Advertisement

Adolescente cocinó galletas de azúcar con las cenizas de su abuelo y las llevó a su escuela

Adolescente cocinó galletas de azúcar con las cenizas de su abuelo y las llevó a su escuela
La policía está investigando las denuncias de que una estudiante de preparatoria en Davis cocinó galletas de azúcar con las cenizas de su abuelo y las llevó a la escuela. (Deb Lindsey /Washington Post) (Los Angeles Times)

Una estudiante de la preparatoria en Davis supuestamente convirtió las cenizas de su abuelo en un lote de galletas de azúcar y se las dio a sus compañeros de clase, algunos de los cuales sabían que contenían restos humanos antes de comerlas, dijeron las autoridades el martes 16 de octubre.

La estudiante de Da Vinci Charter Academy, una escuela preparatoria autónoma, trajo las galletas a la escuela el 4 de octubre y se las dio al menos a otros nueve estudiantes, dijo Paul Doroshov, un policía de Davis. "Algunos comieron las galletas sin saber el ingrediente extra y se horrorizaron. Otros lo sabían".

Advertisement

"Algunos estudiantes sabían de antemano y aun así consumieron las galletas", detalló Doroshov.

Un oficial de recursos escolares informó que dos alumnas participaron en estos hechos, informó Doroshov. Su relación no está clara, pero las chicas no son hermanas y el hombre fallecido fue el abuelo de una de ellas, dijo.

Advertisement

El oficial dijo que la policía abrió un caso y ha estado tratando de determinar qué código penal se aplicaría a la cocción de restos humanos en los alimentos.

Los oficiales consideraron una sección del código penal de California con respecto a la eliminación de restos humanos de manera inadecuada, pero los cargos de 'molestia pública' podrían ser más apropiados, dijo.

Las autoridades están trabajando con la escuela para determinar la mejor manera de proceder, agregó.

Los estudiantes han estado cooperando con la investigación, agregó Doroshov.

Advertisement

Andy Knox, un estudiante de la escuela, le dijo a KCRA-TV que estaba a punto de ingresar a su clase de ciencias ambientales cuando una chica de la misma clase le ofreció una galleta. Cuando ella le dijo que había un ingrediente especial, él asumió que era marihuana.

"No le creí hasta que ella sacó la urna", dijo.

Knox dijo que la galleta no tenía un sabor inusual, pero "si alguna vez de niño comiste arena puedes sentirla crujiendo entre tus dientes. Era como eso".

Dijo que la galleta contenía "pequeñas manchas grises" y que la adolescente le había ofrecido las cenizas una vez si cambiaba de asiento con otro estudiante en el aula.

El director de la Academia Chárter Da Vinci, Tyler Millsap, dijo en una carta a los padres que "este problema ha sido particularmente difícil y nuestro personal ha respondido de la manera más respetuosa y digna posible con los estudiantes y las familias involucradas".

Millsap dijo que lamenta que la historia "haya sido retomada por los medios de comunicación" y que no existe riesgo para la salud de ningún estudiante.

"Puedo decir que aquellos que estuvieron involucrados están arrepentidos y esto ahora es un asunto familiar y queremos respetar la privacidad de las personas relacionadas".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement
Advertisement