Advertisement

En Inland Empire de California, menos de la mitad de los empleos pagan un salario digno

En Inland Empire de California, menos de la mitad de los empleos pagan un salario digno
Un trabajador en un centro de distribución de Amazon en San Bernardino en 2016. Recientemente, esta compañía aumentó su salario base a $ 15 por hora mientras recortaba los bonos y los planes de acciones. (Gina Ferazzi / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

A primera vista, la economía del Inland Empire se ve optimista.
La vasta área que abarca los condados de Riverside y San Bernardino ha agregado 200,000 empleos desde el pico de la recesión.

Las nóminas de pago están aumentando a una tasa anual de 2.5%, más rápido que en el vecino condado de Los Ángeles o de California en general.

Advertisement

La tasa de desempleo se ha reducido al 4.1%, y el espectacular crecimiento de las industrias de almacenamiento y transporte parece imparable, impulsado por el apetito de comercio electrónico de la región junto con el hecho de que, a pesar de la actual disputa comercial con China, el complejo portuario de Los Ángeles y Long Beach sigue siendo el principal centro de importaciones de toda Asia.

Pero un informe publicado el 4 de diciembre por el nuevo Centro para la Innovación Social de la Universidad de California en Riverside, "El estado del empleo en Inland Empire", presenta un panorama sombrío de los problemas detrás de las estadísticas generales.

Advertisement

"Nuestra región se ha recuperado en términos de creación de empleos", dijo Karthick Ramakrishnan, el profesor de política pública y ciencias políticas que fundó ese centro de estudios en 2018.

"Pero no debería ser inevitable que estemos condenados a empleos de bajos salarios, menos beneficios y trabajadores eventuales", señaló.

El informe, basado en datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos y estudios académicos, encontró que:

  • A pesar de los costos de vivienda más bajos en Inland Empire que en los condados de la costa, solo 4 de cada 10 empleos pagan lo suficiente para que las familias puedan subsistir.

  • Las tasas de pobreza en Riverside (15.3%) y San Bernardino (17.6%) fueron más altas en 2017 que antes de la Gran Recesión, y la desigualdad de ingresos aumentó de 2010 a 2016.

  • 350,000 residentes se desplazan a empleos fuera de la región, debido a la escasez de oportunidades laborales con buenos salarios.

  • Solo 151 de cada 1,000 estudiantes de primer año de preparatoria terminan una carrera universitario de cuatro años.

El centro de distribución de Amazon en San Bernardino durante el CyberMonday en 2016. (Gina Ferazzi / Los Angeles Times)
El centro de distribución de Amazon en San Bernardino durante el CyberMonday en 2016. (Gina Ferazzi / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

"En comparación con los empleados en el resto del sur de California y en todo el estado, los trabajadores de Inland Empire tienen tasas más altas de pobreza e ingresos, porcentajes más bajos en empleo de tiempo completo y por año, y porcentajes más bajos con seguro de salud proporcionado por el empleador", indica el informe.

Advertisement

Sin duda, la tasa de desempleo de Inland Empire, que alcanzó el 14.4% en la época de la desaceleración en julio de 2010, se ha desplomado. En Riverside, el número de empleos creció un 33% desde 2010 hasta 2017. En San Bernardino, creció un 29%. A nivel estatal, el aumento fue del 23%.

El informe rastrea la historia económica de la región, que desangró los empleos de manufactura a medida que la competencia global se afianzaba. Kaiser Steel en Fontana una vez empleó a más de 9,000 trabajadores sindicalizados bien pagados en su fábrica de acero y en su mina de mineral de hierro. Ambas cerraron en 1983.

El cierre de bases militares también tuvo un costo. Durante un período de dos años, de 1991 a 1993, se perdieron 32,000 empleos con el cierre de la Norton Air Base y la fábrica de misiles guiados de Pomona y la reducción de la March Air Force Base.

"Sin acceso a empleos locales, un número creciente de residentes de Inland comenzó a desplazarse a empleos en los condados costeros", dice el informe, "mientras que un número al alza de trabajadores de la costa se mudaron al interior en busca de viviendas más baratas".

En esta década, dos sectores han representado la mayor parte del crecimiento del empleo en la región.

Más de 85,000 nuevos empleos, una cuarta parte de la expansión de la nómina de 2010 a 2017, se encuentran en la atención médica. El aumento se debe a la Ley de Cuidado de Salud Asequible de 2010, que brindó seguro médico a decenas de miles de residentes de Inland Empire, muchos de los cuales trabajan para compañías que no lo brindan.

Además, a medida que la generación 'baby boomers' ha envejecido, los residentes mayores requieren más atención, incluso a través de una fuerza laboral en expansión de trabajadores de atención médica domiciliaria pagados a través de Medi-Cal en California.

La Universidad de Loma Linda está gastando $ 366 millones para construir dos hospitales: una instalación para niños con 373 camas, y un hospital para adultos de 16 pisos que será el edificio más alto del condado de San Bernardino. Una nueva escuela de medicina de UC Riverside graduó su primera clase en junio de 2017.

Advertisement

"Con estos proyectos, la asistencia sanitaria creará empleos de clase media", dijo Ramakrishnan.


El sector de transporte y almacenamiento agregó 68,000 empleos en el mismo período, el segundo mayor número después de la atención médica. Amazon, con 13 almacenes masivos, es ahora el empleador más grande de la región, con cerca de 18,000 trabajadores.

Ante la escasez de mano de obra debido a la caída del desempleo, en noviembre la compañía elevó su salario base a $ 15 por hora, al tiempo que recortaba los bonos de los trabajadores y los planes de acciones.

Pero mientras $ 15 por hora es más alto que el salario mínimo actual del estado ($ 11 por hora para las grandes empresas, aumentando a $ 12 el 1 de enero), no proporciona lo que los economistas llaman un "salario digno" en la región, según el informe.

De acuerdo con un estándar ampliamente utilizado, que fue creado por MIT para medir los costos de vida y salarios locales en una familia de cuatro miembros que viven en Inland Empire con dos adultos que trabajan, cada padre debe ganar aproximadamente $ 18 por hora, o aproximadamente $ 37,000 por año, para llegar a fin de mes.

Según el informe, "solo el 38% de los empleos en Inland Empire" pagan $ 36,000 o más al año.

Un estudio de caso en el informe describe una familia en la que ambos padres son miembros de Teamsters en un almacén de Stater Bros. en San Bernardino.

La madre gana $ 26 por hora, con un bono de $ 13 por hora en períodos de alta productividad, junto con un seguro de salud, una pensión, días de enfermedad y cuatro semanas de vacaciones pagadas.

Por el contrario, su hija, que trabaja en Amazon, gana mucho menos con menores beneficios, según el estudio, y no puede pagar el seguro de salud de Amazon, que requeriría primas que ascienden a aproximadamente la mitad de su salario de tiempo completo.

Una quinta parte de todos los trabajadores en el área metropolitana de Riverside-San Bernardino-Ontario pertenecen a sindicatos.

La membresía sindical ha crecido un 26% en la última década, aun cuando la sindicalización en todo el estado se ha mantenido estable. Pero gran parte del crecimiento ha sido entre los empleados públicos en salud, servicios sociales y educación.

El sindicato de Teamsters Local 1932, con 14,500 trabajadores del sector público en la región, recientemente sindicalizó a 500 especialistas en educación infantil en la división preescolar de San Bernardino, elevando sus salarios con un primer contrato este 2018.

Ningún empleado de Amazon está sindicalizado, y "los trabajadores no sindicalizados están luchando para completar sus gastos a fin de mes", dijo Ellen Reese, profesora de sociología y coautora del informe. "Los trabajadores, los sindicatos, las organizaciones comunitarias y los empleadores deben trabajar juntos para mejorar las condiciones laborales".

"Mejorar los ingresos, los beneficios y la estabilidad laboral de los trabajadores en Inland Empire no solo ayudaría a reducir la pobreza, sino que también aumentaría el gasto de los consumidores y los ingresos locales, creando efectos positivos para la economía regional", concluye el informe.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement