Anuncio

Comentario: Fox News ayudó a crear la Gran Mentira. Ahora, a medida que su rating cae en picada, no puede escapar de ella

Images of Fox News personalities on the front of the News Corp. offices in New York City.
Imágenes de las personalidades de Fox News: Bret Baier, izquierda; Martha MacCallum, Tucker Carlson, Laura Ingraham, y Sean Hannity en el frente de las oficinas de News Corp. en la ciudad de Nueva York.
(Drew Angerer/Getty Images)

El Día de Inauguración más militarizado de Estados Unidos en la historia moderna es el que hemos presenciado el miércoles, cuando Joe Biden tomó juramento como el 46° presidente de la nación, rodeado por 25.000 soldados de la Guardia Nacional, vehículos blindados y alambre de púas.

La Explanada Nacional, que estaba llena para la ceremonia de Barack Obama y un poco menos para la de Donald Trump, estuvo cerrada al público. Las cosas son tan precarias desde la letal irrupción en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero por extremistas pro-Trump que American Airlines está suspendiendo el servicio de alcohol en todos los vuelos desde y hacia Washington, D.C., hasta el 21 de enero.

Si tan solo se pudiera quitar a Sean Hannity del menú, como una botella de vodka.

Es dudoso que Trump pudiera haber radicalizado a tantos estadounidenses como lo ha hecho sin la ayuda del gigante de los medios, Fox News. Hannity, junto con sus colegas Tucker Carlson, Laura Ingraham, Lou Dobbs y el resto del equipo han sido fundamentales para incorporar las posiciones de extrema derecha de Trump en todos los ámbitos, desde la inmigración hasta la vigilancia policial, repitiendo sus mentiras y amenazas y dando crédito a sus absurdas teorías conspirativas, incluidas las afirmaciones desacreditadas de fraude electoral que llevaron a la insurrección del Capitolio. Y si hay alguna duda sobre cómo la cadena de noticias conservadora se convirtió en un legitimador de esta propaganda y las fantasías del “Estado profundo”, la difusión de Fox News ha sido televisada.

Anuncio

La joya de la corona del imperio mediático de Rupert Murdoch, al menos en Estados Unidos, ha propagado muchas de las falsedades más importantes y dañinas de la administración Trump, varias al servicio de exonerar o apoyar al propio presidente en tiempos de escándalo o crisis. (Lo cual, como todos hemos experimentado de primera mano, fue esencialmente su mandato completo).

¡El miembro del personal Seth Rich involucrado en la filtración de correo electrónico del partido Congreso Nacional Demócrata! ¡Caravanas de inmigrantes en la frontera plagadas de pandilleros MS-13! ¡La computadora portátil de Hunter Biden! ¡El COVID-19 es un engaño! ¡Detengan el robo!

Pero años de apoyo incondicional al presidente, que incluye sembrar desconfianza sobre cualquier cosa que desafíe la narrativa de la Casa Blanca, está comenzando a tener consecuencias.

La impía alianza de Fox News con Trump trajo consigo supremacistas blancos, milicias odiosas y teóricos de la conspiración que creen que el expresidente es la única persona que se interpone entre la humanidad y un círculo infame de pedófilos caníbales y adoradores de Satanás.

Anuncio

Las calificaciones de la organización de noticias han estado en declive desde el día de las elecciones, algo que muchos atribuyen a la competencia de los medios de comunicación aún más a la derecha; el martes, despidieron al director político Chris Stirewalt y a otros.

Ahora, cuando Trump ha dejado el cargo, la red de noticias por cable que impulsó su ascenso al poder se enfrenta a un desagradable dilema de su propia creación: continuar alimentando al monstruo que ayudó a crear o ser destruido por su ira.

Fox News no es la única empresa de medios que promueve las mentiras del ‘trumpismo’. Newsmax, “The Rush Limbaugh Show”, One America News, Breitbart y Parler son, en diversos grados, fuentes de desinformación y porristas activos del presidente.

Los gigantes de las redes sociales que se negaron, en la mayoría de los casos, a tomar medidas drásticas contra las teorías de conspiración viral y el discurso de odio durante la era de Trump, Facebook, Twitter y YouTube, también son cómplices.

Anuncio

Pero desde antes de las primarias republicanas de 2016, podría decirse que Fox News ha sido el provocador pro-Trump de más alto perfil, junto al propio presidente.

Sean Hannity on Fox News in 2017 discussing the "Unite the Right" rally in Charlottesville, Va.
Sean Hannity en Fox News el 14 de agosto de 2017, discutiendo los eventos relacionados con la manifestación “Unite the Right” de ese verano en Charlottesville, Virginia.
(Fox News / YouTube.com)

Fox News no pasó de ser “justo y equilibrado” al brazo de facto del departamento de comunicaciones de la Casa Blanca de la noche a la mañana. Como nos recuerda el docudrama de Showtime de 2019 “The Loudest Voice”, el antiguo director ejecutivo Roger Ailes inició el giro a la derecha de la cadena conservadora, hacia el miedo y la indignación, después del 11 de septiembre.

Para 2009, sus presentadores de horario estelar, incluido Hannity, defendían y amplificaban los videos del conservador James O’Keefe, ansioso por “revelaciones” encubiertas de la hipocresía liberal. Fox News cubrió las “investigaciones” de O’Keefe impugnando al grupo organizador de la comunidad ACORN a menudo y con mucho entusiasmo, pero poco escrutinio a pesar de la dudosa procedencia del video.

Anuncio

Su poderosa atención contribuyó a la disolución de la organización sin fines de lucro en Estados Unidos, aunque el trabajo de O’Keefe fue luego desacreditado por haber sido obtenido y editado de manera engañosa.

La conspiración racista del lugar de nacimiento de Obama, promocionada por la entonces estrella de reality shows, Trump, y repetida por Fox News, fue el siguiente paso para socavar la confianza. Aunque muchos otros medios dieron a las afirmaciones descabelladas del exmandatario una plataforma que no merecían.

Llamados a "¡Enciérrenla!” basados una vez más en hechos cuidadosamente seleccionados y mentiras descaradas sobre la candidata presidencial demócrata de 2016, Hillary Clinton, ahora con un disgusto adicional por el Estado de derecho, no se quedaron atrás.

Una vez que Trump asumió el cargo, las últimas barreras a la verdad parecieron levantarse, y Fox News, que no es ajeno a los beneficios de la desregulación, saltó directamente para defender y criticar al presidente, o al menos para dejar que sus mentiras no fueran cuestionadas. Casi con la misma frecuencia, el proceso pareció funcionar a la inversa: en los primeros días de su mandato, provocó un incidente internacional después de citar un ataque terrorista ficticio en Suecia. ¿Su fuente? Carlson.

Anuncio

Al presentar falsedades sobre la participación de Rich en la filtración de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata durante la campaña de 2016 y al legitimar las crueles teorías de conspiración sobre su muerte a tiros en 2016, en lo que la policía ha dicho que probablemente fue un intento de robo, varios de los anfitriones de la red fueron más allá y aterrizaron a su empleador con problemas legales.

“Esto saca completamente del agua toda la narrativa de la colusión con Rusia”, señaló Hannity. Cuando Fox News se retractó de la historia, Hannity se mantuvo firme: “No soy Fox.com o FoxNews.com”, comentó en su programa de radio. “No me retracté de nada”.

Los padres de Rich demandaron a la cadena por sus repetidas afirmaciones falsas sobre su hijo y el caso se resolvió por millones, antes de que Hannity y Dobbs declararan bajo juramento en el caso.

El hecho de que Trump y sus partidarios en Fox News consideraran con frecuencia la investigación subsiguiente sobre los vínculos del ahora exmandatario con Rusia como una “cacería de brujas” sugiere que la crueldad de la reputación de un muerto no fue exactamente una experiencia de castigo.

Anuncio

El fiscal especial, Robert Mueller, se convirtió en el nuevo objetivo, al igual que los niveles más altos de la policía estadounidense. “Se necesita una limpieza en nuestro FBI y en el Departamento de Justicia”, criticó la presentadora de Fox News, Jeanine Pirro. “Limpiarse de personas que no solo deben ser despedidas, sino que necesitan ser sacadas y esposadas”.

Cuando los supremacistas blancos recientemente envalentonados marcharon en Charlottesville, Virginia, en el verano de 2017, en lo que ahora se lee como un claro precursor del ataque al Capitolio, y donde un derechista golpeó con su auto a los contramanifestantes y mató a uno, Trump dijo que había “muy buenas personas en ambos lados”.

Tucker Carlson en el set de su programa de Fox News, en Manhattan en 2018.
(Jennifer S. Altman / For The Times)

Fox News, ahora encerrado en el patrón, siguió su ejemplo. Hannity ventiló la mentira en su programa de radio de que los manifestantes en el mitin pueden haber sido “actores contratados por una empresa de publicidad”. Carlson realizó su propia mezcla de “ambos lados” en un segmento ampliamente denostado, llamando a “la izquierda” “tan obsesionada con la raza” como los supremacistas blancos de “Unite the Right”.

Anuncio

Todo eso fue solo en el primer año de Trump.

Cuando llegó la pandemia de COVID-19, Fox News estaba preparado para defender al mandatario republicano a toda costa, incluso si eso significaba poner en peligro la vida de los espectadores. Varias personalidades e invitados al aire reforzaron la idea de que la pandemia fue un engaño inventado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de California) y sus amigos.

“Este es otro intento de acusar al presidente”, señaló la presentadora de Fox Business, Trish Regan, antes de ser destituida por sus comentarios. Hannity fue más allá: “Están asustando muchísimo a la gente, y lo veo de nuevo como: ‘Oh, vamos a golpear a Trump con este nuevo engaño’”.

La elección presentó un nuevo enigma. Aunque la mesa de decisiones de la cadena recibió el aplauso legítimo y provocó la ira del presidente por ceñirse a los hechos y documentar la elección de Biden, varios de sus anfitriones respaldaron las afirmaciones infundadas de Trump de que el proceso electoral había sido robado.

Anuncio

El grupo de vigilancia Media Matters informó que la red de noticias arrojó dudas sobre los resultados casi 800 veces, solo en el período de dos semanas después de que Biden emergiera como el vencedor.

“Debería estar indignado, debería estar preocupado, debería estar turbado por lo que sucedió en las elecciones y el período previo”, comentó Hannity. “Y, francamente, debería estar enojado con lo que se está construyendo y construyendo y construyendo en los últimos cuatro años, en este asalto total contra un presidente debidamente elegido, que nosotros, el pueblo, escogimos”.

El verdadero “asalto total” que se había estado “construyendo y construyendo y construyendo en los últimos cuatro años” fue una transgresión a la verdad misma, liderada en gran parte por Hannity y los de su tipo, y aparentemente escapó del control de la red. Los mitos sobre el fraude electoral generalizado fueron fáciles de vender después de la incesante guerra de información de la empresa y el intento paulatino de normalizar las extravagantes conspiraciones.

Ahora, Fox News parece dispuesto a redoblar su preferencia por la opinión sobre las noticias y por personalidades como María Bartiromo, paradas para apoyar a toda costa a Trump y a sus seguidores.

Anuncio

Pero el miedo y la indignación que ha inspirado Fox News son demasiado reales y cambian, no solo los patrones de audiencia, sino también el panorama político en sí.

Tras el ataque terrorista en el Capitolio bajo el lema de “Stop the Steal” (Detengan el robo), no son solo los políticos los que deben rendir cuentas por la incitación. También son los medios de comunicación como Fox News que moldearon y vendieron felizmente la Gran Mentira y ahora deben enfrentar, si hay algo de justicia, a los monstruos de su propia creación.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

La policía de Los Ángeles admite que este año ha realizado más de ocho veces el número de paradas de tráfico investigadas en el sur de Los Ángeles de lo que había revelado anteriormente.

A medida que disminuyen las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino entre las mujeres del sur de California, los expertos hacen sonar la alarma sobre las consecuencias de dejar de lado el bienestar de las mujeres

La cantante mexicana del éxito '¿Dónde quedo yo?’ revela lo que ha sido enfrentar el coronavirus y las consecuencias que le ha dejado en su cuerpo

Anuncio


Anuncio