Advertisement

El tiroteo en Bakersfield que dejó seis muertos es "la nueva norma", dice el sheriff

A gunman killed five people in back-to-back shootings in Bakersfield.

El sangriento ataque de un pistolero en Bakersfield puede haber sido desencadenado por un triángulo de amor que involucró al tirador, su esposa separada y un compañero de trabajo, relató un testigo.

Mientras los investigadores intentan reconstruir la violenta secuencia de eventos que dejaron a seis personas muertas, incluido el pistolero, el sheriff del condado de Kern, Donny Youngblood, dijo a los periodistas que el episodio parecía ser parte de una tendencia nacional.

Advertisement

"Esta es la nueva normalidad si observas este tipo de tiroteos en todo el país", dijo Youngblood a los periodistas en una conferencia de prensa.

Los tiroteos, en múltiples ubicaciones que abarcaron aproximadamente tres millas, comenzaron poco antes de las 5:20 p.m. del 12 de septiembre, cuando el hombre armado, identificado por la policía como Javier Cázares, de 54 años, abrió fuego y mató a su ex esposa, Petra Maribel Bolaños de Cázares, de 45 años, y Antonio Valdez, de 50, dentro de la empresa T & T Trucking, en Manwell Boulevard.

Advertisement

Momentos después, otro hombre, Manuel Contreras, de 50 años, se presentó en el negocio y fue perseguido por el pistolero.

Manny Meza, conductor de otro negocio de camiones que se encuentra a pocos pasos de distancia, dijo que estaba trabajando cuando escuchó los disparos. Pensó que el primer disparo podría haber sido el estallido de un neumático, pero cuando salió para investigar, vio al pistolero persiguiendo a un hombre y disparando.

"Estaba disparando contra el hombre y persiguiéndolo en círculos", dijo Meza.

Cázares siguió a Contreras a la tienda cercana de Bear Mountain Sports y le disparó fatalmente, dijeron las autoridades.

Advertisement

Meza agregó que otros empleados le dijeron que el pistolero trabajaba en T & T Trucking y sospechaba que su ex esposa estaba teniendo una aventura con uno de sus compañeros de trabajo.

Aproximadamente 15 minutos después del primer tiroteo, la policía recibió una llamada que indicaba que el pistolero había aparecido en una casa en la cuadra 9400 de Breckenridge Road y abrió fuego, matando a Laura García, de 31 años, y Eliseo Cázares de 57. Minutos después, el pistolero secuestró a una mujer que conducía con un niño.

Ambos lograron escapar cuando el pistolero se dirigió a Edison Highway, donde fue descubierto por un agente, declaró la policía.

El tirador se detuvo en el estacionamiento de un taller mecánico y, cuando el oficial se acercó, bajó del auto y se pegó un tiro en el pecho.

Las autoridades aún deben confirmar el motivo del ataque inicial, pero han caracterizado el incidente como una "tragedia de violencia doméstica".

"Obviamente hay algún tipo de situación que causó que el marido se sintiera extremadamente molesto", dijo Youngblood, y agregó que cree que existe una relación entre los involucrados. "Obviamente, estos no son tiroteos al azar".

"Tenemos cinco escenas diferentes y varios detectives reuniendo todas las piezas e intentando llegar a una narración coherente de lo que ocurrió y de las relaciones entre ellos", dijo el teniente Mark King del sheriff.

El incidente es ahora el tercer tiroteo más mortal en la nación en 2018, detrás del ataque Marjorie Stoneman Douglas High School en Florida, que dejó 17 personas muertas, y el tiroteo en Sante Fe High School en Texas, que mató a 10.

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement