Anuncio
Share

Gran Bretaña se suma a boicot diplomático de Juegos de Beijing

El primer ministro británico Boris Johnson sale de la residencia
El primer ministro británico Boris Johnson sale de la residencia oficial de 10 Downing Street para asistir a la sesión semanal de preguntas en la Cámara de los Comunes, Londres, miércoles 8 de diciembre de 2021. (AP Foto/Matt Dunham)
(ASSOCIATED PRESS)

El primer ministro británico Boris Johnson dijo el miércoles que ningún ministro de su gobierno asistirá a los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing, lo cual constituirá “en efecto” un boicot diplomático.

La determinación británica se toma después de que la Casa Blanca y el gobierno australiano confirmaron un boicot diplomático para la cita invernal el próximo febrero en protesta por los abusos del gobierno chino contra los derechos humanos. China prometió “contramedidas firmes”.

En la sesión semanal en la Cámara de los Comunes, se le preguntó a Johnson si el Reino Unido se sumará al boicot diplomático de los Juegos de Invierno de Estados Unidos, Australia y Lituania.

“No se espera que acuda ningún ministro y ningún representante”, le dijo a los legisladores. “El gobierno no ha dudado en abordar el tema con China, como lo hice con el presidente Xi (Jinping) la última vez que hablé con él”.

Anuncio

Johnson dijo que no cree que “los boicots deportivos son sensatos” y que esa es la política que mantiene su gobierno. Las decisiones diplomáticas de Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia no impedirán que sus atletas puedan competir en la justa.

El Comité Olímpico Británico tiene previsto enviar una delegación de 50 o 60 atletas a Beijing.

Grupos de derechos humanos han pedido un boicot general de los Juegos Olímpicos citando los abusos de derechos humanos en China contra los uigures, la minoría musulmana de la provincia de Xinjiang, al noroeste del país, y que muchos han calificado de genocidio. También señalaron la represión de las protestas a favor de la democracia en Hong Kong y la persecución de disidentes en el territorio semiautónomo.

El lunes, la Casa Blanca confirmó que llevaría a cabo un boicot diplomático de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en protesta contra los abusos de derechos humanos en China. Australia le emuló el miércoles y el primer ministro Scott Morrison afirmó que era de “interés nacional para Australia”.

Se refirió al deterioro de las relaciones de su país con China, incluyendo recriminaciones por la decisión de Australia de adquirir submarinos de propulsión nuclear, así como la preocupación por los derechos humanos.

La cancillería china denunció el anuncio de Morrison como una “postura política” y agregó que “a nadie le importaría si representantes australianos viajan o no”.

No quedó inmediatamente claro si la familia real británica podría asistir a los Juegos en 2022. La princesa Anne, hija de la reina Isabel II, compitió en unos Juegos Olímpicos en la equitación y es presidenta del comité olímpico británico. También es integrante del Comité Olímpico Internacional.

Las relaciones entre Beijing y el Reino Unido, Estados Unidos y Australia se han deteriorado después de que los tres países occidentales anunciaron en septiembre que formarían una alianza indo-pacífica que les permitirá compartir estrategia de defensa. El pacto facilitará que Australia obtenga reactores nucleares para potenciar sus submarinos, pero estos submarinos no estarán provistos con armas nucleares.


Anuncio