Share
Deportes

Al fallecer, Jerry Buss dejó a su hija Jeanie a cargo de los Lakers pero no está claro si ella es la mandamás

Celebrities At The Los Angeles Lakers Game

Linda Rambis (L) and Jeanie Buss attend a basketball game between the Los Angeles Lakers and the Sacramento Kings at Staples Center on March 24, 2019 in Los Angeles, California.

(Allen Berezovsky / Getty Images)

Los Lakers presentaron a su nuevo entrenador el lunes en una conferencia de prensa, pero lo que tuvo que decir Frank Vogel fue minimizado horas antes de que dijera una palabra.

Magic Johnson evisceró particularmente al gerente general Rob Pelinka y la estructura de poder del equipo en una entrevista en el show de “First Take” y nuevamente en una entrevista con LA Times horas antes del evento de los medios.

Johnson citó “traición y rumores” entre las razones por la que renunció como presidente de operaciones de Lakers el mes pasado. El lunes por la mañana, identificó a Pelinka como “de quien me refería cuando hablaba de traición”.

El ícono de los Lakers, también criticó a Jeanie Buss, la dueña del equipo, por según permitir que muchas personas influencien sus decisiones.

Anuncio

“Si los Lakers quieren tener éxito de ahora en adelante primero, Jeanie no puede estar emocionalmente atada a nadie”, le dijo Johnson al Times. “Tú puedes apreciarlos y gustar de ellos, pero no puedes dejar que eso se meta en el medio cuando tengas que despedir a alguien o canjear un jugador”.

La gota que derramó el vaso, dijo Johnson, fue lo que pasó cuando él dejó saber que despediría a Luke Walton como entrenador. Él dijo que Buss aceptó al principio, pero luego involucró a Tim Harris, el presidente operaciones de negocios. Harris abogó para mantener a Walton.

“Yo solo realmente le respondo a Jeanie Buss y ahora tengo a Tim envuelto”, dijo Johnson. “Es hora de irme”.

Johnson dijo también que se enteró que Pelinka estaba hablando mal de él por no trabajar desde la oficina cuando ellos tenían un preacuerdo que Johnson no siempre llegaría.

Anuncio

“Es sorprendente y desalentador escuchar, pero espero tener la oportunidad de hablar con él y sentarme con él para aclarar las cosas, como cualquier relación”, dijo Pelinka. “Simplemente no son reales”.

Como Johnson, Pelinka – el exagente de Kobe Bryant – nunca había trabajado en una oficina de la NBA antes de que los Lakers lo contrataran. Fue recomendado por Kobe para trabajar con Magic.

Johnson dijo que no tenía ningún problema con que Pelinka estuviera envuelto en las decisiones pero que “todos los demás en la organización deberían quedarse fuera del camino”.

Él específicamente mencionó a Harris, los hermanos menores de los Buss, Jesse y Joey, la ejecutiva Linda Rambis y su esposo Kurt, quien es un consejero.

“Eso es lo que está  haciendo daño”, dijo Johnson al Times.

Los Lakers son, de raíz, un negocio de familia. Jerry Buss compró el equipo en 1979 y fue la cara del equipo hasta el febrero de 2013, cuando falleció.

Él dejó a su hija Jeanie a cargo, y ella ha confiado en el consejo de un grupo de colegas.

Ella contrató a Johnson como el jefe de operaciones en la primavera de 2017 porque ella le confiaba y consideraba como familia. Pero ella también les ha confiado a sus otros asociados.

Anuncio

Ella conoció a su mejor amiga, Linda Rambis, hace casi 40 años, cuando el apellido de ella era Zafrani.

La hermana de Linda Zafrani, Debbie, era una Playmate de Playboy y la novia de Jerry Buss en los 70s, según el libro de Jeff Pearlman “Showtime”.

Cuando Buss compró a los Lakers y su arena, el Forum, él contrató a Linda Rambis como parte del equipo de ventas. Más tarde, cuando Jerry Buss le dio el trabajo a Jeanie de manejar a Los Angeles Strings de la liga del World Team Tennis, Rambis fue con ella.  Durante ese tiempo, Buss tenía 19 años, Rambis siete años mayor.

En su libro, “Laker Girl”, Buss describió a Rambis como una hermana. Rambis manejaba las operaciones de las Strings día a día mientras que Buss se enfocaba en terminar la escuela en USC. Jerry vio en Rambis como alguien que podía ser un mentor de Jeanie.

Kurt Rambis firmó con los Lakers como agente libre en 1981, el inicio de su carrera en la NBA. Mientras él estaba ganando cuatro campeonatos con los Lakers, a él le atrajo Linda Zafrani. Se casaron en 1985.

Su título con el equipo es de mánager de proyectos especiales, pero en muchas maneras es la mano derecha de Buss. Cuando Kurt Rambis fue contratado en Minnesota, las mujeres se unieron más por estar envueltas en relaciones con entrenadores – Buss salía con Phil Jackson, el entrenador de Lakers entre 1999-2004, por 17 años.

Las mujeres se sientan juntas en cada juego de los Lakers en casa.

La influencia de Rambis ha entrado la esfera del básquetbol, más que nada porque Buss ha tomado un enfoque más directo sobre el equipo.

Anuncio

En el verano pasado, Kurt Rambis volvió al equipo como consejero.  Kurt viajó con el equipo que coincidió con la fecha límite de canjeo.  Él estuvo en reuniones con el departamento de scouts de Lakers. Después de la temporada, se convirtió en parte integral en la búsqueda de un entrenador, además fue parte de las entrevistas a prospectos en el NBA Draft.

Pelinka se encargó primero de la búsqueda al principio, al reunirse solo con Tyronn Lue y Monty Williams. Kurt se unió a Pelinka para reunirse con Jason Kidd el 22 de abril. Las demás entrevistas fueron conducidas por un grupo de siete personas: Jeanie, Jesse, Joey, Linda, Kurt, Harris y Pelinka.

Era mucho, según Johnson.

“Es por eso que cuando yo llegué todos estaban molestos conmigo, porque yo detuve eso”, dijo.

Al principio, Johnson y Pelinka se encargaban de las decisiones de personal de los Lakers, en muchas ocasiones gastaban horas en el teléfono juntos. Pero Johnson fue desconfiando de otros que trataban de influenciar las decisiones de básquetbol – específicamente Harris y Jesse y Joey y Buss.

Jesse, de 31 años, ha sido un scout del equipo desde que tenía 19 años. Su padre le enseñó el negocio de los Lakers, en algunas ocasiones le daba proyectos. Una vez, Jesse le preguntó a su padre si a él le gustaría un equipo con mentalidad defensiva. Buss le pidió a su hijo que investigue cuántos equipos ganadores de campeonatos tenían un pasado o futuro JMV en ellos. Era una manera de ilustrar la importancia de tener una superestrella para construir el equipo alrededor de ellos.


Anuncio