Anuncio
Share
EEUU

¿Es donante y le preocupa el uso que pueda darse a sus órganos y tejidos?

Visitors at OneLegacy’s transplant recovery center in Redlands.
Los visitantes cubren sus zapatos durante una jornada de puertas abiertas en el centro de recuperación de trasplantes de OneLegacy, en Redlands, marzo de 2018.
(Christina House / Los Angeles Times)

Miles de estadounidenses necesitan trasplantes de órganos, una de las razones por las cuales las agencias del sector quieren reclutar a todos como donantes. Estas compañías gastan decenas de millones de dólares cada año en anuncios y otras promociones, destinadas a que la gente “Done vida” y se registre.

Pero la realidad de la donación es más complicada. Cuando uno se registra, es posible que le esté dando a la industria los derechos de algo más que sus órganos. Las empresas también pueden tomar su piel, huesos y otros tejidos, que tienen muchos usos quirúrgicos, incluidas las operaciones estéticas.

En California, hay otras opciones. Se puede especificar qué órganos y tejidos no se desea donar. Por ejemplo, si uno quiere donar sus órganos pero no sus tejidos, el formulario oficial permite excluir huesos, piel y otros, marcando la casilla que aparece junto a cada uno.

Se pueden elegir otras limitaciones. Por ejemplo, es posible marcar una casilla para decir que su piel puede emplearse únicamente “para salvar vidas y con fines reconstructivos”. Esto parecería excluir la cirugía estética, pero la industria no rastrea dónde termina la piel donada, exactamente, y deja así poco claro si tal designación se cumple.

Anuncio

El formulario permite designar que los tejidos sean donados “sólo a organizaciones sin fines de lucro”. Una vez más, esto no es comprobable debido al seguimiento laxo que hace la industria de las partes del cuerpo.

El Times encontró que un número creciente de investigaciones de muertes en todo el país fueron complicadas o revocadas después de que se tomaron partes de cuerpos transplantables antes de la autopsia de un forense.

A diferencia de los tejidos, los órganos sí son seguidos de cerca. Si alguien se convierte en un donante de órganos solamente, puede decidir si se siente cómodo de permitir que estos también sean utilizados para investigación por científicos, militares o corporaciones, en caso de no ser viables para un trasplante.

Sin embargo, hay que entender que, después de que alguien se registra, su familia no puede impedir la donación, incluso si cree que ello podría interferir con la capacidad del forense para determinar la causa de muerte. Hágale saber a sus parientes su deseo de ser donante de órganos o tejidos, para que no se sorprendan cuando una empresa acceda rápidamente a su cuerpo, después del fallecimiento.

Anuncio

Los padres también deben estar conscientes de que las compañías ahora visitan las aulas de California y alientan a los adolescentes a inscribirse. El sitio web administrado por la industria, donatelifecalifornia.org, establece que cualquier persona “entre 13 y 17 años” puede inscribirse como donante, aunque sus padres deben tomar la decisión final hasta que ellos cumplan los 18.

Esto va más allá de lo permitido por la ley de California, que establece que los menores pueden registrarse a partir de los 15 años. Cuando se le preguntó por qué el sitio web animaba a los jóvenes de 13 y 14 años a registrarse, un portavoz de donatelifecalifornia.org respondió que “completar el registro de Donate Life California como menor simplemente documenta la intención, no la elegibilidad”, porque los padres deben acceder a la donación si los adolescentes mueren antes de los 18 años.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio