Advertisement

Investigarán al equipo del Sheriff que detuvo a miles de latinos inocentes en la Autopista 5

Investigarán al equipo del Sheriff que detuvo a miles de latinos inocentes en la Autopista 5
Un miembro del Equipo de Control de Carreteras del Departamento del Sheriff del Condado de L.A. busca drogas en un automóvil detenido en la Autopista 5 (Myung J. Chun / Los Angeles Times). (Los Angeles Times)

El inspector general del condado de Los Ángeles inició una investigación para determinar si un equipo de control de caminos del Departamento del Sheriff cometió discriminación racial al detener a miles de conductores latinos inocentes en busca de drogas, en la Autopista 5.

La decisión se produjo después de que The Times informara que casi el 70% de los conductores detenidos en la autopista desde 2012 hasta 2017 fueron latinos, y que a dos tercios de ellos les registraron sus vehículos, una tasa mucho más alta que la de automovilistas de otros grupos raciales y étnicos.

Advertisement

La supervisora del condado, Hilda Solís, le pidió al inspector general y a la Comisión de Supervisión Civil del Sheriff que realizaran la revisión del Equipo de Control de Carreteras Domésticas del departamento.

"Es muy preocupante que haya habido un comportamiento de discriminación racial para con los conductores latinos", indicó Solis en un comunicado, y agregó que el informe de The Times "merece una investigación más profunda".

Advertisement

En una declaración, el Sheriff Jim McDonnell aseguró que está orgulloso del trabajo del equipo, que incluyó la confiscación de 3,500 libras de drogas y el rescate de seis víctimas de la trata de personas.

El funcionario espera "colaborar estrechamente con el inspector general para examinar cualquier asunto de preocupación". "Como alguien que ha dedicado su carrera a proteger los derechos civiles de todas las personas, me preocupa cualquier acusación de discriminaciones raciales y étnicas, y me tomo muy en serio las preguntas sobre la raza y los procedimientos policiales", remarcó McDonnell.

El inspector general Max Huntsman se negó a comentar sobre el alcance de la revisión, o cuánto tardaría.

Los funcionarios del Departamento del Sheriff y los oficiales del equipo negaron un comportamiento basado en la raza e insistieron en que apoyan sus detenciones únicamente en la conducción de una persona y otros factores imparciales.

Advertisement

El equipo fue lanzado como respuesta a una serie de sobredosis de drogas en el área de Santa Clarita, precisaron los funcionarios del departamento. Unidades similares operan en todo el país como parte de un programa federal creado para combatir el narcotráfico con las agencias locales y federales del orden.

Los cuatro oficiales del equipo —todos hombres blancos— suelen trabajar solos en vehículos SUV identificados. Su terreno abarca las aproximadamente 40 millas de la autopista desde la frontera con el condado de Kern hasta el sur de Santa Clarita.

Si bien los agentes buscan a cualquier criminal, casi todos los arrestos son por delitos relacionados con las drogas. La Autopista 5, señalan, es un conducto para que los cárteles transporten drogas a través de la costa oeste y regresen a México con dinero en efectivo de las ventas de narcóticos y armas compradas en Estados Unidos.

El Times analizó los datos de cada detención en el tránsito registrada por el equipo desde 2012 hasta el final de 2017 —más de 9,000 en total— y detectó que los conductores latinos representaron el 69% de éstas. Aunque a dos tercios de los automovilistas latinos que fueron detenidos se les registraron sus vehículos, los autos pertenecientes a todos los demás conductores fueron registrados en menos de la mitad de las veces.

Según el análisis de The Times, los agentes hallaron drogas u otros artículos ilegales en los coches de los latinos a una tasa que no fue significativamente mayor que la de los conductores blancos o negros.

En la misma sección de la autopista, los oficiales de la Patrulla de Caminos de California (CHP, por sus siglas en inglés), que controlan las infracciones de tránsito, detuvieron a casi 378,000 automovilistas durante el mismo período; el 40% de todos ellos fueron latinos.

Las acusaciones de discriminación racial por parte de la policía son comunes, pero para los investigadores que evalúan datos de las paradas de tráfico es difícil demostrar con certeza que los oficiales apuntan selectivamente a una raza u origen étnico.

En el caso del equipo de carreteras del Departamento del Sheriff, los expertos dijeron que utilizar a la población del condado L.A. —latina en un 48%— como un punto de referencia sería engañoso. Idealmente, señalaron, deberían saber el desglose racial de todos los conductores en la sección particular de la Autopista 5.

Advertisement

El hecho de que los hispanos marcaran un porcentaje tan pequeño de detenciones por parte de los oficiales de CHP en el mismo tramo indica claramente que el equipo del Departamento del Sheriff apuntaba al grupo, según varios expertos en temas raciales que revisaron los hallazgos de The Times.

Lael Rubin, miembro de la Comisión de Supervisión Civil del Sheriff y exsupervisora de la oficina del fiscal de distrito, se sintió "horrorizada" después de leer el artículo de este periódico, y espera que la comisión discuta el tema cuando se reúna, en noviembre.

Otro comisionado, Sean Kennedy, indicó que los hallazgos del periódico son particularmente preocupantes dado que casi la mitad de los casos federales por drogas del equipo de carreteras fueron desestimados debido a las tácticas cuestionables "de los agentes y los problemas de credibilidad".

"Como mínimo, las estadísticas plantean una inferencia de temas raciales que debería investigarse", expuso Kennedy, director ejecutivo del Centro de Derecho y Política Juvenil de la Escuela de Derecho de Loyola. "La discriminación racial y el falso testimonio en la corte van de la mano".

A los oficiales se les enseña en la academia de entrenamiento que la discriminación racial es ilegal, aseveró el teniente retirado Alex Villanueva, quien se postula contra McDonnell en las elecciones de noviembre para sheriff. Villanueva dijo que tendría que ver los datos sin procesar para saber si el equipo de control de caminos está violando los derechos de los conductores latinos.

"Cada agente por derecho propio puede estar haciendo lo que cree que debería hacer", expresó. "Sin embargo, al observar la totalidad de lo que está sucediendo, hay que mirar las estadísticas y preguntarse: ¿Es esto un costo que la sociedad está dispuesta a asumir? ¿Es justificable?".

En una declaración, Kathryn Barger, supervisora del condado, cuyo distrito incluye el tramo de la Autopista 5 patrullada por ese grupo, elogió los esfuerzos de la unidad para eliminar las drogas y ayudar a las víctimas de la trata de personas. "Sin embargo, ningún individuo inocente debe ser objeto de ataques irrazonables o de búsquedas y confiscaciones inconstitucionales", aseveró.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement