Anuncio
Share
EEUU

Columna: He aquí por qué los californianos con cobertura de salud están siendo perjudicados con tarifas sorpresa

Picking a health insurance plan? Prepare for the unexpected
Si una aseguradora de vida o salud se declara en quiebra, otras compañías de seguros intervendrán para ayudar a cubrir a los afectados. En California, las aseguradoras pueden traspasar estos costos a los clientes. (Getty Images)
(Getty Images)

Si una aseguradora de vida o de salud quiebra, otras compañías intervendrán para ayudar a cubrir a los asegurados. En California, las aseguradoras pueden trasladar estos costos a los clientes

Miriam Mandell, de 96 años, ha estado pagando un seguro de atención a largo plazo durante casi un cuarto de siglo, y ha observado cómo sus primas han aumentado constantemente a lo largo de los años.

Entonces asumió que una carta reciente de su aseguradora, CNA Financial, le notificaba que sus costos estaban subiendo una vez más. Lo fueron, pero no porque CNA aumentara sus tarifas.

La carta era confusa, pero Mandell pudo darse cuenta de que se estaba añadiendo un recargo de casi $17 a sus $838.75 en primas trimestrales porque una compañía de seguros de Pennsylvania de la que nunca había oído hablar había ido a la quiebra.

Anuncio

Le dijeron a la residente de Reseda que ayudaría a pagar la factura para proteger a los asegurados de esa compañía.

"¿Qué tiene que ver eso conmigo?”, preguntó Mandell, no sin razón.

Es decir, ¿por qué es su problema que Penn Treaty Network America Insurance Co. y su subsidiaria, American Network Insurance Co., no pudieran cumplir sus promesas a los clientes?

“No parece correcto que tenga que pagar más”, dijo Mandell.

Anuncio

Y ella no está sola. Si bien no se hace público el número total de personas afectadas, numerosos californianos con cobertura médica y de atención a largo plazo están siendo acusados ​​de cargos similares.

“No está bien”, dijo Bonnie Burns, especialista en políticas de California Health Advocates, una organización sin fines de lucro de Sacramento.

“Los consumidores no deberían financiar los costos de las empresas fallidas”, manifestó. “Y eso es exactamente lo que está sucediendo”.

Nuevas investigaciones indican que muchos adultos tienen ideas erróneas sobre la posibilidad de contraer demencia senil y hacen cosas inútiles para prevenirla

La situación de Mandell ofrece una enseñanza sobre cómo las compañías de seguros se cuidan entre sí, lo cual no es necesariamente algo malo.

Si un negocio va a la quiebra, otras aseguradoras intervendrán para asegurarse de que los clientes no se queden afuera. Esto se hace mediante el pago de tarifas a entidades estatales llamadas asociaciones de garantía de seguro de vida y salud, que cubren al menos una parte de los reclamos pendientes de la compañía fallida.

Las facturas más altas de Mandell también destacan cómo la industria de seguros de California presionó para asegurarse de que pueda mantener a los clientes con al menos algunas de sus obligaciones financieras. Más sobre esto en un momento.

Penn Treaty fue a la quiebra hace un par de años. Al igual que muchas aseguradoras de cuidados a largo plazo, la compañía no anticipó el alcance de las reclamaciones cuando los baby boomers ingresaron a hogares de ancianos. Una habitación privada en California puede costar casi $300 por día.

Anuncio

Muchas aseguradoras de atención a largo plazo se han enfrentado a una previsión deficiente imponiendo elevadas alzas a los clientes. El mes pasado escribí sobre una mujer de Temecula de 82 años cuya prima mensual aumentó recientemente en un 80%.

Si las primas más altas son insuficientes para mantener a una aseguradora fuera del peligro financiero, la empresa a menudo será adquirida por una compañía rival. Sólo en raras ocasiones una compañía de seguros cerrará.

Sin embargo, eso terminó siendo el destino de Penn Treaty, después de que las autoridades de Pensilvania rechazaran la solicitud de la compañía sobre primas significativamente más altas. Después de años de disputas legales, la empresa recibió una orden por un juez en 2017 para iniciar procedimientos de liquidación.

“Cuando se ordenó la liquidación de Penn Treaty, se estimó que los pasivos excedieron los activos en $4 mil millones”, indicó el Banco de la Reserva Federal de Chicago en un análisis el año pasado.

Señaló que se requerirían aumentos de tasas promedio de 300% para mantenerla a flote, y que las primas de esta magnitud “dañarían severamente a los asegurados y no serían permitidas por los reguladores estatales, sin dejar otra alternativa que colocar a las compañías en liquidación”.

En ese momento entra, como parte de la etapa, la Garantía de Seguro de Vida y Salud de California.

Los fondos de garantía (o “garantía”) se activan después de que una aseguradora liquida, y el dinero proviene de las tarifas pagadas por otras aseguradoras. En la mayoría de los casos, estos fondos de red de seguridad cubrirán sólo una parte de los reclamos de la aseguradora fallida.

Anuncio

Las mujeres con endometriosis a menudo encuentran que tener el período es particularmente insoportable. Para ellas, un período promedio es cualquier cosa menos promedio, con calambres debilitantes.

El análisis de la Reserva Federal de Chicago observó que muchos estados limitan las reclamaciones de los titulares de pólizas bajo la asociación de garantía local a $300.000. “Se estima que la mitad de todos los titulares de pólizas [de Penn Treaty] tendrán reclamos superiores a lo que cubrirán las asociaciones de garantía”, dijo.

Ahora aquí es donde Mandell y potencialmente otros numerosos californianos se involucran.

Si bien las aseguradoras de salud en la mayoría de los otros estados cancelan sus tarifas a las asociaciones de garantía estatales, y así reciben un beneficio fiscal, en California se les permite transferir estos costos a los asegurados.

“Así es como lo hacemos”, dijo Todd Thakar, director ejecutivo de la Asociación de Garantía de Seguro de Vida y Salud de California.

Thakar, quien previamente realizó trabajos de consultoría sobre la liquidación de Penn Treaty, dijo que 288 proveedores de seguros de salud autorizados por el Departamento de Seguros para hacer negocios en California han desembolsado $325 millones en honorarios para cubrir las reclamaciones de Penn Treaty.

Una portavoz del Departamento de Seguros señaló que la mayoría de las grandes aseguradoras de salud están involucradas, incluidas Anthem Blue Cross, Blue Shield y Health Net.

Alrededor de una cuarta parte de los $325 millones en honorarios, o $81 millones, se están recuperando de los asegurados a través de recargos, manifestó Thakar.

Lo que se dice es que empezó consumiendo alcohol a los 16 años; cierto día, una persona conocida le dio pastillas para vender

Se negó a identificar qué compañías de seguros han pasando sus costos y cuáles están asumiendo los gastos.

Por lo tanto, corresponde a los asegurados individuales vigilar sus facturas para ver si están entre los que pagan parte de Penn Treaty.

La carta que recibió Mandell de CNA estima que pagará unos $17 adicionales cada trimestre durante el próximo año y medio.

Un portavoz de CNA declinó hacer comentarios.

La asociación de garantías de California es más generosa que la mayoría. Se anunció después de que se sometió Penn Treaty a que los titulares de pólizas de la compañía en Golden State serán elegibles para recibir hasta $560.929 en reclamos.

El monto del recargo de cada asegurado variará, dependiendo de cuánto paguen en las primas. En el caso de Mandell, tiene que pagar aproximadamente el 2% de su prima trimestral de $838.75 para ayudar a cubrir las tarifas de Penn Treaty de CNA.

Un hogar de ancianos puede costar más de $100.000 al año. Dependiendo de su longevidad, los $560.929 cubiertos por la asociación de garantía de California pueden no alcanzar la línea de meta.

“Se va a sacar a mucha gente”, predijo Robert Hunter, director de seguros de la Federación de Consumidores de América. “Muchos titulares de pólizas de Penn Treaty no recibirán un pago completo”.

Medio millón de dólares es mejor que nada. Y debería ser un alivio para todos los titulares de pólizas de atención a largo plazo donde exista una red de seguridad para su cobertura.

Pero estoy con Mandell. ¿Por qué es su problema que los clientes de Penn Treaty estén en peligro? ¿Por qué posiblemente hay muchos californianos que ni siquiera tienen cobertura de atención a largo plazo y están atrapados en esto?

Una forma mucho más equitativa de manejar el colapso de Penn Treaty es como lo hacen otros estados, permitiendo a las aseguradoras cancelar sus pagos para garantizar las asociaciones.

Claro, eso podría afectar al gobierno estatal, pero no sería tan hostil para el consumidor como perseguir a los asegurados individuales.

CNA, la aseguradora de Mandell, reportó $727 millones en ganancias durante los primeros nueve meses del año.

¿Y están ‘perjudicando’ a una mujer de 96 años en su factura por Penn Treaty?

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio