Anuncio
Share
EEUU

Demócratas esperan que con el testimonio de Mueller más estadounidenses pidan juicio político para Trump

Robert Mueller
Robert Mueller.
(J. Scott Applewhite / Associated Press)

Los demócratas de la Cámara de Representantes esperan incrementar el apoyo público para destituir al presidente Trump cuando el ex fiscal especial Robert S. Mueller III testifique ante el Congreso por primera vez el miércoles sobre su investigación en la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 y la supuesta obstrucción de justicia.

Mueller advirtió que no tiene intención de lanzar bombas más allá de las detalladas en el informe de 448 páginas publicado a mediados de abril. Pero los demócratas esperan que él resuma sus hallazgos en breves fragmentos ideales para ser digeridos en la televisión que generarán una nueva indignación, especialmente entre los legisladores que están a punto de decidir si tratan de obligar a Trump a abandonar su cargo.

Experts say the group is not violent and questioned whether police had infringed on the group’s civil rights by covertly recording its activity for four weeks.

Para los demócratas de la Cámara de Representantes que ya están comprometidos con el juicio político, el testimonio consecutivo de Mueller ante el Comité Judicial y los comités de Inteligencia de la Cámara de Representantes puede ser su última y mejor oportunidad de reunir una mayoría sobre la mala conducta del presidente, y cambiar la mentalidad de la oradora Nancy Pelosi (D-San Francisco), que por el momento se ha opuesto firmemente a los procedimientos de juicio político.

Los demócratas reconocen que necesitan un momento televisado para contrarrestar la afirmación de Trump de “exoneración total” poco después de que el fiscal general William Barr dio un resumen público del informe de Mueller el 24 de marzo.

Anuncio

Pero Mueller decidió que las reglas del Departamento de Justicia prohibían la acusación de un presidente en ejercicio, y agregó: “Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera”.

Los demócratas esperan poder lograr que Mueller explique lo que quiso decir y confirme si estuvo de acuerdo con Barr en que no hubo obstrucción de la justicia.

“Simplemente queremos darle vida al informe, y que Robert Mueller, mediante la televisión en vivo, destaque las partes importantes del informe, eso sería muy útil para el pueblo estadounidense”, dijo el congresista Ted Lieu (D-Torrance ), quien tiene un lugar en el Comité Judicial.

Anuncio

La administración Trump revirtió de nuevo el curso en el controvertido tema de poner una pregunta sobre ciudadanía en el censo de 2020, ya que los abogados del Departamento de Justicia le dijeron a una corte federal el miércoles que habían sido “instruidos” para tratar de encontrar una manera de añadirla, a pesar de las declaraciones de la administración el martes de que estaban renunciando al esfuerzo.

“Podría inclinar a la gente al juicio político”, dijo el congresista Raja Krishnamoorthi (D-Ill.), Miembro del Comité de Inteligencia. Espera que los miembros republicanos repitan el mantra del presidente de “no obstrucción, no colusión” con la frecuencia suficiente para obligar a Mueller a corregir las declaraciones.

“No sabes lo que va a suceder, pero el punto es que él tiene la suficiente importancia como para pensar que realmente podría cambiar de opinión según lo que se diga”, dijo Krishnamoorthi.

Por ahora, no hay suficiente apoyo entre los demócratas de la Cámara de Representantes para buscar el juicio político.

El miércoles, la Cámara de Representantes rechazó los artículos de destitución. La mayoría de los demócratas se unieron a los republicanos para derribar la resolución, abrumando a los 95 demócratas que votaron para mantenerla con vida.

Algunos partidarios de la acusación consideraron el voto, forzado por el congresista Al Green (D-Texas), un paso en falso porque obligó a los demócratas a mostrar su posición antes del testimonio de Mueller.

Pero la votación mostró más apoyo del esperado. Más de 80 demócratas, entre ellos 17 de California, habían expresado anteriormente su respaldo para iniciar una investigación de destitución. Se necesitaría un total de 218 votos, una mayoría simple, para aprobar artículos de juicio político.

Pero el tiempo es relativamente corto: los legisladores dejarán Washington para un descanso de seis semanas después de que Mueller testifique. Si dispara las alarmas, los legisladores podrían enfrentarse a los electores molestos en sus distritos que favorecen el juicio político.

Anuncio

Si la audiencia es un fracaso, el receso de agosto podría poner fin a la polémica. El Congreso tendrá una sesión de sólo 10 semanas este otoño, muy poco tiempo para organizar los procedimientos de juicio político antes de que la campaña de 2020 esté en pleno desarrollo.

Algunos partidarios del juicio político argumentan que ya es demasiado tarde y que Mueller no tendrá un impacto.

“Creo que el tiempo se está acabando”, dijo la congresista Jackie Speier (D-Hillsborough), quien aún sostiene que la audiencia de Mueller es importante para corregir la percepción pública. “Tendrá el efecto de dar una luz muy brillante a una organización muy corrupta, la Organización Trump”.

Pelosi y la mayoría de los líderes demócratas de alto nivel argumentan que tratar de destituir al presidente sin evidencia abrumadora, apoyo bipartidista y un fuerte respaldo público sería infructuoso, y tal vez incluso fortalecer la oferta de la reelección de Trump.

Incluso si la Cámara de Representantes impugnara al presidente, es muy poco probable que el Senado controlado por los republicanos reúna la mayoría de dos tercios necesaria para destituir al primer mandatario de su cargo.

Por esa razón, y debido a la disciplina bien documentada de Mueller, los demócratas buscaron reducir las expectativas para la audiencia de alto perfil del miércoles.

“Creo que las actitudes se han endurecido mucho, por lo que no sé si es razonable esperar alguna epifanía”, dijo el congresista Adam Schiff (D-Burbank), presidente del Comité de Inteligencia. “Pero sí pienso que el pueblo estadounidense tiene derecho a toda la información, y esta es una forma poderosa de darla”.

Durante las tres horas del miércoles por la mañana, los demócratas en el Comité Judicial se concentrarán en un puñado de los episodios que Mueller describió, sugiriendo que Trump buscaba obstruir la justicia, incluso ordenó al ex asesor de la Casa Blanca, Don McGahn, que despidiera a Mueller, diciéndole al ex ayudante Corey Lewandowski que instruyera a Jeff Sessions para limitar el alcance de la investigación, y la posible manipulación de testigos.

Anuncio

Por la tarde, los demócratas en el Comité de Inteligencia se centrarán en la conclusión de Mueller de que la campaña de Trump utilizó la ayuda rusa en las elecciones de 2016, pero no asistió a la operación respaldada por el Kremlin.

Se espera que los republicanos se centren en las partes del informe que aclararon las faltas de Trump y que presionen a Mueller para que justifique su contratación de fiscales a los que el presidente habitualmente denunció como “demócratas enojados”.

En las reuniones de Capitol Hill, los demócratas intentaron establecer una estrategia para la aparición de Mueller, sugiriendo que tratarán de controlar sus preguntas para dejarlo hablar y no abordar los temas de los demás, algo que a menudo ocurre en las audiencias del Congreso.

Se enfrentan a un ex director de la Infantería de Marina y del FBI quien ya ha dicho que quiere que el informe hable por sí mismo y que ha demostrado en audiencias anteriores que es poco probable que actúe como un hablador o que ceda ante la presión partidista.

Schiff espera que Mueller repita la cuidadosa redacción del informe y “sin duda tiene muchas razones para negarse a responder preguntas”, como evitar interferir con una investigación en curso o especular más allá del documento.

Mueller es quizás el testigo más buscado en esta sesión del Congreso. Alrededor de dos tercios del público, según una encuesta reciente de CNN, y miembros del Congreso de ambos partidos, quieren saber de él.

“La gente no pensará que digo la verdad si les aseguró que leí el informe de Mueller” y les declaro esto es lo que dice”, afirmó el congresista Lou Correa (D-Santa Ana), miembro del Comité Judicial. “Pero si Mueller puede decirnos, ‘soy Mueller, este es mi informe y esto es lo que descubrí", entonces tal vez las personas comience a creerlo”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio