Advertisement

Hinchas asiáticos de Messi animan a Argentina en el Mundial

Un aficionado argentino procedente Singapur aguarda afuera del estadio 974 previo al partido entre Polonia y Argentina
Un aficionado argentino procedente Singapur aguarda afuera del estadio 974 previo al partido entre Polonia y Argentina en el Mundial, el miércoles 30 de noviembre de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
(Natacha Pisarenko / Associated Press)
Share

En camino al decisivo partido de Argentina ante Polonia, Mohit Daga y Aayush Verma se acercaron al estadio llevando un lienzo pintado de sus héroes Lionel Messi y Diego Maradona junto al trofeo de la Copa del Mundo.

Daga pasó 17 días pintándolo. Pesaba 5 kilogramos. Todo por Messi, a quien describió como un “Dios”.

“Él es el epítome de todo. Él es la fuente de inspiración y felicidad”, dijo Daga, oriundo de Calcuta, India. “Nos trae felicidad a nuestras vidas”.

Advertisement

Argentina se está encontrando con una legión de apasionados fanáticos provenientes de India, Bangladesh y otros países de Asia en el Mundial de Qatar.

Miles han viajado a la nación del Golfo específicamente para ver a Messi y a su equipo con sus propios ojos, mientras muchos otros son parte de la mano de obra migrante que representa el 90% de la población de tres millones de habitantes del emirato.

Otros fanáticos de Argentina la apoyan desde más lejos. En Indonesia, redes sociales mostraron a cientos de personas celebrando la victoria 2-0 sobre Polonia después de ver el partido en pantallas gigantes. Lo festejaron desfilado en motocicletas con banderas argentinas después de asegurarse la clasificación a los octavos de final. Una locutora vistió una camiseta de Argentina durante una transmisión.

Advertisement

Smitha Issac, originaria de India y que vive en Qatar, asistía al juego junto a su familia, incluyendo a dos hijos “muy exitados” por ver a Messi.

“Él es como un Mesías”, dijo Issac. “Esperamos que él haga algo mágico hoy”.

Fuera del estadio 974 poco antes de comenzar el partido del miércoles, los aficionados argentinos seguían luchando por conseguir entradas.

Advertisement

La demanda superó con creces la oferta de 44.000 butacas de ese coliseo.

Mohammed Haque de Bangladesh, que reside en Australia, fue uno de los privilegiados con entrada. Agitaba una gran bandera argentina mientras caminaba hacia el estadio iluminado, hecho con contenedores, como si se acercara a un santuario.

“Es increíble”, dijo Haque sobre ver a Messi por primera vez. “Me he estado preparando para esto las últimas dos o tres semanas. Anoche tuve insomnio”.

Advertisement

Argentina ha tenido muchos seguidores en Bangladesh desde los días de Maradona, uno de los más grandes jugadores de la historia y un ícono para los fanáticos de todo el mundo.

“Diego Maradona fue excepcional, y desde entonces amo al país y especialmente el fútbol”, afirmó Haque. “Luego (Gabriel) Batistura, (Hernán) Crespo, a cada jugador argentino. Y ahora Messi es una leyenda”.

Bangladesh, India y Pakistán — donde el cricket es el deporte rey — nunca jugaron un Mundial. Entonces, cuando llega el torneo muchos fanáticos del fútbol suelen apoyar a Argentina o Brasil, potencias del fútbol admiradas por su estilo de juego ofensivo y una larga hilera de estrellas internacionales, incluidos Messi, Maradona y Pelé.

Advertisement

Los hinchas argentinos que habían viajado desde el país sudamericano para apoyar a su equipo en Qatar estaban encantados con el respaldo de los no argentinos.

“Nos encanta vea a otros países mostrando su amor por Messi y Maradona”, manifestó Mauricio Neraj, proveniente de la provincia de Mendoza, en el oeste de Argentina. Se tomó fotografías junto al lienzo pintado por Daga.

El jueves, la selección de Argentina alabó el respaldo que recibe en Bangladesh.

Advertisement

¡¡Gracias por el apoyo a nuestro equipo!!”, publicó la selección en Twitter, incluyendo fotos de hinchas de Bangladesh con los colores albicelestes. “¡Están re locos como nosotros!”

Algunos de los fanáticos del sur de Asia en Qatar dijeron que estaban profundamente ofendidos por las especulaciones en las redes sociales y en algunos medios de prensa occidental antes del torneo de que eran actores contratados, pagados por Qatar para llenar los estadios. El comité organizador de la Copa del Mundo rechazó los reportes por falsos.

“Viene del fondo de nuestros corazones. No es forzado ni nada por el estilo”, aseveró Binoy John, un trabajador indio en Qatar que ha sido fanático de Argentina desde niño cuando vio a Maradona guiarla hacia el título en el Mundial 1986. “Todos los fanáticos son verdaderos, no hay nada falso por ahí”.

Advertisement

Argentina también tiene seguidores entre los fanáticos árabes del fútbol. La devoción por Messi trajo a Ahmed Qassim Nasher de Yemen para ver a su jugador favorito, mientras avanzaba a los octavos.

“El fútbol es fiesta, alegría, celebraciones. Conecta a personas de diferentes nacionalidades, diferentes idiomas y diferentes etnias”, opinó Nasher. “Encontrarás árabes y no árabes que vienen a animar a Messi. Es de sentido común que tendrá el mejor público y afición, porque es el mejor jugador de la historia”.


Advertisement