liga Nacional desconcertaron a algunos aficionados, y enfurecieron a otros. La angustia se desvaneció por una avalancha de carreras, con los Dodgers derrotando a los Gigantes de San Francisco por 9-2 para empatar la Serie Divisional de la Liga Nacional a un juego por bando.

Ningún hombre en la historia de las Grandes Ligas ha dirigido tantos juegos como Roberts y ha registrado un porcentaje de victorias más alto.

No importa. ¿Cody Bellinger y AJ Pollock en la alineación inicial? ¿En qué estaban pensando Roberts y los Dodgers? ¿Y por qué sacar a un eficaz lanzador titular tan temprano en el juego?

Pollock entró en el juego el sábado sin hits en seis bateos de postemporada, y con tres ponches. Su promedio de bateo en la postemporada es de .162. Bellinger tenía un hit en cinco turnos de postemporada, con tres ponches, y venía de un último mes en el que bateó .130.

Chris Taylor era una opción. Bateó .121 en el último mes de la temporada regular, pero bateó el jonrón de desempate en el juego de comodín.

Gavin Lux también era una opción. Bateó .360 en el último mes de la temporada regular.

“Creo que Gavin bateó muy bien y nos ha dado un gran impulso durante dos semanas”, dijo Roberts antes del juego. “También está la temporada que tuvo AJ y la experiencia que ha tenido”.

Pollock hizo un doblete, un sencillo, una caminata y anotó dos carreras. También condujo las dos últimas carreras en la sexta entrada de cuatro carreras de los Dodgers, dando a su equipo una ventaja de 6-1, y su primer respiro de la serie.

Antes de la serie, Roberts destacó la importancia de la capacidad defensiva de Bellinger en el espacioso campo del Oracle Park. El sábado, sin embargo, los Dodgers jugaron con Bellinger en la primera base, con Taylor en el jardín central.

“Quería apostar por cuatro buenos bateadores y la persona que conozco que, a pesar de los resultados, apostaría por él, es Chris”, dijo Roberts. “Así que mi primer pensamiento fue construir alrededor de conseguir a Cody en el campo central, pero luego... cambió".

Taylor hizo un doblete, un sencillo, caminó y anotó dos veces. Bellinger se ponchó tres veces, pero también dio dos carreras.

La decisión de retirar a Julio Urías después de cinco entradas pareció algo intrigante. Había hecho 72 lanzamientos, un número superado en cada una de sus 32 salidas esta temporada. Había retirado a 12 de los últimos 13 bateadores que enfrentó.

Roberts dijo que las cinco entradas fueron “estresantes”.

Los Dodgers ya tenían la opción de considerar iniciar a Walker Buehler en descanso corto en el Juego 4 y a Urías en descanso regular en el Juego 5. El descanso relativamente corto para Urías le da a los Dodgers otra opción, tal vez más atractiva: usar a Urías para un grupo de entradas cruciales en el Juego 4, y comenzar a Buehler en descanso extra en el Juego 5. Buehler lanzó 208 entradas en su carrera esta temporada.

Roberts no quiso dar a conocer el plan, pero dijo sobre Urías: “Estará activo al final de la serie”.

Las decisiones sobre los jugadores de posición son más difíciles que el año pasado, ya que la profundidad probada es escasa.

Los Dodgers incluyeron 14 jugadores de posición en su lista de la serie de división el año pasado. Este año han hecho lo mismo.

Los seis jugadores de posición que no salieron al campo para el Juego 1 de la serie de división del año pasado: Kiké Hernández, Joc Pederson, Matt Beaty, Lux, Austin Barnes y el corredor suplente Terrance Gore.

Los seis jugadores de posición que no salieron al campo el sábado: Beaty, Lux, Barnes, Billy McKinney, Steven Souza Jr. y Albert Pujols.

Habrá más opciones en el tercer juego. Por primera vez en esta serie, los Gigantes están programados para iniciar con un lanzador zurdo.

Pero, mientras los Dodgers se preparaban para un feliz vuelo a casa, lo que dijo Roberts sobre cómo la serie había cambiado el sábado podría aplicarse también a cómo la reputación de la administración había cambiado por un día.

“Es interesante”, dijo, “cómo cambia la narrativa de un partido a otro”.

El lunes, volverá a oírlo.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio