Anuncio
Share

Los Chargers intentan mejorar su estrategia defensiva

Chargers defensive end Joey Bosa tackles Pittsburgh Steelers running back Najee Harris.
El extremo defensivo de los Chargers Joey Bosa aborda al corredor de los Steelers de Pittsburgh Najee Harris durante la segunda mitad el domingo en el SoFi Stadium.
(Marcio Jose Sanchez / Associated Press)

Siguen ocupando el último lugar en la NFL, los dos equipos más cercanos a ellos -Detroit y Houston- un combinado de 2-18-1.

Sin embargo, para ser justos, cualquier discusión sobre la defensa de los Chargers durante la temporada debe incluir lo que ha sucedido recientemente.

Los Chargers han limitado a sus últimos cuatro oponentes a un promedio de 3,7 yardas por acarreo, lo que sería el número 2 en el curso de la temporada.

Han cedido 476 yardas por tierra durante ese período, pero los rivales han necesitado 129 intentos para llegar a esa cifra.

Anuncio

“Nos hemos cansado de todo el ruido, de que la gente diga que nos pueden pasar por encima”, dijo el corredor Uchenna Nwosu. “jugador, eso hiere tu orgullo. En algún momento, tienes que hacer fuerza y decir: ‘Vamos a empezar a golpearlos en la boca’”.

Desde su semana de descanso, los Chargers son los que han dado los golpes con más frecuencia. En sus dos últimos partidos, han mantenido a Minnesota y Pittsburgh en 158 yardas en 51 acarreos, con un promedio de 3,1.

El coordinador defensivo Renaldo Hill explicó que el cuerpo técnico hizo hincapié en mejorar al volver a enseñar muchos de los principios que los Chargers emplean en sus esquemas.

Durante las primeras seis semanas de la temporada, la defensa a menudo fue destrozada en el frente debido a la falta de comunicación o a una técnica inadecuada. El éxito del sistema de los Chargers depende en gran medida de que cada jugador maneje correctamente sus responsabilidades.

“No es sólo el aspecto física del juego, sino también la parte mental”, dijo el tackle defensivo Justin Jones. “Tienes que tomarte el tiempo fuera de las instalaciones para sentarte y estudiar tu posición, estudiar a los chicos que están a tu lado, entender tu papel en la defensa y entender cómo tu parte es importante para la defensa en general y cómo podemos jugar en conjunto. Si cada uno hace lo suyo, la defensa no va a ser tan buena”.

Los Chargers prosperaron contra los Steelers - 18 acarreos para 55 yardas - a pesar de no contar con los titulares Linval Joseph y Jerry Tillery en la línea defensiva. El veterano refuerzo Christian Covington también estuvo fuera.

Tillery regresó a la práctica el jueves después de ser activado de la lista de reserva COVID-19. Se espera que Covington sea activado de la lista el viernes. Ambos deberían jugar el domingo en Denver.

Joseph, sin embargo, sigue en la lista COVID ya que también se ocupa de una lesión en el hombro. No jugará este fin de semana.

Un par de jugadores de segundo año no reclutados -Breiden Fehoko y Joe Gaziano- fueron titulares contra Pittsburgh y se destacaron, terminando ambos con tres tackles. Gaziano desvió un pase en tercer lugar y fue acreditado con un golpe sobre Ben Roethlisberger.

“Esos dos chicos mostraron una verdadera dureza”, dijo el entrenador Brandon Staley. “Más allá de los intangibles, juegan bien. ... No fue que sólo estaban allí jugando duro. Esos chicos produjeron e hicieron jugadas”.

El linebacker externo de los Chargers, Uchenna Nwosu, saca al mariscal de campo de los Steelers de Pittsburgh, Ben Roethlisberger, durante el cuarto tiempo en el estadio SoFi el domingo (Robert Gauthier / Los Angeles Times).

Dijo Nwosu: “No se acobardaron. ... No se echaron atrás. Estaban preparados para el momento. Estaban jugando como si llevaran más de 10 años en la liga”.

Después de comenzar el último cuarto con una ventaja de 17 puntos, los Chargers fueron superados por los Steelers 27-7 antes de que Justin Herbert y Mike Williams conectaran lo que resultó ser el touchdown decisivo.

