Anuncio
Share

Estados Unidos, la Unión Europea y Gran Bretaña bloquean a bancos rusos

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire
El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, hace declaraciones durante una reunión con sus colegas europeos en París.
(Francois Mori / Associated Press)

Estados Unidos, la Unión Europea y Gran Bretaña acordaron imponer fuertes sanciones al sector financiero ruso, incluyendo un bloqueo a su acceso el sistema financiero global y, por primera vez, restricciones a su banco central en represalia por su invasión a Ucrania.

Las medidas fueron anunciadas conjuntamente dentro de una nueva tanda de sanciones financieras que tienen como propósito “hacer que Rusia rinda cuentas y garantizar en forma colectiva que esta guerra sea un error estratégico de (el presidente ruso Vladimir) Putin”.

Las restricciones por las sanciones contra el banco central afectarán directamente reservas por 600.000 millones de dólares que el Kremlin tiene a su disposición, que pretenden limitar la habilidad de Rusia para reforzar el rublo en medio de fuertes sanciones de Occidente.

Al anunciar las medidas en Bruselas, la presidenta de la Comisión de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que exigiría al bloque que también “paralice los activos del banco central de Rusia” a fin de congelar sus transacciones.

Eliminar varios bancos comerciales del SWIFT “garantizará que esos bancos estén desconectados del sistema financiero internacional y les perjudicará su capacidad de operar a nivel global”, agregó.

Anuncio

Conseguir que la UE accediera a sancionar a Rusia mediante el SWIFT había sido un proceso difícil en virtud de que el comercio entre la UE y Rusia alcanzaba 80.000 millones de euros, unas 10 veces más que con Estados Unidos, que había sido uno de los primeros proponentes de tales medidas.

Alemania específicamente se había opuesto porque podría perjudicarle demasiado. Sin embargo, la ministra del Exterior, Annalena Baerbock, dijo en un comunicado que “tras el descarado ataque de Rusia… estamos trabajando duro a fin de limitar el daño colateral de desconectar (a Rusia) del SWIFT para que afecte a las personas correctas. Lo que necesitamos son restricciones selectivas y funcionales del SWIFT”.

Como tercera medida, los aliados anunciaron un compromiso “de adoptar medidas para limitar la venta de ciudadanía —los llamados pasaportes dorados— que permiten a rusos ricos vinculados con el gobierno ruso convertirse en ciudadanos de nuestros países y acceder a nuestros sistemas financieros”.

El grupo también anunció la formación esta semana de una fuerza de tarea trasatlántica para garantizar que estas y otras sanciones contra Rusia sean aplicadas en forma efectiva mediante el intercambio de información y el congelamiento de activos.


Anuncio