Advertisement

Los Chargers no pueden remontar una vez más, caen sorpresivamente ante Baltimore

Los Chargers no pueden remontar una vez más, caen sorpresivamente ante Baltimore
El corredor de Los Ángeles, Justin Jackson (azul) es derribado por la defensiva de los Ravens. (Robert Gauthier)

Antes del juego de este sábado ante los Ravens de Baltimore, el entrenador en jefe de los Chargers, Anthony Lynn, habló de los peligros de caer en desventaja continuamente.

Mientras elogiaba la habilidad que ha mostrado su equipo para remontar, señaló que el estar abajo en el marcador repetidamente les iba a cobrar factura.

Advertisement

Luego su equipo salió al campo y se vio abajo una vez más antes de que el cotejo por lo menos alcanzara los primeros dos minutos.

Los Chargers eventualmente remontaron. Pero solo tuvieron la ventaja por dos jugadas antes de caer en desventaja nuevamente, y esta vez las cosas se quedaron así en lo que terminó siendo una derrota de 22-10 ante Baltimore.

Advertisement

El descalabro dejó a los angelinos con un récord de 11-4 y a medio juego atrás de Kansas City en la carrera por el título de la División del Oeste de la Conferencia Americana y por la cima de la conferencia

Los Chiefs pueden amarrar las dos cosas de vencer a Seattle el domingo por la noche.

Los 'Bolts' sufrieron bastante desde el comienzo contra los Ravens, un equipo que ha ganado cinco de los últimos seis choques desde que el mariscal novato Lamar Jackson tomó las riendas de la ofensiva.

Al ataque los Chargers no hicieron mucho tras los primeros dos cuartos y se fueron al medio tiempo abajo 6-3.

Advertisement

En el último cuarto, ahora abajo 16-10, los 'Bolts' tuvieron una serie de 12 jugadas que llegó hasta la yarda 28 de los Ravens antes de morir sin por lo menos conseguir un gol de campo. El quarterback Phillip Rivers fue capturado por Za'Darius Smith para una pérdida de 11 yardas, esto terminó el peligro.

En su siguiente posesión, empezaron en la yarda 39 de los Ravens con tres minutos restantes en el partido tras una devolución de 24 yardas de Desmond King.

Sin embargo, en la segunda jugada, el tight end veterano Antonio Gates perdió el ovoide cuando lo impactó el apoyador Patrick Onwuasor. Tavon Young recogió el regalo y lo llevó 62 yardas para el touchdown definitivo.

Ante la defensiva que menos puntos y yardas ha permitido en la NFL, los Chargers terminaron con solo 198 yardas en total y con 14 first downs.

Rivers solo conectó 23 de 37 pases para 181 yardas. Tuvo dos intercepciones sin touchdowns.

Los Chargers no tuvieron un first down hasta el segundo cuarto y no convirtieron en third down hasta la última jugada del tercer cuarto.

Fueron abatidos constantemente por penalidades claves y la presión que le aplicaron los Ravens a Rivers

Perdieron apenas su segundo partido de los últimos 12, ambas derrotas fueron en casa.

Advertisement
Advertisement
Advertisement