La victoria no se selló hasta que hubo más contribuciones significativas del frente defensivo de los Chargers, esta vez saliendo del borde. Joey Bosa y Kyler Fackrell sacaron cada uno a Roethlisberger cuando la serie final de Pittsburgh iba retrocediendo.

Bosa, quien tiene sacks en tres semanas consecutivas, lidera al equipo con 6 ½. Fackrell es segundo con tres, seguido por Tillery con 2½.

“Creo que es principalmente la mentalidad”, dijo Bosa. “Creo que el entrenador [de los linebackers externos] [Jay] Rodgers ha estado haciendo un gran trabajo. Llegó hace dos semanas con esta actitud totalmente nueva. Al principio estaba un poco molesto, como, '¿Qué está haciendo este tipo? Pero no, fue genial. Nos empujó a trabajar muy duro”.

El domingo, este frente defensivo se enfrentará al juego de carrera número 19 de la NFL y a la ofensiva número 20. El ex Charger Melvin Gordon III es el principal corredor de los Broncos, con un promedio de 52,2 yardas.

Los números sugieren que la defensa de los Chargers debería seguir mejorando, particularmente con los regresos anticipados de Tillery y Covington. Denver ha sido limitado a menos de 100 yardas por tierra en tres de sus últimos cuatro partidos.

Para los Chargers, este partido representa una oportunidad de, quizás, deshacerse del estigma de ser considerada la peor defensa de carrera de la NFL.

“Esa semana de descanso fue importante para nosotros”, dijo Hill. “Nos hizo entender que estamos mal colocados. Nadie quería estar sentado en el [número] 32. Queremos seguir trabajando para mejorar. La mejor parte es que todo el mundo está ayudando a arreglar esto”.

Etc.

El guardia izquierdo titular Matt Feiler no practicó el jueves debido a una lesión en el tobillo. Estuvo limitado en la práctica del miércoles.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Chargers outside linebacker Uchenna Nwosu strip sacks Pittsburgh Steelers quarterback Ben Roethlisberger.
Chargers outside linebacker Uchenna Nwosu strip sacks Pittsburgh Steelers quarterback Ben Roethlisberger during a fourth-quarter drive at SoFi Stadium on Sunday.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Said Nwosu: “They didn’t flinch. … They didn’t back down. They were ready for the moment. They were playing like they’ve been in the league for 10-plus years.”

After starting the fourth quarter with a 17-point lead, the Chargers were outscored by the Steelers 27-7 before Justin Herbert and Mike Williams connected on what turned out to be the deciding touchdown.

The victory wasn’t sealed until more significant contributions from the Chargers’ defensive front, this time coming off the edge. Joey Bosa and Kyler Fackrell each sacked Roethlisberger as Pittsburgh’s final series went nowhere but backward.

Bosa, who has sacks in three consecutive weeks, leads the team with 6 ½. Fackrell is second with three, followed by Tillery with 2½.

“I think it’s mainly a mindset,” Bosa said. “I think that [outside linebackers] Coach [Jay] Rodgers has been doing a great job. He came in two weeks ago with this whole new attitude. I was kind of annoyed at first, like, ‘What is this guy doing?’ But no, it was great. He pushed us to work really hard.”

On Sunday, this defensive front will match up against the NFL’s 19th-ranked running game and 20th-ranked offense. Former Charger Melvin Gordon III is the Broncos’ leading rusher, averaging 52.2 yards.

Then coach of the Bears, current Broncos coach Vic Fangio was the one who got Brandon Staley started in his NFL career, hiring him in Chicago and brining him to Denver.

The numbers suggest that the Chargers’ run defense should continue to improve, particularly with the anticipated returns of Tillery and Covington. Denver has been limited to fewer than 100 yards on the ground in three of its last four games.

For the Chargers, this game represents a chance to perhaps even shed the anchor of being the NFL’s worst rushing defense.

“That bye week was big for us,” Hill said. “It gave us a point where we’re sitting in a bad spot. No one wanted to be sitting at [No.] 32. We want to continue to work from this point to get better. The biggest part of it was that everybody was buying in to getting this fixed.”

Etc.

Starting left guard Matt Feiler did not practice Thursday because of an ankle injury. He was limited in practice Wednesday.


Anuncio